Padres de niños abusados en Medellín denuncian fallas en proceso contra alias Manolo

El próximo 29 de octubre se iniciará el juicio contra el presunto abusador de varios niños menores de cinco años en un jardín infantil del barrio Santa Cruz, en Medellín. Sin embargo, los padres de familia advierten que las profesoras y otros cómplices del hecho quedarían impunes.

A finales de junio, el país se estremeció al conocer los casos de 14 familias que denunciaron abuso sexual al interior de una guardería que atendía a cerca de 78 niños. Con el paso de los días, y el cubrimiento mediático, las presuntas víctimas se elevaron a 22 y se conoció que detrás del hecho estaría Ismael Darío Lopera Tangarife, conocido como alias Manolo.

Lopera trabajaba en el Centro Infantil Pequeños Exploradores B como auxiliar de nutrición. Tras las denuncias, el implicado habría contado con el apoyo de varias personas para huir de Medellín. “Cambió de vehículo. Cambió de lugar. Realmente se requirió un esfuerzo adicional para poder realizar su captura”, dijo en su momento Daniel Quintero, alcalde de la ciudad.

Lea también: La estrategia del hombre señalado de violar a niños para escaparse de las autoridades

Finalmente, alias Manolo se entregó el 8 de julio en el municipio antioqueño de Santa Rosa de Osos. El presunto violador se encuentra actualmente recluido en una cárcel de Valledupar y aunque ha pedido ser dejado en libertad para defenderse, pues se declara inocente, el juez 26 del circuito de Medellín no ha concedido dicha petición.

Para las familias afectadas, aparte de las personas que lo habrían ayudado a escapar, alias Manolo habría contado con la complicidad de las profesoras del mencionado jardín, por lo que deberían ser incluidas en el proceso. Además, advierten que Coomulsap, contratista que administra el jardín, aún tiene vigente su contrato con la Alcaldía de Medellín.

La petición de las víctimas

Los niños, con claridad, y así lo dejan claros sus testimonios, señalan que la docente Trinidad Celia Flórez López y otras dos profesoras de quienes sólo conocemos los nombres de Falconeri y Luz hacían caso omiso a los abusos sexuales que les contaban algunos menores”, denuncian siete padres de familia en una carta.

Para estos padres, es inexplicable por qué las docentes no cumplieron con su obligación de dar aviso a las autoridades, lo cual demostraría una complicidad aún no investigada. A esto suma la denuncia de que las profesoras maltrataban a los niños: “Los encerraban en un cuarto obscuro, método utilizado a lo largo de la historia como técnica de tortura, y no precisamente en niños de entre 3 y 5 años”, aseguran.

Por otra parte, los padres de familia argumentan que la estructura física del jardín —que albergaba, como ya se mencionó, más de 70 niños y niñas— era muy pequeña, por lo que se hacía imposible no tener a la vista a los pequeños. “No pueden seguir trabajando ni teniendo contacto con menores como si nada hubiera pasado”, dicen las víctimas sobre las profesoras.

Recomendado: ¿Quién responde por las muertes de niños y adolescentes en medio de la guerra?

En cuanto al caso de la firma Coomulsap, exigen que se le retire la operación por negligencia. En la carta aseguran que esta empresa “falló al contratar el personal delegado, falló con la administración de las instalaciones”. Agregan que antes de atender la denuncia, los funcionarios de Coomulsap intentan callar las denuncias de una madre para no ver afectada la imagen del operador y el centro educativo.

Por último, las familias reclaman mayor acompañamiento del Estado y le piden al presidente Iván Duque que caiga el peso de la ley sobre los responsables, “como lo dijo cuando el caso ocupaba los titulares de los medios de comunicación”. Los padres de los menores piden que las autoridades que empeñaron su palabra en el caso cumplan.

Carta de los padres de las presuntas víctimas de Alias Manolo
Carta de los padres de las presuntas víctimas de Alias Manolo

Las pruebas de las Fiscalía contra alias Manolo

Ismael Darío Lopera enfrenta los cargos de actos sexuales y acceso carnal abusivo con menor de 14 años. Según su abogado, en el juicio demostrarán, con ayuda de “peritos forenses especializados en psicología infantil”, que ninguna de las versiones de la acusación tiene alcances para condenar al sindicado.

La Fiscalía, por su parte, ha presentado 70 pruebas forenses y llevará al juicio los testimonios de por lo menos 58 personas cercanas al caso, entre los que están los padres, empleados del jardín, médicos, psicólogos, entre otros. El ente acusador presentó formalmente nueve casos de abuso y anunció la investigación de otros 29.

Cuando la profesora las castigaba a ella y a su hermanita, las dejaba solas en un cuarto del tercer piso y Maelo (alias Manolo) se les acercaba y les tocaba senos, nalga, vagina, y les metía la mano por debajo de la ropa”, dice uno de los crudos relatos del escrito de acusación, revelados por Semana.

Le puede interesar: Cómo proteger a los niños más allá de la cadena perpetua contra violadores

Con este tipo de declaraciones, los familiares de las víctimas también buscan reforzar la tesis sobre la responsabilidad de las profesoras. Por ahora, tampoco está claro qué pasará con las personas que habrían ayudado a escapar a alias Manolo en los primeros días tras la denuncia del caso.

Los padres de familia insisten en la necesidad de un mayor compromiso por parte de las autoridades para que no haya impunidad en el caso. Además, denuncian que medios de comunicación y funcionarios públicos atendieron la denuncia solo mientras fue viral.

No se pierda: Iglesia católica en Francia, responsable de más de 216.000 casos de abuso sexual desde 1950

0 Comentarios

Deja un comentario