Con Escazú, el uribismo sufre su primera derrota en el nuevo Congreso

Después de una acalorada discusión protagonizada por María Fernanda Cabal, la plenaria del Senado aprobó en segundo debate el proyecto de ley que ratifica el Acuerdo de Escazú.

Con 74 votos a favor y 22 en contra, el Senado aprobó, en segundo debate, el proyecto de ley que busca ratificar el Acuerdo de Escazú, una tarea pendiente desde diciembre de 2019, cuando el presidente Iván Duque firmó este tratado que contiene obligaciones para proteger a los líderes ambientalistas. Así las cosas, a la iniciativa le quedan dos debates en la Cámara antes de pasar a conciliación y sanción presidencial: uno en la Comisión Segunda y otro en la respectiva plenaria.

Esta es la primera vez que la ratificación del Acuerdo de Escazú supera su primera vuelta en el Senado y también es la primera prueba que logra superar la bancada de gobierno del nuevo Congreso, que se impuso sobre las pretensiones uribistas.

Le puede interesar: “Iván Duque hace demagogia con Escazú en el exterior, pero no lo ratifica”: Iván Cepeda

Cabal fracasa en su intento de archivar el Acuerdo

Antes de que empezara la plenaria de este martes, María Fernanda Cabal sostuvo un fuerte careo con líderes ambientalistas y el senador Wilson Arias, del Pacto Histórico.

Ya en el debate, el Centro Democrático reiteró su rechazo al Acuerdo de Escazú y presentó una proposición para aplazar la votación, pero fue rechazada con una amplia mayoría.

Cabal, por su parte, propuso archivar el proyecto de ley con el argumento de que, supuestamente, el acuerdo pondría en riesgo la soberanía de Colombia.

“¿Qué va a pasar con Escazú? Como es gaseoso y no tiene un procedimiento reglado, cualquier proyecto, grande o pequeño, un grupo de pescadores que tengan su cultivo va a poder ser sometido a que su proyecto sea denunciado por daño ambiental, no necesariamente agotando los recursos internos: pueden ir en cualquier momento a la jurisdicción internacional“.

Pero la proposición de Cabal fue rechazada tajantemente: 80 votos en contra.

Ahora queda esperar qué pasará en la Cámara, donde el Acuerdo de Escazú probablemente será aprobado sin problemas: con 109 representantes, la bancada de gobierno es mayoría.

Lea también: Pirry responde por qué es importante ratificar el Acuerdo de Escazú

¿Qué es el Acuerdo de Escazú?

El Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, o Acuerdo de Escazú, establece una serie de obligaciones para que los países firmantes establezcan herramientas jurídicas con el fin de proteger a los ambientalistas y que les permitan a las comunidades tener información sobre proyectos que podrían afectar sus territorios y, así, participar en la toma de decisiones ambientales. Para los opositores del acuerdo, estas disposiciones chocarían con la legislación colombiana.

El 20 de julio de 2020, atendiendo el compromiso adquirido con la firma, el presidente Duque radicó, con mensaje de urgencia, el proyecto de ley para ratificar el tratado. Sin embargo, la iniciativa se encontró con el muro del Centro Democrático, que dilató la discusión a tal punto que el proyecto ni siquiera logró llegar a primer debate y se archivó en junio del año pasado por falta de trámite.

En octubre, mientras se desarrollaba la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) y tras las presiones de los senadores Iván Cepeda, Antonio Sanguino y Feliciano Valencia, Duque volvió a radicar el proyecto de ley, pero sin mensaje de urgencia, lo que dejaba el Acuerdo de Escazú de nuevo en el limbo.

En abril pasado, Cepeda, Sanguino y Valencia recurrieron al estatuto de la oposición para que el proyecto fuera programado para discusión, lograron su aprobación en primer debate y evitaron que se archivara.

Y, tras la instalación del nuevo Congreso, con una amplia mayoría de sectores alternativos, el proyecto encontró un escenario mucho más favorable que en la legislatura pasada.

Aunque Gustavo Petro no se ha posesionado, el Acuerdo de Escazú sirve para probar la efectividad de tener mayorías en el Senado y la Cámara, de cara a dos reformas clave para el gobierno entrante: la tributaria y la rural.

Lea también: Reforma rural, precios de los alimentos y otros retos de Cecilia López en el Ministerio de Agricultura

5 Comentarios

  1. Llegó el momento de ver a nuestros senadores trabajar en pro del pueblo colombiano. Basta ya de aguantar tantas humillaciones. Adelante

  2. ACUERDO DE ESCAZU, DEFENSA DE LA VIDA, TORPEDEADO POR DUQUE Y CENTRO DEMOCRATICA, PRUEBA UNA VEZ MAS SU AVARICIA, ODIO AL PUEBLO Y CORRUPCION DESMEDIDA.
    AHORA SÍ TENEMOS PRESIDENTE Y UNA VERDADERA DEMOCRACIA

  3. Miguel A. Chavarro B.

    La visión neoliberal de la godarria no les permite anteponer la vida a la plata. Todo se debe volver plata: los ríos, las montañas, el aire…

Deja un comentario

Diario Criterio