La mala hora de Andrés Pastrana

A la mención de Andrés Pastrana en los Pandora Papers se suma otro revés que sufrió hace poco: su intervención en la Comisión de la Verdad y la carta de los Rodríguez Orejuela en su contra.

Las últimas semanas del expresidente colombiano Andrés Pastrana Arango no han sido las mejores por cuenta de los escándalos en los que se ha visto involucrado. El más reciente, y que lo volvió a poner ante la opinión pública, es el de Pandora Papers, donde el nombre del exmandatario nacional surgió en medio de los documentos analizados.

La investigación reveló la existencia de una sociedad offshore en Panamá vinculada a Pastrana Arango. A pesar de que esa empresa se constituyó en 2005, solo hasta 2016 se supo que el expresidente era uno de sus beneficiarios. El exmandatario, por su parte, respondió que la cuenta sí ha sido declarada y registrada ante la Dian y el Banco de la República.

Sus tragos amargos vienen desde fines de agosto último, luego de su intervención en la Comisión de la Verdad, donde aseguró que el también expresidente Ernesto Samper sí sabía de la financiación de su campaña por parte de narcotraficantes. Y como prueba reina entregó una carta firmada por los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, y que ya había publicado en un libro ocho años atrás.

Recomendamos leer: Se abre la caja de Pandora de Pastrana y Gaviria en paraísos fiscales

Ese primer sorbo le valió para revivir una vieja pelea con Samper y que este mismo recordara que Pastrana Arango aparece en la lista de personas que viajaron con Jeffrey Epstein rumbo a las Bahamas. “No le reconozco ninguna autoridad moral a Andrés Pastrana mientras no le explique a la opinión pública cuáles fueron sus relaciones con el pedófilo Epstein y por qué, y para qué, invitó a Cartagena a su proxeneta Ghislaine Maxwell”, trinó el expresidente liberal.

Epstein, cabe recordarlo, solía llevar a su isla privada en las Bahamas a menores de edad de las que abusaban él y otros magnates. Pastrana Arango ha respondido que él nunca conoció esa isla y que abordó el avión para hacer un trasbordo a Cuba.

De prueba reina a bumerán

La prueba reina que Pastrana Arango presentó en la Comisión de la Verdad terminó convirtiéndose en bumerán. Días después, los hermanos Rodríguez Orejuela le reclamaron a través de un correo electrónico, con fecha del 6 de septiembre pasado, que olvidó contarle a la Comisión “su participación criminal en los tan sonados contratos de Dragacol y Chambacú, donde usted fue el jefe de esa conspiración delincuencial para defraudar al Estado en varios millones de dólares”. Además, insinuaron que así como financiaron la campaña de Ernesto Samper, también lo hicieron con la de Pastrana.

Pastrana Arango sigue con una vida pública activa. De tanto en tanto comenta y participa en las discusiones y hechos que se presentan en el país. A veces arremete contra políticos en otros rincones del planeta, como lo hizo contra el partido Podemos, de España, hace unos días, cuando les instó a que “salgan a contar la verdad sobre cómo y de qué forma se han financiado buena parte de sus líderes“.

A veces sus opiniones reciben respuestas fuertes que le recuerdan su pasado.

El suicidio político

De hecho, el mismo Juan Manuel Santos, durante la presentación del libro Una conversación pendiente —junto a Ingrid Betancourt—, catalogó la participación de Pastrana Arango en la Comisión de la Verdad como un suicidio político.  “Lo que hizo con Samper alguien lo catalogó como un tiro en el pie y yo diría que fue un tiro en la sien. Pastrana se suicidó con lo que hizo ahí, ante la historia, porque quedó peor que Samper”, dijo. 

Le puede interesar: La carta de los Rodríguez Orejuela, el elefante que ahora asusta a Pastrana

Claro que la respuesta del que fuera presidente entre 1998 y 2002 no se hizo esperar y salió a reclamarle a Santos, a través de otra carta, por su comentario y su campaña de reelección: “Fue comprada con el mismo modus operandi, en angustiada segunda vuelta con el salvavidas de los dineros ilícitos”.

Y remató la carta invitándolo a debatir públicamente sobre la financiación de las campañas de los tres —Pastrana, Samper y Santos—. “Escoja usted la fecha”, puntualizó.

Lo cierto es que el expresidente Pastrana Arango pasa por estos días por una racha que no le da respiros. Sus opiniones y los señalamientos en contra de otros le empiezan a pasar factura, eso sin contar los otros escándalos que se le empiezan a destapar.

0 Comentarios

Deja un comentario