César Pachón denuncia que ataque a la minga fue una “emboscada planificada”

El representante a la Cámara aseguró que civiles armados, con el apoyo de policías y militares, organizaron una redada para atacar con armas de fuego a los indígenas el pasado 9 de mayo. 

Este viernes, el congresista César Pachón presentó un video en sus redes sociales con varios videos y audios que, a su juicio, demuestran la supuesta coordinación de civiles armados para atentar contra cientos de mingueros que protestaban y apoyaban el paro nacional en Cali.

Según Pachón, los hechos ocurridos tienen varias características que permiten identificar un plan orquestado días atrás. “Había hombres armados, bloqueos organizados, carros con placas cubiertas, permanente comunicación entre los civiles y ausencia de policías”, dice el representante, quien también asegura que estos elementos demuestran una “complicidad policial y militar”

Puede leer: La incertidumbre por los desaparecidos en el paro nacional. Aún no hay una lista oficial

Entre las pruebas presentadas hay grabaciones que dejan ver a los civiles disparando, así como a algunos mingueros heridos. En los videos se oye a varios indígenas decir que son los policías quienes les disparan; “me dieron”, se alcanza a escuchar en una de las grabaciones presentadas por el congresista. 

Pachón también publicó un audio de WhatsApp en el que se escucha a un hombre comentar el supuesto plan del domingo 9 de mayo. “Nos vamos a reunir a las 5:00 de la mañana con armas, hay apoyo del ejército y policía también, hay que irse de negro, con cacucha, tapabocas y placas de los carros tapados, ya tenemos autorización para eso”, dice la persona. 

La investigación relata cómo un grupo de mingueros proveniente de Santander de Quilichao fue retenido antes de llegar al río Jamundí por tres camionetas blancas con las placas cubiertas. En ese punto, varios hombres armados impidieron el paso de cuatro chivas con 400 indígenas, entre ellos el consejero Harold Secue, quien cuenta que los sujetos se comunicaban constantemente con otras personas y aseguraban estar llamando a la policía. 

Recomendado: El dilema de los campesinos bloqueados por el paro

Secue habría informado la situación a sus compañeros reunidos en la Universidad del Valle, por lo que estos se desplazaron hasta el río Jamundí para ayudarlos. En el trayecto se encontraron con más bloqueos de civiles en el sur de Cali, en el sector de Ciudad Jardín. En este lugar se grabaron varios videos que circularon el domingo en redes y que muestran a algunas personas disparando o atropellando a los indígenas.

https://twitter.com/JulianJaraUribe/status/1391494080950153218

Otro de los episodios que asegura haber investigado el representante César Pachón es el de un conjunto residencial en Pance, el cual, según denuncias de los habitantes, fue vandalizado por la minga en un intento de robo. Para el congresista la versión es diferente, pues relata en su investigación que los indígenas perseguían a un hombre que minutos antes les había disparado. Pachón refuerza sus argumentos con videos de la comunidad donde se escucha la misma versión. 

Otra de las acusaciones va dirigida a la Policía por la presunta connivencia de uniformados que acompañaban a los civiles armados o escoltaban las camionetas blindadas y no impidieron disparar. Además, denuncia que la fuerza pública apareció formalmente solo 40 minutos después sin prestar atención a las quejas de los mingueros. 

Pachón asegura que todo se veía muy ordenado y planeado. “No son vecinos que les gustan las armas, es una organización de personas con formación militar y coordinados entre sí. Disparan y disfrutan hacerlo, saben que la guardia indígena no está armada”, afirma. 

El 9 de mayo varios habitantes de Cali salieron a la calle a recriminar la presencia de los indígenas en la ciudad, incluso usando algunos insultos discriminatorios. Ese día resultaron heridos 12 integrantes de la minga en la Avenida Cañasgordas, entre ellos la joven lideresa Daniela Soto. 

Puede leer: Daniela Soto Pito, la filósofa de los nasa que se debate entre la vida y la muerte

Diario Criterio habló con el representante Pachón le preguntó por las graves denuncias que lanzó sobre la supuesta complicidad policial y criminal. 

D.C.: ¿Cómo se realizó esta investigación y cuáles son los argumentos que sustentan?

C.P.: Yo estaba ese fin de semana en la ciudad de Cali con los compañeros de la minga y me di cuenta de los hechos. También empecé a escuchar las declaraciones de los indígenas y decidimos investigar con mi equipo porque creíamos que había un ‘gato encerrado’. Vimos una complicidad desde el Gobierno nacional con las fuerzas policiales para desarticular el paro y estigmatizar la minga. 

D.C.: Usted afirma que los civiles armados en Cali tenían un plan muy ordenado, ¿Quiénes lo estaban liderando?

C.P.: Identificar puntualmente el cerebro de esa emboscada es difícil, pero cuando usted ve la Policía al lado de los civiles pues sabemos que tuvieron algo que ver. Concluimos que todo fue un plan articulado para justificar la militarización y atacar las barricadas de los manifestantes. 

D.C.: Puntualmente, ¿cuáles son las pruebas que sustentan su investigación?

C.P.: Lo más importante son los videos en los que se ve la fuerza pública protegiendo a los civiles armados, eso nos deja ver que sí está el Gobierno involucrado. También utilizaron el secuestro, porque retuvieron la caravana del dirigente Harold Secue para hacer que los demás miembros de la minga se movilizaran a ese sector. 

D.C.: Su denuncia es grave, ¿la llevará a instancias judiciales?

C.P.: Lo que pasa es que la Fiscalía y los diferentes organismos de la ley están manejados por el Gobierno nacional. Entonces vamos a colocar las denuncias porque es un requisito, pero vamos a ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y a Naciones Unidas, porque existen unos protocolos internacionales que protegen a las comunidades indígenas. El peso de esto estará en las denuncias en el exterior. Hasta el momento no se ha capturado a una persona y siguen libres con armas en las manos, auspiciados por el Gobierno. Prácticamente vienen siendo grupos paramilitares. 

Le puede interesar: Las diez parábolas del arzobispo de Cali sobre el paro, el gobierno y el país

0 Comentarios