Regular la marihuana, la eutanasia y otros proyectos para el último año del Congreso

Además de la reforma tributaria, la ley antivandalismo y la reforma a la Policía, en el Congreso ya circulan otros proyectos que prometen generar discusiones intensas y algunas leyes sobre temas trascendentales para el país.

Este 20 de julio el presidente Iván Duque instaló la cuarta legislatura del Congreso, el último periodo que tiene el legislativo para responder a las demandas de la sociedad. En medio del paro y con las elecciones a la vuelta de la esquina, muchos aseguran que este órgano perderá su rumbo y se dejará llevar por las peleas políticas.

La reforma tributaria o Ley de Inversión Social, como la llama el Gobierno, será la prioridad de los congresistas. Incluso, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, confía en que este proyecto sea discutido y aprobado en los meses de julio y agosto.

Puede leer: Reforma tributaria 2.0: mucho anuncio y  Power Point, pero aún falta claridad

Aunque la propuesta fue bien recibida por las diferentes bancadas, lo más probable es que sufra algunos cambios, en temas como las exenciones, el impuesto permanente a los patrimonios y los tres días sin IVA. Los otros proyectos que se robarán el protagonismo vienen desde el Gobierno, como la reforma a la Policía y el control al vandalismo.

Más allá de esto, en menos de un día de legislatura, al Congreso han llegado decenas de proyectos que merecen atención. Además, se espera que en los próximos días se radiquen más propuestas del Gobierno, algunas bancadas alternativas e, incluso, de los miembros del Comité Nacional del Paro.

Estas son algunas iniciativas que, aunque manejan bajo perfil, podrían tomar relevancia y generar varias polémicas.

Recomendado: El último suspiro del Congreso: retos y claves de la última legislatura

Cannabis, un nuevo intento por su regulación

Un numeroso grupo de congresistas, encabezados por los representantes Juan Fernando Reyes Kuri y Juan Carlos Lozada, del Partido Liberal, radicaron un nuevo proyecto para la regulación del cannabis de uso adulto. Cabe resaltar que en varias oportunidades este tipo de proyectos se han hundido en el Congreso por falta de trámite.

Además de la regulación, la propuesta habla de unificar la normativa actual para el uso del cannabis en temas científicos. Todo esto, con la meta de promover el reconocimiento de los derechos de igualdad y libre desarrollo, así como de crear una estrategia eficaz para combatir el narcotráfico y, por ende, la violencia.

Señala el representante Reyes Kuri que: “la regulación del cannabis de uso adulto sería una gran contribución a la solución de la crisis que atravesamos. Ponerlo a pagar impuestos, a crear empresa y a generar empleo. La lucha contra las drogas tal como la conocemos solo nos seguirá dejando violencia y desigualdad”.

No se pierda: El narcotráfico no es el problema sino que el país lo tolere

La regulación de la marihuana de uso adulto en Colombia, en un mediano plazo, ya no es una utopía y bien podría convertirse en realidad. Hay una creciente tendencia internacional que evidencia el inminente cambio de paradigma, una voluntad política por gran parte del legislativo y un creciente apoyo de los diferentes grupos de la sociedad civil”, expresa Mónica Gómez, analista de Congreso Visible.

Para los defensores del proyecto es necesario analizar la situación de la marihuana en Uruguay o Canadá, que han sido ejemplo en la regulación de disposiciones sobre enfoque, objetivos, control, producción, distribución, publicidad, prevención y, sobre todo, en la destinación de los recursos producidos por el nuevo mercado legal.

‘Renta de Vida’

Aunque en el Legislativo ya se han propuesto varias iniciativas que van por el camino de una renta básica, como la del senador Iván Marulanda o la del Comité del Paro, el representante Alejandro Chacón lanzó su propia idea.

El congresista del Partido Liberal propone una política de Estado en la que todo ciudadano colombiano mayor de edad reciba una renta monetaria mensual otorgada por el Gobierno, “que será de carácter individual, incondicional, inalienable, imprescriptible e inembargable, y que a partir de la vigencia de la presente Ley será eje articulador de la política de gasto público social”.

En contexto: Nuevo experimento de renta básica en Alemania, un ejemplo para Colombia

Chacón asegura que es una propuesta viable financieramente, haciendo una priorización de la población a través de los registros del SISBEN. Según el proyecto, el dinero saldría de una serie de impuestos progresivos a la población con mayor riqueza, fondos provenientes del impuesto al patrimonio e impuestos sobre dividendos y remesas al exterior.

Por ahora, aunque no se conoce una posición oficial del gobierno y las bancadas sobre la ‘Renta de Vida’, es muy probable que enfrente una fuerte oposición, pues el Ejecutivo ha dicho que se enfocará en el Ingreso Solidario, algo que apoya la bancada de Gobierno y está consolidado en la reciente propuesta de reforma tributaria.

Llevar los ministerios a las regiones

Este proyecto de ley es impulsado por algunos congresistas de Cambio Radical como Andrés García Zuccardi y César Lorduy. Se trata de una propuesta que busca herramientas para la reactivación económica de las regiones, creando empleos en ciudades distintas a Bogotá, con descentralización de algunas carteras.

