AstraZeneca, entre el escepticismo y la efectividad

Mientras que médicos y autoridades sanitarias respaldan el uso de esta vacuna, en las calles hay desconfianza sobre su efectividad. Ciudadanos manifiestan temor por los posibles efectos secundarios. ¿Cuál es la realidad de este biológico?

Esta vacuna contra el covid-19, desarrollada por la farmacéutica inglesa del mismo nombre y la Universidad de Oxford, ha enfrentado acusaciones por la reacción adversa que generó en algunos pacientes que advirtieron casos de trombosis tras la vacunación. Hasta el momento, a Colombia han llegado más de 2,2 millones de dosis de esta referencia.

Aunque los expertos aseguran que los casos negativos son estadísticamente irrelevantes y que los beneficios de la vacuna son mayores, en las calles muchas personas la han descartado e incluso prefieren no inmunizarse si la única opción disponible es AstraZeneca.

Varios expertos han considerado necesario que figuras políticas se vacunen con este biológico para generar mayor confianza en las personas y lograr avances efectivos en los planes de vacunación. El pasado 19 de marzo, el presidente Iván Duque manifestó públicamente que se aplicaría esta vacuna para disipar las dudas sobre la coagulación de la sangre.

Puede leer: El covid-19, la pandemia que desnudó las desigualdades de la economía global (análisis)

“Se lo digo con mucha claridad, si el hecho de que yo como presidente de la república me ponga la vacuna de AstraZeneca para dar seguridad sobre ese tipo de vacunas, usted lo estima conveniente, lo haré en el momento que me lo indique”, fueron las palabras del mandatario ante el ministro de Salud, Fernando Ruiz, en uno de los programas de Prevención y Acción.

Sin embargo, este domingo, Duque fue vacunado contra el covid-19 en el Hospital Militar con una dosis de Pfizer, otra de las farmacéuticas que distribuyen vacunas en el país. Figuras como el expresidente Álvaro Uribe también recibieron el biológico de Pfizer.

Por ahora, solo se conoce que Daniel Quintero, alcalde de Medellín, se aplicó la primera dosis de AstraZeneca. En México, el mandatario de ese país, Andrés Manuel López Obrador, completó su esquema de vacunación este martes con la segunda dosis de la vacuna británica.

Pero más allá del respaldo que puedan dar políticos o artistas a la vacuna, médicos y epidemiólogos denuncian que existe mucha desinformación al respecto. En varios países de Latinoamérica se denunció la circulación de información falsa sobre este biológico.

¿Por qué persisten las dudas?

La polémica con esta vacuna empezó el pasado 8 de septiembre de 2020, cuando la casa farmacéutica suspendió los ensayos globales del biológico por un caso adverso grave. Aunque las pruebas se reiniciaron a los pocos días, ese evento fue solo el primero de una larga lista de altibajos para la empresa británica.

En febrero de 2021, AstraZeneca recibió el aval de importantes autoridades sanitarias, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Administración de Productos Terapéuticos de Australia (TGA), Health Canada, entre otros. Sin embargo, al mes siguiente, países como Austria, España, Dinamarca y Noruega suspendieron su uso.

Con corte al 11 de marzo de 2021, se habían documentado cerca de 30 casos de episodios tromboembólicos entre las casi 5 millones de personas que recibieron las dosis de AstraZeneca en la Unión Europea. En Reino Unido, entre los 20 millones de personas vacunadas con el biológico, 79 pacientes sufrieron coágulos y 19 de ellos murieron.

Recomendado: ¿Por qué es tan importante la llegada de las vacunas de Janssen a Colombia?

El pasado mes de abril, las autoridades de ese país decidieron no administrar la vacuna a los menores de 30 años. “Para los jóvenes, el beneficio directo de la vacuna es menor. Entonces es inevitable que este balance se incline en algún contexto determinado”, dijo el científico británico David Spiegelhalter.

En Chile, este martes, tras un caso de trombosis, las autoridades suspendieron la inoculación de segundas dosis con la vacuna de AstraZeneca a menores de 45 años, quienes ahora recibirán la de Pfizer. En Italia y Grecia, el suero solo está autorizado para mayores de 60 años.

Efectiva contra las variantes

En medio del difícil panorama, el biológico recibió un espaldarazo por cuenta de varias investigaciones que confirmaron un 92 por ciento de prevención en los casos de hospitalización por la variante Delta del Coronavirus, anteriormente conocida como variante india.

En los análisis, AstraZeneca también evidenció eficacia contra la variante Alpha, detectada en Inglaterra. En este caso, los datos muestran una reducción del 86 por ciento de las hospitalizaciones y ningún caso de muerte.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés) dijo que “la desinformación está dando vueltas, pero esta es la situación: el balance beneficio versus riesgo de la vacuna AstraZeneca es positivo y sigue autorizada para todas las poblaciones”.

Por ahora, las autoridades insisten en que los beneficios superan cualquier riesgo de sufrir problemas de coágulos sanguíneos. Algunos estudios aseguran que la incidencia de estos casos es de 0,0002, es decir que, de cada medio millón de personas vacunadas con AstraZeneca, solo una reporta eventos adversos. Los médicos recalcan que es más probable tener un evento trombótico si se padece de covid-19. 

Le puede interesar: Vacunación masiva desde julio, la nueva meta del Gobierno

Un nuevo golpe

AstraZeneca anunció este martes que sufrió un revés en el desarrollo de un tratamiento contra el covid-19, cuya eficacia en personas expuestas al virus no ha sido probada. Se trata del tratamiento con anticuerpos denominado AZD7442, que apunta a prevenir y tratar la enfermedad.

“El ensayo no logró el objetivo principal de prevenir los casos sintomáticos de covid-19 después de la exposición” al virus, dijo AstraZeneca en un comunicado. El tratamiento se encontraba en la fase 3 de desarrollo, es decir, en ensayos clínicos a gran escala para medir su seguridad y eficacia.

Los 1.121 participantes eran adultos mayores de 18 años que no estaban vacunados y que habían estado expuestos a una persona infectada durante los ocho días anteriores. El tratamiento redujo el riesgo de desarrollar el covid-19 con síntomas solo en un 33 %.

También puede leer: China, Rusia y las futuras pandemias: los temas protagonistas del segundo día del G7

6 Comentarios