“Ahora los malos y los paramilitares son los ciudadanos de Cali”: Gabriel Velasco

Gabriel Velasco Ocampo, el senador uribista que renunció a la vocería del Centro Democrático ante el Gobierno, en protesta por el manejo que el presidente Duque le ha dado al paro en Cali habló sobre su decisión y de por qué está del lado de los manifestantes pacíficos.

El parlamentario renunció el domingo, a través de un mensaje de Twitter, a ser vocero del Centro Democrático, ante el gobierno del presidente Iván Duque.

Recomendado: “Los caleños están como en una olla a presión”

El congresista es oriundo del Valle, vive en Cali y su singular protesta la hizo justo cuando la ciudad atravesaba por un doloroso episodio de caos y anarquía en medio de los disturbios por el paro y en el que las redes sociales fueron inundadas con videos en los que se observan a civiles armados disparando contra la caravana de indígenas que ingresaban a la capital del Valle. También, los de la reacción de esta comundad.

La renuncia del senador uribista lleva implícita una pulla contra el presidente Duque, quién horas antes de los tiroteos, manifestó que por prudencia se abstenía de ir a Cali “(…) para no distraer el trabajo de la fuerza pública”. Finalmente, el Presidente decidió ir a la capital del Valle en la madrugada y adelantar un consejo de seguridad.

Diario Criterio. En términos prácticos, ¿Qué significa renunciar a la vocería del Centro Democrático?

Gabriel Velasco: Significa que voy a ser el vocero de los caleños y los vallecaucanos y no el vocero del partido con el Gobierno.

Diario Criterio: ¿Ya lo han llamado del Gobierno, del partido o el expresidente Uribe?

G.V.: Tengo un diálogo permanente con el expresidente Uribe, con el Gobierno he tenido comunicaciones en la mañana de hoy lunes, pero también tengo que decir que cuando uno tiene rabia y malestar no es el momento para tener un diálogo constructivo con nadie. No me gustan la violencia y las vías de hecho”.

Diario Criterio: A raíz de ese trino, muchos creen que usted está en el partido equivocado…

G.V.: No estoy de acuerdo. Yo represento mis convicciones y creo que represento bien al Centro Democrático: soy un hombre firme, pero no radical. Un hombre al que le interesa poder generar un equilibrio entre el desarrollo económico y el social, pero también reclamo orden, autoridad y liderazgo.

Diario Criterio: Admite que ese trino es un mensaje duro, viniendo de un congresista uribista

G.V: Sí, claro que sí.

Diario Criterio: En ese trino hay una pulla contra el presidente Duque, con el verbo distraer…

G.V.: Le tengo gran aprecio al presidente Duque. Lo acompañé, antes en su proceso para ser elegido a la presidencia, pero él no distrae a la fuerza pública, el Presidente la lidera y le da instrucciones.

Puede leer: La furia del suroeste colombiano

Diario Criterio: ¿Se siente defraudado por el presidente Duque?

G.V.: Yo no lo pondría en esos términos; yo creo que me sentí abandonado. Siento que el presidente, vino esta madrugada a Cali, tratando de generar y articular un trabajo con la alcaldía y la gobernación y retomar el liderazgo de la autoridad y el orden público de la ciudad, y le agradezco ese gesto.

Así como tiré la pulla ayer y me parece que el Gobierno ha cometido errores, también tengo que decir que el alcalde ha brillado por su ausencia, no ha ejercido autoridad, liderazgo, ha sido permisivo y se ha hecho el ciego con todo. Ha dejado que las diferentes circunstancias adversas avancen y creo que ha tomado una posición muy cómoda: se hace el loco con todo lo que está sucediendo y fácilmente dice que todo esto es responsabilidad del Gobierno Nacional”.

Gabriel Velasco, senador del Centro Democrático. Foto: Senado
Gabriel Velasco, senador del Centro Democrático. Foto: Senado

Diario Criterio: Entonces, ¿Qué motivó ese trino?

G.V.: Toda mi vida me he estado del lado de los ciudadanos. Soy nuevo en la vida política, pero siempre en todo mi actuar me he parado del lado de los amigos, de los que quiero y en este caso a los que represento, que son los ciudadanos del Valle del Cauca. Vi que la gente estaba asustada, indignada, desesperada y que se sentía abandonada, entonces, al ver la posición del Gobierno de no venir acá, tomé la decisión, con cabeza fría, de hacerme a un lado de la vocería del partido, porque yo tengo que ser es el vocero de los ciudadanos y sentía que nos habían abandonado y por eso tomé la decisión.