Se trata de una propuesta polémica negada en otras oportunidades, como en el caso del Ministerio del Deporte, que fue propuesto para la ciudad de Cali. “Los departamentos ven cada vez más la necesidad de tener una institucionalidad presente y que pueda contribuir al desarrollo de las regiones”, señalan los autores.

Según el proyecto, “al ubicar los ministerios de forma descentralizada se pueden generar más y mejores oportunidades de empleo que permitan también generar ingresos a las regiones por conceptos de: transporte, vivienda, alimentación y todo aquello que conlleva vivir en una ciudad ajena”.

La propuesta es crear una comisión interinstitucional para planear los nuevos domicilios de los ministerios de Colombia. La idea inicial es que, como mínimo, haya tres ministerios en cada una de las cinco regiones de la Nación.

Alivio al crédito rural

Se trata de una iniciativa que busca generar un alivio a pequeños productores, jóvenes y mujeres rurales, así como víctimas del conflicto armado, que al solicitar créditos agropecuarios presentan reportes negativos por el incumplimiento de las obligaciones.

La Comisión Nacional de Crédito Agropecuario sería la entidad encargada de establecer las condiciones especiales para los pequeños productores y demás beneficiarios, garantizando así una cobertura del 100 por ciento de las obligaciones a respaldar.

Asimismo, cualquier información crediticia negativa sobre estas poblaciones deberá ser eliminada una vez se haya pagado las cuotas vencidas o la obligación total. Para los promotores de la propuesta, se trata de un avance con efecto nulo para las finanzas del Gobierno, pues no tiene impacto fiscal.

Puede leer: Especialidad agraria: una muerte anunciada que entierra aún más la paz

Eutanasia

Esta propuesta fue radicada por el representante Reyes Kuri, con el fin de promover el acceso al derecho de morir dignamente, bajo la modalidad de muerte médica. El proyecto define algunos conceptos importantes para este proceso, como el documento de voluntad anticipada; la enfermedad incurable avanzada y enfermedad terminal.

El proyecto de ley propone algunos requisitos para acceder a este derecho: ser mayor de 18 años de edad, presentar una enfermedad terminal o enfermedad incurable avanzada, presentar un sufrimiento causado por la enfermedad que padece, tener capacidad y competencia mental para expresar el consentimiento libre e informado.

Asimismo, establece que únicamente un profesional de la medicina podrá realizar el procedimiento. La iniciativa propone que: “el Ministerio de Salud y Protección Social reglamente en un término de seis meses, contados a partir de la entrada en vigencia de la presente ley, el trámite de la solicitud”.

Este proyecto es un nuevo intento por regular la práctica, luego de que en la pasada legislatura se hundiera por tres votos en contra.

Según los autores, las Entidades Promotoras de Salud (EPS) deberán contar en sus Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) con un Comité Científico e Interdisciplinario para Morir Dignamente, que “verifique únicamente el cumplimiento de los requisitos fijados en la presente ley para la autorización y programación para hacer efectivo el derecho a morir dignamente bajo la modalidad de muerte médicamente asistida”.

Sobre la objeción de conciencia, el proyecto plantea que los médicos podrán ejercer este derecho, comunicándolo previamente y manifestando, en cada caso, los conflictos de intereses que puedan afectar su decisión.

Los autores del proyecto dicen que a pesar de que el derecho a morir dignamente en Colombia fue reconocido por la Corte Constitucional en 1997, hoy el procedimiento no cuenta con una ley que reglamente el acceso a este derecho fundamental.

Recomendado: “La eutanasia es una muerte llena de amor”: Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente

Otros proyectos

En el Congreso también circulan proyectos que buscan congelar el salario de los congresistas, eliminar el requisito de una situación militar definida como requisito para acceder al campo laboral y fortalecer la administración de justicia en beneficio de niños, niñas y adolescentes con la creación de unidades especializadas de justicia.

Se destacan iniciativas como la creación de circunscripciones especiales de juventudes en el Congreso de la República y otro que amplía el horario de la jornada electoral de 2022, con el fin de prevenir y mitigar el impacto del covid-19.

Por último, cabe resaltar que existen algunos proyectos para rendir honores a municipios, como es el caso de Ituango (Antioquia) y Yotoco (Valle del Cauca). Este tipo de propuestas, aunque muy recurrentes, fueron fuertemente criticadas en la pasada legislatura, por su desconexión con la realidad del país y por ser aparentemente priorizadas.

En el anterior periodo legislativo fueron aprobadas tres leyes conmemorando objetos, cinco para festivales o fiestas populares, cinco sobre municipios y varios sobre personajes o comunidades.

Entre los más polémicos están la conmemoración del carriel, la panela, el homenaje al festival araucano y los honores a Marco Fidel Suárez y los santos reyes magos de Baranoa.

Le puede interesar: Los verdes y el petrismo: una relación irreconciliable

2 Comentarios