El peligroso grupo neonazi que está detrás del ataque a la escalera de la diversidad

Salpicadas con pintura blanca aparecieron la semana pasada las escaleras de la calle 89 con carrera Séptima, las mismas que habían sido pintadas con la bandera del orgullo y nombradas “Escalera de la diversidad”.

El responsable sería el autodenominado Comando Radical Nacionalista (CRN), el mismo grupo que hace unos meses pegó carteles con mensajes xenófobos contra los venezolanos en Bogotá. 

Estas escaleras fueron transformadas dentro de un acto de memoria para recordar las víctimas de la violencia de la población LGBTIQ, pero también, una forma de rechazar la discriminación, promover la defensa de los derechos humanos y el respeto a la diversidad.

El sabotaje del pasado domingo, junto a frases marcadas en las paredes como “marica fuera” y las siglas del nombre del grupo generaron la indignación de los ciudadanos, especialmente de esta población. 

Alejandro Michells, abogado y coordinador de la mesa LGBT en Bogotá, le dijo a Diario Criterio que la intervención se inició el 30 de junio y terminó la primera semana de julio, cuando se dejó la bandera trans.

Leer: “Pese al acuerdo de paz, no hay condiciones para liderazgos LGBT”: Caribe Afirmativo

Michells dice que el ejercicio fue concertado con la comunidad y contaba con todos los permisos necesarios, bajo el liderazgo del concejal de Bogotá Luis Carlos Leal: “Este fue un proceso colectivo, comunitario y no una acción gubernamental. El acto del CRN está cargado de odio, discriminación y deslegitimación”.

El concejal dijo que la única respuesta es el “rechazo frente a esta actitud violenta y discriminatoria hacia la población LGTBIQ+. Seguiremos luchando por la igualdad y nuestros derechos”.

De igual forma, la Secretaría Distrital de Integración Social también repudió “estos actos que invitan y promueven el odio”. 

Queda claro que este no es un hecho menor. Por el contrario, es una evidencia de la violencia y la discriminación que cobran vidas de las personas LGBTI en el país.

De hecho, la Defensoría del Pueblo alertó, a finales de junio, que entre 2020 y 2021 al menos 98 personas LGBTI han sido asesinadas. Asimismo, como lo cita Michells, “las cifras presentadas este año por Colombia Diversa muestran que los dos últimos años fueron los más violentos para esta población”.

Le puede interesar: Series orgullosamente LGBT

¿Qué es el Comando Radical Nacionalista (CRN)? 

Aparentemente los miembros de esta organización se caracterizan por tener una ideología extremista y xenófoba, evidenciada en mensajes de odio.

Isaac Morales Pérez, coordinador de la línea de seguridad urbana de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), le dijo a Diario Criterio que este grupo funciona más como una pandilla motivada por una ideología, que un grupo armado organizado.

Heidy Sánchez, concejala de Bogotá, los definió como una “pandilla neonazi” y denunció que son los mismos que en marzo de este año pegaron por la ciudad carteles con mensajes xenófobos.

El investigador de Pares resalta que este año también se conocieron denuncias en Bosa sobre los panfletos con amenazas a la población migrante.

Sus mensajes xenófobos decían que a las personas venezolanas no les dieran limosna sino que les dieran bala. También atacaron a los indígenas misak. Es un ataque sistemático contra diferentes grupos poblacionales”, dice el abogado Michells.

También le puede interesar: Las bandas y organizaciones criminales que asechan a Bogotá y Cundinamarca

Morales tiene registros del CRN desde 2009, pero solo hasta enero de 2013 sus acciones alertaron a las autoridades. Esto, cuando Nicolás Gutiérrez, un joven de 16 años, integrante de la Marcha Patriótica, fue brutalmente golpeado con piedras y botellas por 30 sujetos que portaban símbolos nazis y se autodenominaban miembros del Comando Radical Nacionalista.

“Joven capitalino rapa tu cabeza, amarra bien tus botas y alístate para patear cráneos”, era la invitación que en ese entonces aparecía en su portal web. También había frases como “la basura debe ser sacada. La limpieza debe hacerse”, como lo contó El Espectador en una nota de ese año.

El entonces secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Asprilla, dijo: “No vamos a esperar que estos llamados ‘neonazis’ maten a alguien a golpes. Deben ser capturados ya”. Sin embargo, después de eso se supo poco sobre el CRN. 

“No tienen un accionar sistémico. Son una organización de carácter político e ideológico marcado por la extrema derecha, el radicalismo, el nacionalismo y un discurso de odio. Tienen un ideal de supremacía en el que atacan aquello que está fuera de sus ´parámetros´”, explica Morales.

De igual forma, el investigador advirtió que tomar acciones en su contra es complicado porque son “más difíciles de rastrear“, no se conocen sus líderes, actúan en grupo y en momentos muy específicos.

Morales recuerda que este fenómeno se evidencia en otras partes del mundo “con esa misma lógica neonazi, en Europa hay varios, especialmente en España”.

Finalmente, Juana Valentina Cabezas, investigadora del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), le dijo a Diario Criterio que hay por los menos otros ocho grupos similares en Bogotá que se reúnen en el centro de la capital.

Es importante que las autoridades tomen en serio las acciones y amenazas de este tipo de organizaciones extremistas antes de que adelanten otras acciones violentas que tiñan el piso de la capital de un color distinto al blanco.

Seguir leyendo: Las luchas de la población trans en Colombia para acceder a sus derechos

1 Comentarios

  1. Autoridades pasivas complacientes como los entes de control toleran no investigando y deteniendo a tiempo estos movimientos generadores de odio y persecucion. Lo mas probable tengan conexion con el tal empresario paramilitar de Cali que salio disparando al lado de los policias. Donde esta la fiscalia y la justicia que no ha iniciado ningun procedimiento para judiciarlo?