Una multitud en Bogotá demuestra que el paro sigue teniendo mucha fuerza

Las imágenes de la concentración en el monumento a Los Héroes le dan la vuelta al mundo. Sin embargo, algunos actos de vandalismo y acusaciones contra la fuerza pública en Tunja empañaron la jornada. 

Ya casi se cumplen 20 días del inicio del paro nacional. Y si alguna persona creía que el paso del tiempo, el cansancio ciudadano con los bloqueos, los hechos violentos o la estrategia de la fuerza pública iba a desgastar a los manifestantes, estaba completamente equivocado. 

Este sábado, unas 20.000 personas se reunieron en el monumento a Los Héroes, entre la calle 80, la avenida Caracas y la Autopista Norte en Bogotá, y demostraron que la protesta aún tiene vida, y mucha. Las imágenes de la multitud, tomadas desde varios puntos de vista y con drones, fueron compartidas de forma viral en las redes sociales. 

Hasta el momento, aunque los promotores de la protesta habían logrado sacar a mucha gente a las calles, no habían logrado reunirlos de forma masiva en un solo punto. Ni siquiera en la Plaza de Bolívar, el sitio de todas las manifestaciones, había llegado tanta gente. Ahora, y con lo que pasó el sábado, es probable que Los Héroes se convierta en el nuevo punto del paro en Bogotá.

La jornada, histórica para las manifestaciones sociales en Colombia, quedó empañada al final, hacia las 11 de la noche, cuando un grupo de personas (vándalos, según la Alcaldía de Bogotá), intentaron quemar el monumento. Las autoridades, sin embargo, lograron controlar la situación. 

Una jornada tensa en Tunja 

Mientras ciudades como Bogotá y Medellín vivían una jornada en relativa calma, en la capital de Boyacá varias personas denunciaron agresiones de la policía y disturbios de algunos manifestantes. La jornada fue tensa e incluso el gobernador del departamento, Ramiro Barragán, tomó partido y condenó el uso desproporcionado de la fuerza. 

En Tunja un grupo de mujeres había organizado un plantón en la Plaza de Bolívar para protestar contra las denuncias de abuso sexual que se han presentado en las manifestaciones de parte de las autoridades. La Defensoría del Pueblo ha recibido unas 87, pero el caso de Alison Salazar, de 17 años, quien se suicidó en Popayán el jueves pasado, indignó.

Puede leer: El caso Alison, entre los 87 reportes de violencia basada en género, y que habría ejercido la Policía

El plantón en Tunja se desarrolló generalmente pacíficamente, pero a las 5 de la tarde hubo enfrentamientos con la policía. Según denuncias publicadas en redes sociales, varios agentes atacaron y lanzaron bombas aturdidoras contra un grupo de mujeres que cantaban “El violador eres tú” frente a la estación de policía en el centro de la ciudad. 

La escena fue confusa y en otros videos se puede ver a una mujer con la frente sangrando, quien afirma que un agente de la institución la había agredido. Luego de esa situación, llegaron varios disturbios en la ciudad, que hasta ahora era una de las más tranquilas durante el paro nacional. 

Otras ciudades en las que hubo manifestaciones, generalmente pacíficas, fueron Medellín, Manizales e Ibagué. En Popayán, que el viernes pasado vivió una dura jornada en la que manifestantes quemaron la URI y la sede de Medicina Legal, se vivió una tensa calma.

Mientras todo esto ocurre, este domingo el Gobierno nacional y el comité del paro volverán a sentarse a negociar. La idea es llegar a un acuerdo que acabe con el paro nacional, que ya completa 19 días. Las conversaciones están citadas a las 2 de la tarde en la sede principal de Compensar, en Bogotá. 

4 Comentarios