“La gente habla sin saber y divulga cosas falsas”: tía de Santiago Ochoa

Martha Ochoa, tía de Santiago, desmintió que su sobrino fuera de la primera línea y cuestionó que las autoridades relacionen el crimen con el microtráfico.

La familia de Santiago Ochoa, el joven decapitado y cuya cabeza fue arrojada en las calles de un corregimiento de Tuluá, Valle, padece dos tragedias.

Por un lado, debe soportar la pérdida de un ser querido bajo esas circunstancias de barbarie y sevicia criminal; por el otro, las hipótesis que barajan las autoridades y mentiras que se tejen en redes sociales alrededor de ese doloroso crimen enturbian el ambiente y sacrifican la verdad.

Las versiones

La línea de investigación que analizan las autoridades estaría enfocada en una presunta relación con temas de microtráfico, tal como lo aseguró el propio comandante de la policía en el Valle, coronel Jorge Urquijo.

En contexto: Caso de Santiago Ochoa revive brutal práctica de decapitaciones en Tuluá

Mientras tanto, en redes sociales insisten en relacionar al joven Ochoa con la primera línea del paro en Tuluá. Incluso, algunas publicaciones aseguran que días antes habría sido capturado por miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). De hecho, el propio precandidato presidencial y líder de la Colombia Humana, Gustavo Petro, publicó un mensaje en ese sentido.

“El director de la policía, recientemente ascendido por el Senado, debe responder por este crimen. Santiago Ochoa fue detenido por el Esmad y luego su cabeza fue arrojada a una calle de Tuluá. Hemos llegado a la barbarie. Pido la más amplia denuncia mundial”, escribió Petro en su cuenta de Twitter.

De inmediato, el coronel Urquijo publicó un video para desmentir las versiones que relacionaban al Esmad con el horroroso crimen de Santiago Ochoa.

“Es importante aclarar que, una vez retornado el orden público en el municipio de Tuluá, desde hace aproximadamente un mes no existe ningún procedimiento por parte de uniformados del Esmad en este municipio. Y rechazamos contundentemente los señalamientos irresponsables que se están haciendo a través de redes sociales vinculando a nuestros uniformados con estos lamentables hechos”, precisó el coronel Urquijo.

Y el presidente Iván Duque se unió a la fila de condenas por ese atroz crimen y pidió pronta justicia: “Como país nos duele la muerte de todo colombiano, pero el atroz crimen del joven Santiago Ochoa en la ciudad de Tuluá merece todo nuestro rechazo. Las autoridades avanzan en la investigación para dar con el paradero de los responsables y que sean juzgados con determinación”, trinó Duque.

La desinformación

En medio de esa marea de trinos, mensajes y declaraciones, lo único claro en el asesinato de Santiago Ochoa es que nada está claro y su cuerpo aún no aparece. Todo ello sumado a que la Policía, inicialmente, ofreció una recompensa de apenas 10 millones de pesos para quien brinde información que permita dar con los autores del crimen.

Posteriormente, la Gobernación del Valle anunció una recompensa por 100 millones de pesos.

“No sabemos quién difundió la noticia de que Santiago era de la primera”

Diario Criterio habló con Martha Ochoa, tía materna de Santiago, quien aclaró y desmintió varias de las cosas, presuntamente falsas, que se han dicho sobre su sobrino y las circunstancias que rodearon su desaparición.

La mujer contó la historia de vida de su familia y el perfil del joven que soñaba con ser futbolista y se ganaba la vida trabajando en una ferretería de la persona que, sin ser su papá, ayudó con su crianza.

Diario Criterio: ¿Cuándo vieron por última vez a Santiago?

Martha Ochoa: “El sábado (19 de junio). Salió al mediodía de trabajar, llegó a la casa y luego salió a hacer una vuelta y ahí fue cuando no se volvió a saber de él”.

Diario Criterio: ¿Dijo para dónde iba?

M.O.: No, él había hablado con mi hermana (Miryam Ochoa, madre de Santiago) algo sobre que pensaba comprarse una motico.

Diario Criterio: ¿Es posible que ese día Santiago saliera con una gruesa suma de dinero en sus bolsillos?

M.O.: La verdad, no le sabría decir y mi hermana tampoco sabe si él en realidad llevaba una cantidad de dinero en la billetera. Él andaba en bicicleta y no encontramos ni teléfono, ni los papeles y la bicicleta tampoco; entonces no se sabe si fue por robarlo.

Diario Criterio: ¿Dónde vivía Santiago Ochoa?

