Un documental de Netflix cambió el rumbo del caso por el asesinato de Malcolm X

El 21 de febrero de 1965, Malcolm X era asesinado en Manhattan, Nueva York, por tres hombres que le dispararon frente a su familia antes de un discurso. Esta semana, en un giro dramático de ese capítulo doloroso de la historia de los afrodescendientes en Estados Unidos, la justicia neoyorquina exoneró a dos hombres condenados por el crimen.

El asesinato de Malcolm X sacudió a Estados Unidos y simbolizó las tensiones políticas y sociales del país en los años 1960, marcadas también por el magnicidio del presidente John F. Kennedy, en 1963, y el de otra gran figura de la defensa de los derechos cívicos, Martin Luther King, en 1968.

Puede leer: Latinos en Estados Unidos, la séptima economía más grande del mundo

El caso se reactivó en 2020, luego de la difusión del documental ‘¿Quién mató a Malcolm X?‘, el cual incidía en las dudas sobre la presencia en el lugar del asesinato de los ahora exonerados Muhammad Abdul Aziz y Khalil Islam.

Aziz, de 83 años, fue excarcelado en 1985. Por su parte, Islam salió en 1989. Falleció en 2009, por lo que fue exonerado póstumamente.

¿Qué dice la investigación?

El documental de Netflix se basa en la tesis de un historiador no profesional de Washington, Abdur-Rahman Muhammad, que asegura que los dos primeros condenados son inocentes y que el tercero, que reconoció los hechos, había actuado con otros cuatro miembros de la Nación del Islam desde una mezquita de Newark (Nueva Jersey), cerca de Nueva York.

Según la información de las autoridades, el FBI “ocultó” varios documentos que implican a otros sospechosos, así como la presencia de agentes infiltrados en la sala en el momento del tiroteo.

Un testigo confirmó a los investigadores del equipo del fiscal Cyrus Vance lo que siempre había sostenido Muhammad Aziz: que en el momento del asesinato se encontraba en su casa.

Martin Luther King Jr. junto a Malcolm X en Manhattan, el 26 de marzo de 1964. Foto: AFP
Martin Luther King Jr. junto a Malcolm X en Manhattan, el 26 de marzo de 1964. Foto: AFP

Asimismo, The New York Times informó que un periodista del Daily News había recibido una llamada la misma mañana anunciándole que Malcolm X iba a ser asesinado.

Estas revelaciones relanzan la tesis del papel como mínimo turbio que jugaron el FBI y la policía de Nueva York de la época, alimentada por la carta póstuma de un policía en febrero de 2021. Este aseguraba que se había infiltrado, por orden de sus superiores, en el entorno de Malcolm X y había tendido una trampa a dos guardaespaldas, detenidos unos días antes del asesinato, para debilitar la seguridad del activista.

En el momento de su asesinato, Malcolm X había abandonado Nación del Islam y abrazado un discurso más moderado. El defensor de la causa negra tenía 39 años, y era acusado por sus detractores de incitar a la violencia y al separatismo. Estaba siendo amenazado por miembros de su antiguo movimiento y su domicilio, en el barrio neoyorquino de Queens, que había sido blanco de un atentado unos días antes.

Caso Malcolm X: un “fracaso de la justicia

Tras calificarlo de “fracaso de la justicia“, la jueza del Tribunal Supremo de Nueva York, Ellen Biben, anuló la condena de Aziz, alias Norman 3X Butler, presente en la sala, e Islam, alias Thomas 15X Johnson, tras una demanda presentada por el fiscal Cyrus Vance y la defensa. “Pedimos disculpas por lo que fueron violaciones serias e inaceptables de la ley y la confianza pública“, dijo Vance a las familias por lo que consideró una “injusticia“.

Tras 22 meses de investigación realizada por el fiscal, el equipo de abogados de los dos condenados y la organización “The Innocence project“, que lucha contra los errores judiciales, Vance pidió en un documento de 42 páginas que se “anularan las sentencias condenatorias y se desestimara la acusación“.

¿Quién le disparó a Malcolm X?

Desde el 21 de febrero de 1965, cuando Malcolm X subió a la tribuna de la Sala Audubon en Harlem, Aziz e Islam, que pasaron más de dos décadas en la cárcel, siempre reivindicaron su inocencia.

El tercer condenado por la muerte de Malcolm X, Mujahid Abdul Halim, alias Talmadge X Hayer, reconoció haber disparado contra el dirigente social y siempre defendió que Aziz e Islam no estaban implicados en el asesinato.

Puede leer: Kyrie Irving, la estrella de la NBA que “despertó” a los antivacunas en Estados Unidos

Ante la audiencia, y para cerrar este episodio, Aziz sentenció con furia: “no necesito que el tribunal, estos fiscales o un trozo de papel me digan que soy inocente“.

Hasta la anulación de la sentencia este jueves, la tesis oficial, muy cuestionada, defendía que hubo tres culpables, miembros en la época del movimiento “Nation of Islam (Nación del Islam)“, y condenados por la justicia estadounidense en 1966.

1 Comentarios

  1. Elizabeth Beltrán

    En Colombia hay crisis! La Policía documenta capturas acomodadas de flagrancia,? [email protected] fiscales están adoctrinados sobre temas específicos, y los jueces de garantías pocos lo son. La carga laboral de fiscalía la resuelven con prototipos de marea tal que al final terminan excarcelados entre un 50-70% e gente inocente! Los de plata culpables… salen rápido! Los jugados de descongestión son una burla (sin experiencia, sin rigurosidad, reafirman la 1a instancia). Sólo las altas cortes y tribunales hacen bien su trabajo. Esto acaba con muchas familias y gente inocente tanto juez de garantías como fiscales poco objetivos ! 🆘 AltasCortes!

Deja un comentario

Diario Criterio