Vuelven las noches de violencia a Bogotá; Suba y Usme, las localidades más afectadas

Dos jóvenes muertos, decenas de policías heridos y un portal de Transmilenio vandalizado es el saldo preliminar de las últimas jornadas de protestas y represión en la capital. Los enfrentamientos entre manifestantes y agentes del Esmad evidencian la desconexión entre el Comité del Paro y las calles.

Hacia las 6:30 P.M del miércoles 23 de junio, decenas de personas se reunieron en la Avenida Cali con Avenida Suba, cerca al portal de Transmilenio de esa localidad. Su objetivo era realizar un velatón en el lugar donde horas atrás había muerto Cristian Castillo, un joven de 26 años que no hacía parte de las movilizaciones y recibió un impacto con objeto contundente en la cabeza.

El acto transcurrió con calma por varios minutos, pero en cuestión de un momento y de manera confusa, manifestantes y agentes del Esmad y la Policía terminaron en una batalla campal con piedras, gases lacrimógenos y bombas aturdidoras. De inmediato, se formó un caos en el tránsito y cientos de personas tuvieron que caminar tras el cierre de las calles.

En la mañana de este jueves 24, las calles destrozadas, andenes sin adoquines, pedazos de vidrio en el suelo y señales del fuego eran la muestra de lo ocurrido la noche anterior. Nuevamente, miles de personas se vieron en apuros para llegar a sus trabajo, por el cierre de estaciones y la falta de buses alimentadores.

Puede leer: “¿Por qué fracasó el paro nacional?” (sic)

Una historia similar se ha vivido en los últimos días en el sur de la ciudad, especialmente en el sector de Yomasa y el Portal Américas. En ese primer lugar, la violencia acabó con la vida de Jaime Fandiño, de 32 años de edad quien, al parecer, al igual que Cristian Castillo, pasaba por el lugar y no era manifestante.

En Yomasa y el Portal Américas, las protestas llevan más de un mes, por lo que vecinos y comerciantes se quejan de la situación y piden una pronta solución. Ahí, muchos de los manifestantes dicen que continúan con las marchas y bloqueos porque el estado no atiende los problemas de desigualdad y pobreza.

Luego de un consejo extraordinario de seguridad, realizado este jueves, la alcaldesa Claudia López se comprometió a esclarecer la muerte de Castillo y Fandiño. “Tengan la plena certeza de que iremos hasta las últimas consecuencias para que esos hechos no queden en la impunidad”, expresó.

Recomendado: Cali y el odio de clases que reveló el paro nacional

¿De dónde viene la violencia que vive Bogotá?

Mientras los manifestantes aseguran que los dos jóvenes fueron asesinados por el impacto de proyectiles del Esmad, la Policía responde que en la zona reina el vandalismo y existen grupos organizados que atacan a los uniformados. La Policía Metropolitana de Bogotá y la Fiscalía anunciaron una investigación para conocer realmente lo que pasa.

En el caso de Cristian Castillo y los desmanes de Suba, algunas organizaciones civiles aseguran tener pruebas del actuar criminal de los policías. Varios videos que circulan en redes sociales permiten observar a un grupo de personas que se acerca al que sería el cuerpo de Castillo mientras recogen cartucho de gas lacrimógeno.

Asimismo, existen otras grabaciones en las que se ve cómo los disparos del Esmad van dirigidos directamente al cuerpo de los manifestantes, algo totalmente prohibido en los protocolos de derechos humanos. Asimismo, se puede evidenciar a la tanquetas de la Policía disparando el arma conocida como Venom.

Lea también: Venom: la poderosa arma del Esmad para disolver protestas

Por otra parte, la Policía insiste en que las intervenciones del Esmad se producen tras los actos vandálicos y delictivos de algunos manifestantes. “En el Portal de Suba algunas personas atacaron a la policía con bombas molotov, piedras y pólvora. Varios uniformados resultaron heridos. Se ordenó la intervención del ESMAD”, dijo el general Óscar Gómez.

La Policía de Bogotá también ha publicado varios videos en los que se ve a varias personas atacar las instalaciones de los portales de Suba y Las Américas. En las grabaciones también se puede ver a desconocidos con machetes y bombas incendiarias. 

Una de las pruebas clave que según la Policía demuestra el nivel de organización de los ‘vándalos’ es un video que muestra a varias personas que transportan objetos contundentes en una motocicleta con la placa cubierta. Según narra un agente en el informe, la acción se repite en múltiples ocasiones: “lo que están haciendo es destruir la ciudad”.

La historia se repite en varios puntos de Bogotá: videos de parte y parte que muestran los desmanes de cada una de los grupos. Las manifestaciones se mantienen en puntos específicos como Héroes, los portales de Suba y Américas, y el sector de la Y, en Usme. Por lo pronto, no es claro si existe una estrategia para disminuir la violencia y atender las peticiones de los manifestantes en la capital.

Recomendado: Claudia López y Petro: la historia secreta de su ruptura política

En la noche de este jueves 25 de junio la ciudad vivió una nueva jornada de enfrentamientos que estuvo marcada por los ataques a estaciones de Transmilenio. Los portales de Suba, Américas, Usme y 20 de julio se vieron afectados. Las directivas del sistema y algunos usuarios en redes sociales han denunciado supuestas amenazas sistemáticas a la operación del sistema.

0 Comentarios