M.O.: Él vivía desde hace unos mesecitos en el corregimiento de Agua Clara. No eran oriundos de allá. Ellos estaban recién viviendo allá en ese barrio que lo conforman San Francisco y La Paz. Todo eso es de ahí mismo de Agua Clara.

Diario Criterio: ¿Y antes dónde residían?

M.O.: Creo que en el barrio Victoria. Sino que, por la difícil situación económica, tuvieron que buscar un sector donde el arriendo fuera menos costoso, porque la renta aquí en Tuluá es muy costosa.

Diario Criterio: Entonces, esa zona a la que se trasladaron es muy difícil en materia de seguridad…

M.O.: Pues sí, pero no toda Agua Clara como tal es bastante difícil, porque hay unas partes que son un poco más tranquilas.

Diario Criterio: ¿Cómo recibe las versiones de autoridades en el sentido de que detrás de este crimen hay microtráfico?

M.O.: La verdad, ha sido bastante duro porque han estado informando cosas que no son en realidad. En ningún momento vi a mi sobrino en esos asuntos. No sé por qué pusieron ese tema.

Diario Criterio: ¿Por qué cree que relacionaron a Santiago con la primera línea del paro en Tuluá?

M.O.: Nosotros no sabemos quién difundió la noticia de que él pertenecía a la primera línea del paro. La gente habla sin saber y divulga cosas que son falsas.

Diario Criterio: ¿Por qué está tan segura de eso?

M.O.: Porque nosotros nunca lo vimos relacionado con lo que tenía que ver con la primera línea, y al menos yo nunca me di cuenta que él estuviera participando de alguna manifestación.

Diario Criterio: ¿Qué ha dicho su hermana al respecto?

M.O.: Pues mi hermana tampoco. En estos momentos ella no puede hablar porque perdió la voz, con todo esto que ha pasado y la depresión.

Diario Criterio ¿A qué se dedicaba Santiago?

M.O.: Él trabajaba en una ferretería del papá. Aclaro que, como tal, él (dueño de la ferretería) no es el papá, sino es el esposo de mi tía, quien lo ha criado. Entonces, no es el papá exactamente.

Diario Criterio: ¿Cuánto llevaba su sobrino trabajando en la ferretería?

M.O.: Él llevaba bastante tiempo trabajando con el papá allí. Creo que era como un año.

Diario Criterio: ¿El jefe, o sea, la persona que crio a Santiago, comentó si ese día le entregó o lo vio con una gran suma de dinero?

M.O.: No, señor, pero hasta ahora tampoco se los he preguntado porque ellos se encuentran mal por lo sucedido.

Diario Criterio: ¿Los padres de Santiago viven?

M.O.: La mamá, porque del papá no tenemos nada que ver con él. Por eso Santiago tiene solo el apellido de mi hermana, o sea su mamá, y que en la actualidad trabaja en una cafetería”.

Diario Criterio: ¿Cuántos años tenía Santiago?

M.O.: Él tenía 19 años. Aunque han estado publicando otras edades, la verdad es que él tenía 19 añitos.

Diario Criterio: ¿Era hijo único o tenía hermanos?

M.O.: Sí, una hermanita de 14 años. Ambos fueron criados solo por mi hermana porque es madre soltera y solo ha recibido la ayuda de mi tía materna y su esposo, quienes son los que le han ayudado con la crianza de mis sobrinos.

Diario Criterio: ¿Santiago estudiaba?

M.O.: No, él ya estaba graduado y era bachiller. Primero estudió en un colegio privado y luego culminó en el Gimnasio del Pacífico en Tuluá.

Diario Criterio: ¿Cómo se divertía su sobrino?

M.O.: Le gustaba mucho el fútbol y por ahí le decía a la familia que quería jugarlo. Era hincha del Deportivo Cali, porque el papá de crianza también lo era. Obviamente, le gustaba jugar play (videojuegos). Que yo lo haya visto enrumbado o tomando licor, nunca lo llegué a ver en ese estado.

Diario Criterio ¿Qué sabe de Santiago y su supuesta relación con las drogas?

M.O.: Pues yo no le puedo decir que mi sobrino tuviera algún problema de drogadicción o algo porque yo tampoco llegué a verlo.

Diario Criterio: ¿El joven Ochoa tenía pareja sentimental?

M.O.: No, tampoco le llegué a ver novia o esposa, ni nada. Siempre andaba solo.

Diario Criterio: ¿Qué tan grande es la familia Ochoa?

M.O.: Somos una familia grande, conformada por tres hermanas, pero pues Santiago solo vivía con la mamá y su hermanita.

0 Comentarios