Italia está en la final de la Eurocopa: le ganó a España por penales

Los españoles les quitaron la pelota a los italianos y les complicaron el partido, pero la Azzurra supo mantener el 1-1 hasta el final. Ahora esperan por Inglaterra o Dinamarca.  

Durante sus primeros cinco partidos de la Eurocopa, la Italia de Roberto Mancini venía jugando muy bien. Defendía (como siempre), manejaba la pelota, creaba múltiples opciones de gol y marcaba siempre más de un gol por encuentro, gracias a sus buenos definidores.

Pero la España que no venía tan bien, y que había clasificado por penales frente a Suiza, supo complicarle la semifinal. Tanto, que luego de un 1-1 en los 90 minutos, llevó el partido a los penales, en donde Italia fue superior y ganó la serie 4 – 2. 

En contexto: España vs Italia: la semifinal más esperada de la Eurocopa 

Ahora Italia, el equipo maravilla del torneo, espera por su rival, que se definirá mañana en el partido entre Inglaterra y Dinamarca. La final se jugará el domingo, en el mítico estadio de Wembley, en Londres. 

Un partido inteligente  

Desde el inicio, el partido mostró a una España muy inteligente, que logró rápidamente controlar el juego de Italia. Y eso que la primera ocasión fue de la Azzurra: un disparo de Nicoló Barella que pegó en el travesaño, pero que el línea invalidó por fuera de juego.

Pero a partir de ahí, la pelota fue de España. Italia, que venía con un porcentaje de posesión del 70 % en sus cinco primeros partidos, pronto se encontró solo con el 33 %. 

Todo gracias al planteamiento de Luis Enrique, que sin Morata, pero con Pedri, Jordi Alba, Sergio Busquets, Koke y Dani Olmo, logró manejar la pelota y confundir a los azules. 

España tuvo muchas más opciones, con Pedri, Oyarzabal y Dani Olmo, que estuvo a punto de abrir el marcador a los 24 del primer tiempo, pero no pudo, debido a la rápida intervención del arquero Gianluigi Donnarumma. 

Le puede interesar: Inglaterra golea a Ucrania en cuartos y buscará el título en Wembley

Maniatada e incapaz de encontrarse a sí misma, Italia acudió a la vieja fórmula, a la misma que la ha hecho famosa: una buena defensa, que permita controlar al rival, y ataques a punta de contragolpes. 

Así llegó con Emerson Palmieri, que estrelló la pelota contra el travesaño en el minuto 44, luego de un pase de Lorenzo Insigne.  

De toma y dame

El partido siguió así hasta el minuto 60, cuando el equipo de Mancini logró adelantarse en el marcador con un gol de Federico Chiesa, luego de un contragolpe italiano. 

España acusó el golpe y perdió el monopolio del balón, aunque no el impulso de atacar el área rival con peligro. Luis Enrique quiso ser aún más insistente y mandó a la cancha a Álvaro Morata.

Su cambio dio recompensa. En el minuto 80, y justo cuando Italia había logrado quitarle la pelota a los españoles y jugaba mejor, el delantero de la Juventus (que había tenido un muy mal inicio en la Eurocopa e incluso fue amenazado por no hacer goles) marcó el empate.  

Puede interesarle: Dinamarca a semifinales de la Eurocopa tras ganar 2-1 contra República Checa

España, envalentonada, se fue arriba. Pero no pudo llegar con claridad y Busquets (en un tiro de esquina) y Gerard Moreno (con un disparo desde fuera del área) erraron las únicas que tuvieron para definir.

El primer tiempo de la prórroga fue igual: España al ataque e Italia defendiendo con las uñas. La Roja, que venía de jugar dos tiempos extras en los anteriores partidos, no mostró signos de cansancio al inicio y llegó al arco rival con Morata y Llorente, pero siempre estuvo atento Donnarumma.

Para la segunda mitad de la prórroga, Italia aprovechó su mayor resto físico y atacó un poco más. Domenico Berardi incluso metió la pelota a la red, luego de una mala salida del arquero español Unai Simón, pero la jugada fue bien invalidada por fuera de juego. 

Una definición de infarto

El resto del partido se jugó con España manejando la pelota e Italia presionando en zona alta, sin que ninguno de los dos llegara a inquietar el arco contrario. Finalmente el juego terminó y se fue a penales. 

El equipo de Luis Enrique pareció arrancar bien cuando Unai Simón detuvo el disparo de Manuel Locatelli. Pero fue solo un espejismo: al disparo siguiente, Dani Olmo (uno de los mejores del partido) mandó la pelota arriba del arco y desaprovechó la ventaja. 

Le puede interesar: Brasil ya es finalista y espera a Colombia o a Argentina

Italia no la volvió a embarrar: Belloti, Bonucci y Bernardeschi metieron sus respectivos penales. Y aunque Gerard Moreno y Thiago Alcantara hicieron lo propio para España, Donnarumma se vistió de héroe y atajó el disparo de Morata.

Jorginho, uno de los mejores de Italia hasta ahora, se encargó de cobrar el disparo definitivo y lo hizo como un crack: con un pequeño salto engañó al arquero Simón, que quedó sembrado en la mitad, y con un disparo suave, metió la pelota en la red y a Italia a la final. 

Ahora Wembley se prepara para mañana con ansias: la selección local enfrentará a los daneses. En juego: un cupo a su primera final en la historia de la Eurocopa. 

Foto: AFP

3 Comentarios