Brasil, sede de Copa América en medio de protestas y crisis de coronavirus

El paro en Colombia y el coronavirus en Argentina fueron las razones para descartar a ambos países como sedes. Sin embargo, Brasil aún tiene una situación sanitaria crítica y vive fuertes manifestaciones.

La decisión de la Conmebol de escoger a Brasil como sede de la Copa América le echó más gasolina a una polémica que ya estaba encendida cuando se descartó a Colombia, sobre todo porque las fechas del torneo no cambiarán, lo que indica que se jugará desde el 13 de junio.

Unas horas antes, el ente rector del fútbol sudamericano había anunciado que, debido “a las circunstancias presentes”, Argentina ya no recibiría la Copa América.

En contexto: Adiós a la Copa América, Conmebol le quita el torneo a Colombia

Las razones que esgrimió la Conmebol para descartar a Argentina han generado una gran molestia porque la situación del coronavirus en Brasil sigue siendo crítica pese a los avances en la vacunación. Además, la noticia se conoce justo después de las masivas protestas contra el presidente Jair Bolsonaro que se desarrollaron el sábado pasado. A esto se suma que la Conmebol había recibido solicitudes formales para aplazar el torneo hasta fin de año.

Coronavirus en Brasil vs. coronavirus en Argentina

Brasil es el segundo país con más muertes por covid-19: 461.931, según datos oficiales del Ministerio de Salud. Argentina, por su parte, registra 77.456. Respecto a casos totales de contagios, el primero suma 16’515.120 y el segundo, 3’753.609. Estas cifras, sin embargo, se deben comparar con la cantidad de habitantes en cada país.

Brasil registra 216 muertos por covid-19 por cada 100.000 habitantes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Argentina, por su parte, tiene 170 fallecimientos por 100.000 habitantes.

En el caso de contagios por 100.000 habitantes, en Brasil se reportan 7.712 y en Argentina 8.192.

Lea también: Fracaso del fútbol colombiano en Libertadores, otra crisis en medio de la crisis

Sin embargo, la cifra más diciente es la de ocupación de camas de cuidado intensivo (UCI). En Argentina, está en 77,5 por ciento. En Brasil, al menos 19 estados tienen ocupaciones superiores al 80 por ciento, según datos de Fiocruz, el organismo oficial que le hace seguimiento al coronavirus. Río de Janeiro y Sao Paulo, que serían sedes de partidos de Copa América, tienen las UCI al 83 y 80 por ciento, respectivamente.

Además, de acuerdo con Fiocruz, la pandemia se podría agravar durante las próximas semanas en Brasil y se estiman unas 2.200 muertes diarias. Mejor dicho, la Copa América llegará justo cuando el gigante sudamericano podría estar pasando por una nueva ola de coronavirus.

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, autorizó la Copa América en medio de la crisis por coronavirus y las protestas en su contra. Foto: AFP

Rechazo en Brasil

La noticia de la Copa América en Brasil llegó de forma sorpresiva justo cuando ese país vive fuertes protestas contra Jair Bolsonaro, algo que llama la atención porque precisamente el paro nacional fue una de las razones por las que Colombia fue descartada como sede.

En efecto, el gobierno de Bolsonaro mostró su interés de quedarse con la organización del torneo en momentos en que se rumoraba que Estados Unidos podría ser la nueva sede, puesto que el país norteamericano tiene un gran avance en la vacunación y varios estadios ya están recibiendo aficionados.

Esta decisión ha sido muy criticada por opositores de Bolsonaro, como la diputada Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores y jefe de gabinete durante el gobierno de Dilma Rousseff. Hoffmann resaltó la gravedad de haber autorizado la Copa América justo cuando su país se acerca a una tercera ola de contagios.

En un sentido similar se manifestó el diputado Júlio Delgado: “Cuando vi en las noticias que Argentina renunciaba a la Copa América, pensé que la traerían acá. La Conmebol necesitaba a una persona como mucha irresponsabilidad, como Bolsonaro”, dijo Delgado a Folha de São Paulo.

Y en redes ya empieza a tener fuerza el hashtag #NaoVaiTerCopa, con el que cientos de ciudadanos buscan oponerse a la Copa América en Brasil.

Por ahora, Brasil será por segunda vez consecutiva sede de la Copa América (organizó el torneo en 2019), mientras muchos se preguntan: ¿por qué la Conmebol escogió como sede a un país que reúne las dos razones por las que Argentina y Colombia fueron descartados?

5 Comentarios