Diario Criterio: Pero ese abandono no es nuevo, ¿Qué rebozó la copa?

G.V.: Desde hace 12 días, cuando comenzó el paro, he venido defendiendo siempre con la misma línea de sí a la protesta, porque creo que es un derecho constitucional que incluso yo he ejercido. Se tiene que proteger a quienes se manifiestan, pero tiene que hacerse de manera pacífica. Los bloqueos, para mí, son unos actos violentos, porque son una táctica bélica militar desde la época de los romanos, que desencadena una anarquía y un caos como si fuera una guerra civil y así tienen a Cali”.

Diario Criterio: ¿Qué hacer?

G.v.: Siempre lo he dicho y pensado, que eso no lo rompe la fuerza pública, sino que lo rompe la presión de la ciudadanía sobre quienes están detrás de los actos vandálicos y vías de hecho. En el fondo, todo ello está es en contra de los más vulnerables y necesitados, porque la escasez de alimentos nos afecta a todos, pero está generando que los precios de los alimentos se disparen”.

Diario Criterio: ¿Qué piensa del uso de armas de fuego contra los manifestantes, tal como sucedió ayer en el sur de Cali?

G.v.: “Creo que lo de ayer se desbordó de lado y lado. Muchos amigos que estuvieron en esa manifestación concluyeron que la llegada de los indígenas a Cali, lo que buscaba era tomarse los bloqueos y generar un mayor caos y desorden en la ciudad. Ante ello, unos ciudadanos, de manera pacífica decidieron lanzarse a las calles para no dejarlos pasar y hoy todo el mundo plantea como si los ciudadanos de Cali fueran los culpables y creo que eso hay que mirarlo con sensatez y objetividad. No pretendo con ello negar que algunos de ellos dispararon, pero lo que sucedió ayer es que algunos indígenas salieron con cuchillos, machetes y otros con pistolas y eso no lo dice hoy nadie, los medios lo ocultan y ahora los malos y los paramilitares son los ciudadanos de Cali”.

Le puede interesar: ¿Qué está pasando con los cientos de desaparecidos reportados en el paro nacional?

Diario Criterio: Usted comparte la mano dura y de militarizar la ciudad…

G.V: Yo comparto que en Cali se necesita autoridad permanente, liderazgo, orden y autoridad. Lo que estamos viendo es que a la ciudad se la tomaron los violentos. Un filósofo del derecho decía que hay dos formas de cumplir la ley: cuando a la persona le nace desde su interior cumplirla, pero hay otras que lo hacen solo por el miedo a la sanción. Y lo que creo es que aquí los capturados y sancionados son pocos y pareciera que los únicos con derecho a circular por la ciudad son los vándalos, los violentos y los indígenas; el resto nos tenemos que quedar guardados en las casas porque no podemos transitar por nuestra ciudad”.

Diario Criterio: Qué opina de los mensajes del expresidente Uribe, en el sentido de apoyar el uso de las armas por parte de la fuerza pública…

G.V.: Reprocho todo acto de abuso de autoridad, como reprocho cualquier acto de violencia y criminalidad. La violencia y el abuso de autoridad son condenables en cualquiera de los dos escenarios. La Policía no puede abusar de su autoridad y los violentos no pueden tomarse la ciudad, saquearla, ´vacunar´ a la gente para poder circular, no pueden tenernos encerrados. Hay que tener un equilibrio entre derechos y deberes. La autoridad y la fuerza son dos cosas muy diferentes”.

Diario Criterio: Usted viene de la Andi, ¿Qué le han dicho los empresarios?

G.v.: Todo el mundo está preocupado, desde el señor de la tienda o la panadería que fueron saqueadas, peluquerías o estaciones de gasolina reventadas, supermercados, granjas avícolas y porcinas vandalizadas. Los empresarios ven una ciudad desabastecida, encarecida y sin productos básicos que lleguen a las personas. Estamos en un departamento que está aislado, donde no se puede sacar la mercancía no solo para los vallecaucanos, sino para el país.

Lea también: El acto de rebeldía de un senador uribista contra el Gobierno Duque

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio