Santos vs. Uribe, un nuevo round por la verdad de los ‘falsos positivos’

La pelea de los expresidentes tuvo un nuevo round este fin de semana, por cuenta de las declaraciones de ambos sobre las ejecuciones extrajudiciales de civiles a manos del Ejército. Uribe contraatacó y descalificó la versión que dio Santos ante la Comisión de la Verdad.

El pasado viernes, el expresidente Juan Manuel Santos llegó hasta la Comisión de la Verdad para dar a conocer su versión sobre las violaciones a los derechos humanos cometidas en el marco del conflicto armado, entre 2006 y 2009, periodo en el que se desempeñó como ministro de Defensa.

En una conversación con el padre Francisco de Roux, presidente de la comisión, el exmandatario pidió perdón a las víctimas de los ‘falsos positivos’ y habló de su papel en la denuncia y persecución del fenómeno. “Les quiero compartir mi verdad –como yo vi las cosas– sobre los problemas que enfrentamos y las medidas que tomamos en el Ministerio de Defensa”, dijo Santos.

Por su parte, el expresidente Álvaro Uribe Vélez tuvo su turno este lunes, cuando en entrevista con Semana se refirió a las declaraciones de su sucesor, pero sin pronunciar su nombre, ya que siempre se refirió a él como ‘el señor’.

Uribe dijo que no comparecerá ante la Comisión de la Verdad, a pesar de su relación cordial y cercana con el padre de Roux. Asimismo, aseguró que ya ha pedido perdón a las víctimas por los mismos hechos, en su ejercicio como presidente y en varias publicaciones y entrevistas.

Visiones diferentes

Juan Manuel Santos aseguró que llegó al Ministerio de Defensa compartiendo con el entonces presidente Uribe el objetivo de derrotar a las Farc. Sin embargo, aclaró que desde un principio tuvieron diferencias sobre los métodos a utilizar.

“Uribe en realidad pretendía acabar militarmente a las Farc, quería una derrota total. Nunca quiso ni siquiera reconocer la existencia de un conflicto armado; los guerrilleros para él eran unos simples narcotraficantes y terroristas”, dijo.

Según él, su experiencia lo llevó a pensar diferente, por lo que apoyó una derrota estratégica, es decir, “debilitarlos psicológica y militarmente, para llevarlos a una mesa de negociación”. Con estas palabras, Santos intentó desmarcarse de los hechos y acusó a Uribe de crear un doble mensaje sobre la Fuerzas Armadas.

Puede leer: Qué se puede esperar de lo que dijo Santos sobre los falsos positivos

Ante esto, Uribe respondió que Santos nunca le comunicó las diferencias, ni siquiera cuando fue candidato a la presidencia. Además, reconoció que si bien promovió la desarticulación total de todos los grupos armados y de narcotráfico, nunca negó la opción de negociar y privilegió la estrategia de desmovilización.

“Yo le oí muchos discursos en los cuales se refería a las Farc como grupo terrorista, o sea que me extraña mucho el contraste entre los discursos de la época y lo que después hizo como presidente”, aseguró Uribe.

Medidas contra los ‘falsos positivos’

En cuanto a las ejecuciones extrajudiciales, cada uno habló de las medidas que tomó para frenar los casos, generando una discusión sobre quién actuó primero y con más contundencia. “Comencé a darme cuenta de las consecuencias que estaba produciendo la presión que existía sobre las fuerzas para producir bajas”, dijo Santos a la Comisión de la Verdad.

Además, agregó que por recomendación del general Álvaro Valencia Tovar cambió su forma de ver el conflicto. “Me dijo también que la palabra enemigo tenía una connotación de odio incompatible con el honor militar. Y agregó, con su profundo carácter humanista: los guerrilleros son también colombianos, seres humanos como usted y como yo”.

Santos dijo que desde 2007 impartió numerosas directivas ministeriales para castigar el fenómeno y recordó que relevó de su cargo al coronel Hernán Mejía, comandante del batallón La Popa, investigado por paramilitarismo y ‘falsos positivos’.

Por su parte, Uribe dijo que ordenó a su vicepresidente Francisco Santos y al general Freddy Padilla de León realizar las investigaciones pertinentes. Asimismo, aseguró que ordenó que los cuerpos muertos en combate no pudieran ser trasladados por unidades militares, sino únicamente por miembros del CTI de la Fiscalía.

Recomendado: Así afectará a los colombianos la ley Uribe que reduce las horas de trabajo semanal

En ambos discursos, ninguno de los expresidentes reconoció una buena labor del otro. Santos acusó al gobierno de Uribe por promover la ‘doctrina Vietnam’, una práctica que avala el conteo de cuerpos muertos en combate como un índice de efectividad de las acciones militares.

Según Uribe, dicha medida nunca existió y la palabra no se mencionó. “Esa doctrina la caracterizaban los críticos de Estados Unidos con otros elementos, como los bombardeos sobre la población, pero todos los bombardeos de nuestro Gobierno fueron dirigidos contra blancos legítimos”.

Finalmente, Juan Manuel Santos insistió ante la Comisión de la Verdad sobre su papel positivo como ministro de Defensa. “Lo anterior es un recuento de cómo investigamos, denunciamos y acabamos con los falsos positivos durante mi ministerio”.

Sin embargo, Álvaro Uribe descalificó las afirmaciones y aseguró: “Los éxitos de la seguridad democrática empezaron desde el inicio del Gobierno, pero el señor llegó por allá a mediados del 2006”.

Por ahora, la pelea entre estos dos expresidentes parece que tendrá como escenario las redes sociales y los medios de comunicación. El padre Francisco de Roux, quien celebró la participación de Santos, asegura haberle insistido a Uribe para que asista a la Comisión de la Verdad, pero el expresidente ha respondido que sus profundas diferencias con la entidad nacen desde la votación del plebiscito por el Acuerdo de Paz.

Le puede interesar: Relatos de horror: cuatro casos de violación a derechos humanos durante el paro

¿Qué son los falsos positivos?

De acuerdo con el Consejo de Estado (exp. 21380), los llamados falsos positivos “consisten en homicidios perpetrados por las fuerzas de seguridad del Estado contra civiles indefensos que luego son presentados ante las autoridades y ante los medios de comunicación como guerrilleros o delincuentes muertos en combate para obtener privilegios económicos o institucionales”.

Entre las dudas que se espera aclarar sobre estos homicidios están su sistematicidad y la posibilidad de una política interna en las fuerzas militares, conocida por la cúpula militar, por el ministro de Defensa y por el presidente de turno, particularmente los dos gobiernos de Uribe.

Desde que se incrementó de forma significativa el fenómeno de los falsos positivos en 2002, los casos fallados son muy pocos. Los que han llegado a segunda instancia en el Consejo de Estado o la Corte Suprema de Justicia desde 2002 a la fecha no llegan a 300. Muchos de estos casos continúan en investigación en la jurisdicción ordinaria o en la justicia penal militar.

2 Comentarios

  1. Santos carece de credibilidad total, por haberle mentido pública, descaradamente y en muchas acaciones, al pueblo Colombiano.
    En su actuar durante sus dos periodos presidenciales, se noto abiertamente su favorecimiento a sus camaradas de las farc; entonces porque no la utilización de los falsos positivos?