Banksy y los dilemas de una exposición ‘no autorizada’

El anuncio de la exposición ‘Banksy: ¿Genio o Vándalo?’ en Bogotá, ha generado la misma discusión que en otros lugares del mundo: ¿Está bien cobrar por ver obras que fueron hechas para ver gratis en las calles? ¿Se puede hacer una exhibición sin la autorización del artista?

En medio de la expectativa y la emoción que generó, en muchos colombianos, el anuncio de la exposición Banksy: ¿Genio o Vándalo?, que permitirá ver en Bogotá algunas de las obras de Banksy, el misterioso y desconocido (o la misteriosa y desconocida) artista británico e ícono del arte callejero, han aparecido varias voces críticas.

Se trata, sobre todo, de fanáticos del artista o de seguidores del arte callejero que llaman la atención no solo por el hecho de que la exposición no cuenta con la autorización del artista (que ha mostrado a través de redes su desacuerdo con este y con otros eventos similares), sino también lo paradójico que resulta cobrar por ver obras que fueron hechas en las calles, para ver de forma gratuita y sin tener que comprar una entrada. 

En contexto: Banksy, el misterioso artista británico, estará en Bogotá con una exhibición de sus obras más importantes

No es una discusión nueva. De hecho, a medida que la exposición le ha dado la vuelta al mundo (ha pasado por Bruselas, Nueva York, Los Ángeles, Madrid, Tokio, Moscú y Buenos Aires, entre otras ciudades), se ha repetido el debate. En junio del año pasado, por ejemplo, cuando la muestra estaba por Los Ángeles, el periódico Los Angeles Times escribió: “Banksy: ¿Genio o Vándalo? viene a L.A., y algunos fans de Banksy no están contentos”.

Lo mismo ha sucedido con otras exposiciones sobre Banksy (ninguna autorizada) que le dan la vuelta al mundo, como The Art of Banksy o Banksy: Without Limits. Sobre esta última, Artnet News reportó que varios espectadores en Seúl, Corea del Sur, estaban tan descontentos con la falta de obras originales del artista, que iban a pedir que les devolvieran el dinero.

Banksy genio o vándalo
La exposición intenta mostrar una experiencia inmersiva en la obra del artista.

Y si bien Banksy: ¿Genio o Vándalo?, que estará a partir de 1 de octubre en el Centro Nacional de las Artes del Teatro Colón, tiene, según sus organizadores, más de 100 obras originales “auténticas y autentificadas”, incluyendo esculturas e instalaciones, así como vídeos y fotografías de sus obras, y “una gran instalación multimedia para disfrutar de su trabajo en el entorno original callejero en el que ha sido creado”, la discusión sigue siendo parecida. 

“No digo que la exposición no sea interesante –escribió en su cuenta de Twitter el artista urbano y grafitero colombiano Toxicómano-. Estoy seguro que habrán cosas muy pertinentes para el clima social y político que estamos viviendo, pero la idea de cobrar por ver algo que se encuentra libre en la calle tiene que ver más con el marketing que con el arte urbano”.

El propio Banksy, en su página web, tiene una sección dedicada a estas exposiciones, en la que dice que “el público debe saber que han habido una serie de exhibiciones de Banksy recientemente, ninguna de las cuales es consensuada. Han sido organizadas completamente sin el conocimiento del artista o su involucramiento. Por favor tratarlas en consecuencia”.

Junto al mensaje hay una foto de una calle en la que los afiches que promocionan una de las exposiciones fueron tapados por una pintada que dice “Fake” (falso, en español). En la sección también hay una lista de exhibiciones, entre las que está incluida Banksy: ¿Genio o Vándalo?.

Incluso en agosto de 2018, en la cuenta oficial de Instagram del artista, apareció publicada una conversación en la que alguien le preguntaba por una exhibición en Moscú. “Sabes que no tiene nada que ver conmigo, ¿no? Yo no le cobro a la gente para ver mi arte, a menos que haya una rueda de feria”, le respondió Banksy. 

Banksy chat
Un chat en el que Banksy desautoriza las exhibiciones que cobran por ver su obra.

Desde entonces, muchos de los seguidores del artista, y varios defensores del arte callejero, critican las exhibiciones que se hacen en todo el mundo y algunos han llegado a sabotearlas. Dicen que las obras fueron compradas o incluso robadas (sacadas de las calles en donde fueron hechas), y que no tienen derecho a cobrar por verlas.  

Los organizadores de las exhibiciones, por otro lado, las defienden. Las personas que están detrás de Banksy:¿Genio o Vándalo?, por ejemplo, dicen que la muestra (que ha pasado por algunos de los museos más prestigiosos del mundo) es una forma de “democratizar” el arte efímero del artista y de llevarlo a lugares del mundo en los que es imposible verlo. 

Puede leer también: ‘Venseremos’, una exposición donde se entrelazan la paz y la violencia de Colombia y México

Oliver Davies, de Fever, la empresa que creó esta exhibición y que está detrás de otras, como una exposición inmersiva en las obras de Vincent Van Gogh (que también estuvo en Bogotá), le dijo a Los Angeles Times que crearon ¿Genio o Vándalo? porque fuera del Reino Unido hay muchas ganas de saber más sobre Banksy. 

“No solo es un artista callejero, también es un activista. La gente está realmente interesada en su postura más que solo en su arte. Eso es lo que nos impulsó a brindar una experiencia educativa”, añadió. 

La discusión se ha trasladado también a los expertos y críticos. Algunos dicen que una exhibición como estas es interesante y permite conocer la obra de un artista mundialmente famoso. También, que cada persona está en su derecho de pagar para conocer más sobre alguien a quien admiran o de quien quieren saber más.

Banksy exposición
Una imagen de la exhibición en Estados Unidos.

Incluso creen que aunque no lo diga públicamente, estas exposiciones terminan por beneficiar a Banksy y su marca, como lo dijo el galerista Scott Hove al L.A. Times. Aunque el artista, que tiene un fuerte mensaje anticapitalista, probablemente se escandalizaría ante el uso de esta palabra.

Otros, creen que no tiene sentido sacar las obras de las calles (su ubicación natural) y, además, cobrar para verlas, pues eso va contra todo lo que el arte urbano significa. Sin contar con que estas exposiciones se nutren y se enriquecen a costa del nombre de un artista al que no le devuelven nada.

Al final, queda en manos del público decidir si vale la pena o no pagar la boleta por una exhibición de arte callejero no autorizada por el artista. Como lo explicó el propio Toxicomano en su cuenta de Twitter: “Sigamos disfrutando la obra de Banksy, quien quiera y pueda pagar por asistir que lo haga, pero bien vale la pena reflexionar también sobre este tipo de prácticas”.

Puede leer: Documentales, piezas de arte, obras de teatro y pódcast que ha dejado la Comisión de la Verdad

3 Comentarios

  1. Es un tema bién complejo porque son exposiciones no autorizadas por el artista que utilizan sus obras callejeras y cobran
    Pero por otro lado permiten conocer estas obras en ciudades como Bogotá que no las tiene

Deja un comentario

Diario Criterio