Almacenes La 14, el ícono empresarial caleño que terminó liquidado por la pandemia

Aunque su crisis financiera tuvo otros orígenes, la pandemia le dio la estocada final a esta compañía que estuvo en reorganización durante seis meses antes de pedir su liquidación.

Así lo solicitó Luis Eduardo Pérez Borrero, representante legal de la empresa, debido a la inviabilidad comercial de la compañía. Junto a La 14, también se pidió liquidar Calima Desarrollos Inmobiliarios S.A., otra de las filiales del grupo.

Luego de seis meses de acogerse al proceso de reorganización empresarial tras justificar insolvencia económica para seguir funcionando, la sociedad Almacenes La 14 S.A. acaba de pedir la liquidación judicial porque su situación es tan difícil que se encuentra en una situación “crítica, no reversible”.

Como era de esperarse, la noticia cayó como un baldado de agua fría no solo a los caleños, sino a los vallecaucanos que siempre vieron a esa compañía como uno de sus íconos empresariales. A eso se suma que el cierre sucede justo en medio de una de las coyunturas más difíciles en materia económica y de productividad que padece la región, no solo por cuenta de la pandemia, sino por los efectos del paro nacional.

Puede leer: ¿Existe racismo judicial en Colombia?

“Muy triste la situación de La 14, una empresa que durante años aportó al crecimiento del departamento y a la generación de ingresos para cientos de familias. A todos quienes hicieron parte de este proyecto: muchas gracias por trabajar durante tantos años por la grandeza del Valle”, trinó el representante a la Cámara por el partido Liberal Juan Fernando Reyes Kuri.

Almacenes La 14 como fuente de empleo

Sin duda, uno de los impactos más dolorosos de la decisión de liquidar Almacenes La 14 es la afectación sobre las familias de los 6.295 empleados (3.295 directos) que dependen de la cadena productiva de esa compañía.

De hecho, hace apenas siete años, en los rankings de indicadores empresariales, se hablaba que Almacenes La 14 generaba un promedio de 13.000 empleos entre directos e indirectos y facturaba ventas anuales por 1,3 billones de pesos. Esas cifras la ubicaban como la número 63 en todo el país.

Le puede interesar: El paro está quebrando la economía del suroccidente de Colombia

La preocupación no es solo para esas familias sino para las rentas públicas municipales y nacionales, ya que solo en predial esa compañía factura 11.000 millones de pesos anuales; otros 6.000 millones de pesos por industria y comercio (ICA) y 112.000 millones de pesos por recaudo del impuesto al valor agregado (IVA).

“Registramos con dolor esta situación que vive una empresa que ha aportado por años desarrollo a nuestra región. Todo nuestro apoyo y solidaridad para la familia LA 14, sus colaboradores, sus accionistas, clientes y tantos que nos duele esta noticia”, expresó en su cuenta de Twitter el senador uribista Gabriel Velasco.

Almacenes de La 14: de cacharrería a compañía

Una de las virtudes más apreciadas de Almacenes La 14 es justamente sus orígenes, ya que es una muestra del empuje y la tenacidad de una familia fundadora, que si bien no era caleña, tenía la visión de los vallunos.

Eso es justamente lo que sucedió con don Abel Cardona y sus hijos, oriundos de Aguadas, Caldas. El patriarca familiar tuvo el olfato de trasladarse a Cali, atraído por las multinacionales que aterrizaron en el Valle, para montar una cacharrería donde inicialmente solo vendía juguetes, rosarios y camándulas. Luego la fusionó con una ferretería y así fue como nació el concepto de todo un poco que caracterizó desde 1964 a Almacenes La 14.

La otra historia es su rápida expansión. Primero colonizó a la capital del Valle, donde logró montar 19 tiendas de las 29 que existen en todo el país. Luego le apuntó a los municipios del Valle, comenzando por Yumbo, Jamundí, Palmira, Tuluá y Cartago. Posteriormente llegaría a Manizales, Pereira, Neiva, Girardot, Popayán y Bogotá.

¿El talón de Aquiles de La 14?

Esa última apuesta por Bogotá fue su punto más alto de expansión, pero a la vez sería el comienzo de sus desgracias, tal como se advierte del memorial de solicitud de reorganización que hicieron en diciembre de 2020 ante la Superintendencia de Sociedades.

Si bien el documento aclara que la crisis la ahondó la pandemia por cuenta del covid-19, también deja entrever que los problemas económicos comenzaron con la apertura de su tienda en Bogotá en el año 2012, porque “se sobreinvirtió en activos inmobiliarios”, dice textualmente el documento oficial de la intervención.

Esa falta de flujo de caja les causó un déficit por 116.000 millones de pesos, que los obligó a buscar apalancamientos financieros con más deuda, que pese a la crisis interna estaban cumpliendo. Sin embargo, con la pandemia se asfixiaron.

Le sugerimos: Exmilitares colombianos vinculados a magnicidio en Haití fueron entrenados por el servicio de inteligencia MI5 británico

Hasta el momento de la solicitud de reorganización ante la Superintendencia de Sociedades, en diciembre de 2020, Almacenes La 14 registraba un pasivo financiero por cerca de 280.000 millones de pesos con cinco entidades bancarias y deudas millonarias a favor de 2.047 proveedores. Aunque aclaran que a la mitad de ellos les deben sumas inferiores a los diez millones de pesos.

Lo que pocos imaginaban es que el proceso de reorganización, que por lo general es el comienzo de una nueva oportunidad operativa para las empresas en crisis que se someten a él, en esta ocasión fuera el comienzo de la estocada final: solicitud de apertura de liquidación judicial de uno de los íconos empresariales de los caleños.

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio