“Anatolio, vote sí”: la orden que pondría en aprietos a Jennifer Arias

Hasta hace unos días el representante Anatolio Hernández era casi un desconocido en el panorama político nacional. Sin embargo, le bastaron solo 20 segundos para pasar del anonimato al desprestigio, y todo por cuenta de su “intervención” en el debate sobre el Presupuesto General de 2022.

Cuando ya se estaba votando el artículo que modifica la ley de garantías, Hernández, que estaba participando de forma virtual, pidió una particular ayuda, sin percatarse de que tenía el micrófono prendido: “¿Cómo están votando? ¿Cómo voto?”. “Anatolio, se está escuchando”, le respondió la presidente de la Cámara, Jennifer Arias. En seguida, se empezaron a escuchar voces con una clara indicación al congresista: “Anatolio, vote sí”. Una de esas voces era la de Arias.

Anatolio, en efecto, votó sí. O sea, estuvo de acuerdo con suspender la norma que impide a gobernadores y alcaldes celebrar contratos en época electoral. Una decisión fuertemente cuestionada porque, según muchos sectores, esto abriría la puerta para comprar votos de cara a los comicios del próximo año.

Lea más en Diario Criterio: ¿A quién le dijo “estúpida” Margarita Restrepo en el debate contra la minTIC?

La situación pondría en aprietos a la representante Arias, del Centro Democrático. Algunos podrían considerarla como una injerencia indebida a favor de un proyecto del Gobierno, puesto que, como presidenta de la Cámara, ella debe ser la garante para que ese tipo de votaciones se desarrolle con transparencia.

“Un nuevo episodio de cómo la Cámara de Representantes se convierte en una notaría. Duele nuestra democracia”, escribió en Twitter el representante José Daniel López, de Cambio Radical, quien votó en contra del artículo.

López, de hecho, ha lanzado otras críticas contra Arias por la forma en que manejó el debate del Presupuesto General. Antes de que estallara el Anatolio-Gate, el congresista publicó en su cuenta de Twitter un video que recopila cómo, al parecer, se cortaron las intervenciones de quienes estaban en contra de suspender la ley de garantías.

Además, todo esto demuestra las rupturas que hay dentro del Centro Democrático. Por un lado, el sector afín al presidente Duque respaldó el polémico artículo. Por el otro, legisladores como Gabriel Santos, María Fernanda Cabal y Paloma Valencia votaron en contra de modificar la ley de garantías.

Le puede interesar: Cabal y Zuluaga abren otra grieta en el uribismo

Al episodio de Anatolio y la denuncia de López se suma otro factor que enloda mucho más el debate: expertos dicen que la ley de garantías no se podía cambiar como se hizo, sino a través de una ley estatutaria. Así las cosas, el artículo podría caerse si la Corte Constitucional le hace revisión.

¿Quién es Anatolio Hernández?

Anatolio nació en Carrapí, Cundinamarca, pero desde hace 25 años está vinculado al Guainía, como él mismo lo dice en su página de la Cámara de Representantes.

Fue diputado y presidente de la Asamblea de ese departamento e intentó llegar a la Gobernación dos veces. Primero, se lanzó en 2011, con el aval del Partido Conservador. Obtuvo 2.796 votos y quedó en el tercer lugar. En 2015, volvió a probar suerte, en una coalición con el Centro Democrático. Aunque aumentó la votación (4.035), se quemó otra vez.

Ya sin esperanza de convertirse en gobernador, Anatolio decidió dar el salto al Congreso, pero con un partido diferente: La U. En 2018, con 2.338 votos, consiguió su curul como representante del Guainía.

Ahora bien, la polémica del “vote sí” no es la única que ha tenido que enfrentar. Hace un año, Raúl Emilson López Cruz, exintegrante de la unidad de trabajo legislativo (UTL) de Hernández, radicó, en el Consejo de Estado, una demanda de pérdida de investidura contra él.

Según López Cruz, durante el tiempo en que estuvo en la UTL del representante “nunca desempeñó ninguna función o tarea”. A pesar de eso, Hernández autorizó los pagos del salario, durante casi un año, “y le exigía, como contraprestación, un porcentaje del mismo”, aseguró el demandante.

El congresista, en ese momento, negó los señalamientos, respondió que López Cruz sí trabajó en su UTL, pero que fue desvinculado porque “de manera reiterada incurrió en conductas ilícitas”.

“El señor López Cruz quiso impedir su desvinculación mediante iniciales y estériles ruegos y posteriormente con amenazas y actitudes extorsivas realizadas en mi contra, las cuales no aceptó”, afirmó entonces Anatalio.

5 Comentarios

  1. Otro tontarron sin criterio ni personalidad que llega a esta corporacion para delinquir en amangualamiento con la tal jenifer arias otra sacamicas del circulo sectario de matarife

Deja un comentario

Diario Criterio