Benjamín Netanyahu vuelve al poder en Israel

El electorado israelí volvió a elegir al exprimer ministro que recupera escaños y se muestra como una fuerza política.

El exmandatario israelí Benjamín Netanyahu quedó el jueves 3 de noviembre en condiciones de volver a formar gobierno tras obtener una cómoda mayoría en las elecciones legislativas, en alianza con colectivos ultraortodoxos judíos y de extrema derecha.

El bloque de derecha obtuvo 64 curules de las 120 de la Knéset (Parlamento), repartidas entre el partido Likud de Netanyahu (32 escaños), los partidos ultraortodoxos (18) y una alianza de fuerzas de extrema derecha (14), informó la comisión electoral.

El bloque del primer ministro saliente, el centrista Yair Lapid, obtuvo 51 escaños en los comicios, que se realizaron el martes 1 de noviembre.

El primer ministro Lapid felicitó a Netanyahu por su victoria en las elecciones y le informó al jefe de la oposición que había dado instrucciones para preparar una transición ordenada“, señaló la oficina de Lapid, en un comunicado.

Ahora corresponde al presidente de Israel, Isaac Herzog, que tiene un papel principalmente simbólico, encargar al líder político con más posibilidades la formación de un gobierno, en un plazo de 42 días.

El gabinete que se perfila es el más derechizado de la historia de Israel, según analistas.

La divulgación de los resultados se dio en una jornada en la cual cuatro palestinos murieron a manos de las fuerzas israelíes en Cisjordania y en Jerusalén, entre ellos, el autor de un ataque y un combatiente, en un contexto de estallidos de violencia.

Puede leer: ¿Tiene solución el conflicto entre Palestina e Israel?

Israel también interceptó un cohete disparado desde la Franja de Gaza contra su territorio, informó el ejército. Posteriormente, la misma fuente indicó que otros tres disparos de cohetes se efectuaron en la noche desde este enclave palestino, sometido desde hace 15 años a un estricto bloqueo israelí y gobernado por el movimiento islamista Hamás.

Ya es hora de volver a traer seguridad a las calles, de restablecer el orden, de mostrar quién manda. Ya es hora de matar a un terrorista que lleva a cabo un ataque“, declaró el líder de extrema derecha Itamar Ben Gvir.

El gobierno Lapid “llega a su final” agregó.

Benjamín Netanyahu, contra viento y marea

Lapid logró forjar el año pasado una coalición diversa para desalojar a Netanyahu, el primer ministro que más años ha estado al frente del Gobierno del país (1996-1999 y 2009-2021).

En contexto: Tras 12 años, Benjamín Netanyahu deja el poder en Israel

Pero Netanyahu, de 73 años, lejos de tirar la toalla, se aferró a su papel de líder de la oposición, pese a las acusaciones de corrupción en su contra.

Según la prensa israelí, el bando de Netanyahu no esperó tener luz verde de manera formal y encargó a Yariv Levin, uno de sus aliados más cercanos, iniciar unas conversaciones que se anuncian complejas, especialmente con la formación Sionismo Religioso.

Benjamín Netanyahu. Foto: Emmanuel Dunand / AFP
Benjamín Netanyahu fue procesado en 2019 en Israel por soborno, fraude y abuso de poder en tres casos en los que estaba imputado por recibir valiosos regalos e influir para conceder ventajas económicas y fiscales a altos cargos empresariales a cambio de mejorar su imagen en medios de comunicación que estos controlaban. | Foto: Emmanuel Dunand/AFP.

El año pasado, el primer ministro saliente, Lapid, unió una coalición heterogénea de partidos que abarcaban todo el espectro ideológico, tanto de derecha, de izquierda, de centro y un partido árabe. El único objetivo de esta alianza, sin verdadero proyecto común, era poner fin al reinado de Netanyahu, el jefe de gobierno más longevo de la historia de Israel.

Mientras esta coalición, pese a sus diferencias ideológicas, luchaba por gobernar el país, Netanyahu cerraba filas a su alrededor para preparar su regreso a la escena política israelí. Desde 2019, las voces críticas dentro del Likud fueron acalladas; el político consolidó su bloque de partidos aliados e hizo campaña como nunca antes en las ciudades ultraortodoxas.

Puede leer: Asesinato de Shireen Abu Akleh habría sido deliberado, reclaman dos ONG

Este esfuerzo se complementó con una fuerte alianza. Fue el supremacista judío Itamar Ben Gvir, líder del movimiento Otzma Yehudit, cuya formación dio la mayoría a Netanyahu.

Ben Gvir, que cree en la supremacía de la ley divina y la del pueblo judío y que fue condenado en 2007 por incitación al odio y apoyo a una organización terrorista, ha pasado en dos años de los márgenes de la derecha a la parte delantera del escenario.  

Hizo campaña con un sencillo eslogan: “¿Quién es el dueño?“; dice que sus votantes “quieren caminar con seguridad por la calle”, quiere que los “soldados y policías no tengan más obstáculos” y “separar a los que son leales al Estado de Israel de los que socavan su existencia“.

Este líder de la derecha más extrema pretende ser ministro de Seguridad Pública, mientras que su aliado Bezalel Smotrich procura ser ministro de Defensa. Ambos quieren levantar las restricciones del ejército y la policía en Israel para disparar contra los palestinos en los territorios ocupados.

Asimismo, piden una reforma radical del poder judicial. Entre otras cosas, quieren que el Tribunal Supremo no pueda censurar las leyes aprobadas en la Knésset.  

Gvir y Smotrich también exigen romper el poder del fiscal general e impedir cualquier proceso por fraude y abuso de confianza contra un miembro del parlamento, lo cual pondría fin al proceso de Netanyahu. Según analistas, todas estas iniciativas supondrían una grave amenaza para el “orden democrático” en Israel.

Para Yosi Klein Halev, un investigador del Instituto Shalom Hartman (Jerusalén), “Netanyahu tendrá dificultades en controlar a sus nuevos socios“.

Por su parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos afirmó antes de la publicación de los resultados que espera que “todos los altos cargos israelíes sigan compartiendo los valores de una sociedad abierta, democrática y tolerante respeto a la sociedad civil, en especial a los grupos minoritarios“.

Con AFP
Siga con: El silencio de Joe Biden ante el conflicto entre Palestina e Israel

0 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio