Afganistán: la crisis migratoria de la que ni Estados Unidos ni Europa se quieren hacer cargo

La llegada de las fuerzas talibanes al poder en Afganistán en cuestión de días ha sumido en caos e incertidumbre a ese país. Ya le dieron la vuelta al mundo las imágenes de aeronaves repletas de refugiados que huían tras la toma de control de Kabul. También las de pistas de aterrizaje en el aeropuerto de la capital afgana ocupadas por cientos de afganos agarrándose de las naves en pleno movimiento. Pero ante la crisis humanitaria en ciernes, es incierto el futuro de los miles de refugiados que dejarán los próximos días.

¿Qué harán la Unión Europea y Reino Unido?

Por medio de la Otan, países como Reino Unido, Francia o España han intervenido en las últimas décadas en Afganistán. Junto con Estados Unidos, se han repartido el control territorial del país, conteniendo las avanzadas de los talibanes. Ahora, la salida de Estados Unidos aceleró su retirada de Afganistán, lo cual resulta en un futuro incierto en asuntos de coordinación en el apoyo a los desplazados.

Puede leer: Talibanes ingresan a Kabul, capital de Afganistán, tras el abandono de su presidente

La crisis llega en un momento delicado para la Unión Europea. Gobiernos como el de Hungría se encuentran alineados con la derecha más recalcitrante, y la toma de poder por parte de los talibanes promete reavivar el antisemitismo. Por otro lado, Alemania y Francia tendrán elecciones en los próximos meses. Los candidatos, entre ellos el presidente francés Emmanuel Macron, saben que el voto nacionalista podría definir su futuro político. Por eso las decisiones que tomen la Unión Europea y Reino Unido al respecto podrían estar menos motivadas por el factor humanitario.

La canciller alemana, Angela Merkel, instó a una acción coordinada y “controlada” por parte de la Unión Europea para acoger a las personas más vulnerables de Afganistán. Merkel destacó que las personas que huyen de Afganistán deben recibir ayuda sobre todo de los países vecinos, de manera coordinada con la agencia de la ONU para los refugiados, Acnur.

Los talibanes han tomado el control de las principales ciudades de Afganistán. Su próximo objetivo: Kabul. Foto: AFP
Los talibanes tomaron el control de Afganistán en cuestión de días. Foto: AFP

En principio, parece que la idea de la Unión Europea es controlar la situación en la distancia. Y como agrega Merkel, “entonces consideraremos, como segundo paso, si las personas especialmente afectadas por la situación pueden ser traídas a Europa de manera controlada”. La canciller reconoció que hay divisiones profundas y de larga data en el seno de la Unión Europea en lo que concierne al asilo político, calificándolas como una “debilidad” del bloque de los 27, “sobre la cual hay que trabajar seriamente”.

Por su parte, Macron también advirtió que había que esperar “flujos de migrantes irregulares” como consecuencia de la situación. Añadió que Francia, Alemania y otros países de la Unión Europea pondrían en marcha una iniciativa “sólida, coordinada y unida” para protegerse del importante éxodo que se espera. Macron se ha alineado al respecto con la visión proteccionista de la ultraderecha francesa.

El pedido de la ONU

La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) pidió que se prohíban las expulsiones de ciudadanos afganos hacia su país de origen, incluso la de aquellos cuya demanda de asilo fue previamente rechazada.

A su vez el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos pidió a la comunidad internacional que aporte todo su apoyo a los afganos que enfrentan un “riesgo inminente” en su país, bajo el nuevo régimen talibán.

Puede leer: “Un peligro para la libertad de prensa”: así es la controvertida ley de medios aprobada en Polonia

“Debido al rápido deterioro de la situación en materia de seguridad y de derechos humanos en grandes partes del país y a la situación de emergencia humanitaria, el Acnur insta a los estados a poner fin a los retornos forzados de ciudadanos afganos” aunque “se haya determinado previamente que no requieren protección internacional” declaró una portavoz, Shabia Mantoo, durante una rueda de prensa en Ginebra.

“Desde principios de año, más de 550.000 afganos han sido desplazados al interior del país debido al conflicto y la inseguridad” destacó Mantoo. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) más de 18 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en Afganistán. De ellas, 10 millones son niños.

Turquía impedirá el éxodo

En su frontera con Irán, de 560 kilómetros, Turquía reforzó el acceso construyendo un muro de hormigón, al que se suman torres de vigilancia y drones.

Según la emisora CNNTürk, los inmigrantes que llegan desde Afganistán se encuentran con secciones de 3 metros de altura, 2,80 metros de ancho y 7 toneladas de peso. Las torres también cuentan con sistemas para detectar el acercamiento de personas en la zona.

Cuando esté terminada, la muralla abarcará la totalidad de la línea fronteriza de Van, de 63 kilómetros. Ya se han completado tres kilómetros. Alrededor de 500 y 1.000 personas llegaron a Turquía en el último mes tras huir de la violencia en Afganistán.

Bush pide acoger a refugiados

El expresidente de Estados Unidos George W. Bush, que ordenó la invasión a Afganistán tras los ataques del 11 de septiembre de 2001, instó al gobierno estadounidense a ayudar a los afganos que huyen del país.

El exmandatario señaló que “los afganos que corren ahora mayor riesgo son los mismos que han estado a la vanguardia del progreso en su nación”. Le pidió al presidente Joe Biden acelerar las evacuaciones.

“El gobierno de Estados Unidos tiene la autoridad legal para reducir la burocracia para los refugiados durante las crisis humanitarias urgentes. Y tenemos la responsabilidad y los recursos para asegurarles una salida segura ahora, sin demoras burocráticas”, afirmó.

George Bush critica retiro de tropas de Afganistán. Fotos: AFP
George Bush ha criticado el retiro de las tropas de Afganistán en los últimos meses. Fotos: AFP

Bush lideró la invasión a Afganistán para derrocar al régimen talibán que protegió al líder de Al Qaida, Osama bin Laden. Lo hizo luego de los ataques del grupo el 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos que mataron a 2.977 personas. La administración Bush fue reprendida por desviar su atención de Afganistán en los primeros años del conflicto para invadir Irak, permitiendo que la lucha con los talibanes se prolongara sin un propósito claro.

Pero el expresidente argumentó que el conflicto afgano no había sido en vano. Dijo que las tropas estadounidenses habían eliminado a “un enemigo brutal” mientras construían escuelas y brindaban atención médica.

Los pequeños países que apoyarán a desplazados

Albania, Kosovo y Macedonia del Norte acogerán a refugiados. Principalmente, están dispuestos a recibir a refugiados afganos como mujeres en puestos directivos, funcionarios y otras personas potencialmente amenazadas.

Estos refugiados serían sobre todo trabajadores o familiares de los empleados de la misión de la ONU en Afganistán, empleados o familiares de empleados de diferentes organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos y oenegés, así como periodistas.

Puede leer: Afganistán bajo el control de los talibanes; Estados Unidos y Europa cuestionados por su papel

En Macedonia del Norte, “el gobierno tomó la decisión de acoger a 450 ciudadanos afganos”. La mayoría de ellos llegarían a Macedonia del Norte “de aquí a finales de semana en función de las condiciones en el aeropuerto de Kabul”. Se quedarán en Macedonia del Norte hasta que consigan los visados para ir a Estados Unidos. Los gastos por su estancia los cubrirán Estados Unidos y organizaciones internacionales.

*Con información de AFP

6 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio