“Aquí no nos amedrentan con violencia”: Duque, tras ataque a helicóptero presidencial

La aeronave del presidente fue atacada cuando llegaba a Cúcuta después de hacer una visita al municipio de Sardinata, en la zona del Catatumbo.

El presidente Iván Duque estuvo hoy en el municipio de Sardinata, Norte de Santander, para atender una de las llamadas jornadas Paz con Legalidad, donde habló de las inversiones en la zona del Catatumbo. El ataque al helicóptero se presentó cuando Duque ya había terminado el evento y estaba de regreso a Cúcuta.

“El helicóptero presidencial fue víctima de un atentado. Nos encontrábamos en el helicóptero el señor ministro de la Defensa [Diego Molano], el señor ministro del Interior [Daniel Palacios], el gobernador de Norte de Santander [Silvano Serrano Guerrero] y mi persona”, declaró Duque tras el ataque.

En contexto: Cúcuta, una bomba de tiempo

“Tanto el dispositivo aéreo como la capacidad de la aeronave evitaron que ocurriera algo letal”, agregó el primer mandatario, que calificó el ataque como “un atentado cobarde”.

“Una vez más reiteramos que, como Gobierno, no vamos a desfallecer un solo minuto, un solo día, en la lucha contra el narcotráfico, contra el terrorismo y contra los organismos de criminalidad organizada que operan en el país”.

“Aquí no nos amedrentan con violencia, ni nos amedrentan con actos de terrorismo. Nuestro Estado es fuerte, Colombia es fuerte para enfrentar estas amenazas”, advirtió el presidente Duque.

Por último, el primer mandatario anunció que dio la orden de encontrar a los que cometieron el ataque. “Seguiremos trabajando todos los días y demostrando que el Estado hace presencia en cualquier lugar del territorio. Le he dado instrucciones muy claras a todo el equipo de seguridad de ir detrás de quienes dispararon contra la aeronave y pusieron en riesgo también la vida de otras personas”.

¿Qué dijo Duque en el Catatumbo?

En el evento, antes del ataque, Duque también habló de las cifras de erradicación, a propósito del informe de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de Estados Unidos, que indica que en 2020 Colombia llegó a 245.000 hectáreas cultivadas de coca, la cifra más alta desde 2010.

Según el presidente, el gobierno de Joe Biden es consciente que, además del aumento de los cultivos, también ha crecido el consumo en el país norteamericano.

Entre lo más fuerte que dijo Duque estuvo relacionado con la violencia contra el transporte público: “Hoy se han conocido amenazas de algunos grupos que le dicen a la ciudadanía que van a atentar contra el transporte público, que van a destruirlo (…) El que atente contra el transporte de los ciudadanos y el que amenace el transporte de los ciudadanos es un criminal y como tal se va a perseguir y se va a judicializar”.

1 Comentarios