Su última novela: ahora quiere que solo mueran los malos, muy malos

Recién se publicó Billy Summers, la nueva novela de Stephen King. Una historia que se acerca más a un policiaco que al terror o lo sobrenatural.

Hay asesinos con principios, como los de algunas películas: “No mujeres, no niños”, decía uno de ellos.

En Medellín, narra un libro, hubo un justiciero social: mataba a  aquel que se metiera con personas inocentes en el barrio ‘caliente’ en el que vivía.

Billy Summers, personaje y nombre de la nueva novela de Stephen King, tiene de ellos una norma innegociable: solo mata gente mala.

Puede leer: “La lista de monstruos en Colombia es más larga que la de los próceres”

Y casi  siempre este tipo de asesinos,  como cuando alguien quiere dejar un vicio, prometen que el próximo será su último trabajo.  Ocurre con Summers, un excombatiente de la guerra de Irak.

King lo anuncia: “¿Qué podría salirle mal? Todo”. Mientras el asesino prepara su último crimen, decide escribir lo que podría llamarse una autobiografía.

La nueva historia de Stephen King

Así queda planteada la novela 63 de Stephen King, la segunda del año, pues al comienzo del 2021 había publicado Later, sobre un niño que tiene poderes especiales y peligrosos.

Un King alejado de lo sobrenatural, como en Misery (1987), la historia de un escritor sometido con locura, tras un accidente de carro,  por una de sus fans. O Dolores Clairbone (1993), una mujer acusada de asesinato, y a la que su hija quiere ayudar a demostrar que es inocente.

Su nueva historia que reafirma lo que viene haciendo con Hard Case Crime, la editorial estadounidense de títulos noir, donde ya publicó The Colorado Kid, Joyland y Later.

Puede leer también: “Un periodista en Colombia es un detective sin pistola y sin placa”

El crítico literario Rob Latham, de Los Angeles Review of Books, ha dicho que en las dos últimas décadas, King está más cerca de las novelas policiacas que de cualquier otro tema. Además de los títulos mencionados,  suma Blaze (2007), sobre un torpe criminal y el secuestro de un niño rico.

El experto afirma que The Colorado Kid (2005) puede ser la mejor de King en este subgénero, una narración  sobre el crimen de un hombre no identificado Y es convincente  en gran parte porque no tiene elementos fantásticos, solo  el misterio del caso en sí.

Sobre los otros dos libros, Joyland (2013) y Later (2021), afirma: “son menos convincentes, precisamente, en la medida en que han puesto de relieve aspectos extraños (precognición en la primera novela, comunicación con los muertos en la última)”.

Stephen King en 1974

Muy similar al caso de la novela The Outsider (2018), que comienza con la investigación del asesinato de un niño, pero luego concluye con una historia monstruos.

Sin embargo, el analista Nick Kolakowski, de la página especializada Crime Reads, explica que los puristas del misterio pueden quejarse de la fusión de lo sobrehumano con un género que a menudo se centra en lo tangible. “El uso que hace King de los arquetipos del noir, en otras palabras, es cualquier cosa menos atípico”, afirma.

Su idea es que si  un escritor de misterio o noir podría resolver un caso de manera tradicional , por complicado y extraña que sea,  King  recurre a poderes psíquicos porque es lo que sus habituales  lectores  esperan de él.

También para leer: ¿A qué se debe el éxito global de ‘El juego del calamar’?

Pero es en la trilogía  Mr.Mercedes (2014), Finders Keepers (2015) y End of Watch (2016) donde King intenta, a veces lo evita, lo sobrenatural: un policía (Bill Hodges) va tras un psicópata asesino (Brady Harstfield), que quiere matar y matar sin parar. Una historia criminal incluso laureada por Mystery Writers of America.

El escritor ha dicho que creció leyendo historias de hampa, del bajo mundo y de autores como Richard Stark y John D. MacDonald. “Stephen King sin novela policiaca no existiría”, reza una de las tantas afirmaciones sobre su obra.

‘It’, adaptada al cine en 2017.

De hecho, recién dijo para la revista Esquire que las historias policiacas “son el tipo de cosas que me gustaban leer cuando era más joven: libros de Jim Thompson y Elmore Leonard”

Max Stand III, otro de los columnistas de Crime Reads, escribe que el autor se ha ido diversificando desde el comienzo de su carrera, incorporando elementos de varios géneros y haciéndolos suyos.

Y, según él, sus dos géneros más importantes son el terror y  la ficción criminal. “Sus libros están impulsados por el espíritu de los thrillers clásicos”, concluye.

¿Dónde está el terror?

El escritor argentino Ariel Bosi es el autor de  Todo sobre King y de Stephen King, el escritor constante.

Le puede interesar: Los libros para leer en octubre

Y le dice a Diario Criterio que espera de Billy Summers lo que siempre entrega el novelista estadounidense: personajes inolvidables, un ritmo que invita a no soltar el libro y, especialmente,  teniendo en cuenta sus últimas obras, un camino que no será lineal y sí lleno de muchos giros.  

King hoy tiene 74 años y era de 26 cuando publicó su primer libro, Carrie (1974), la historia de una adolescente con poderes telequinéticos, una obra de terror que terminó de golpear y asustar aún mucho más cuando, dos años después, Brian De Palma la adaptó al cine.

Trailer de ‘Carrie’, película de 1976.

No en vano se afirma que  King le debe mucho al cine, de la misma forma que el cine de terror le debe a King. Basta con enumerar clásicos como El resplandor (el escritor odió la versión de Stanley Kubrick), Cujo, Los niños del maíz, It (Eso) o Cementerio de animales.

Pero el escritor ha cambiado. Bosi recalca que los miedos de King, entonces, eran acordes a una persona de la década del setenta y un hombre de clase media.

Le podría interesar: Nate en ‘Ted Lasso’: El origen perfecto de un villano

Y se ha alejado del terror, parece una etapa pasada, aunque sigue teniendo elementos de esa sensación en sus libros. Le gusta y lo disfruta.

Su vida cambió y eso se nota en su obra. “Lo invariable –dice el autor argentino-  es que sus historias son  de gente común, gente ordinaria, enfrentada a situaciones extraordinarias”.

El terror (Made in King) se siente cercano, terror con el que el lector puede identificarse; sus personajes, como sus lugares, son cercanos, reconocibles en la vida real.

Ariel Bosi

En casi todas las obras de Stephen King hay niños como protagonistas, y ellos, en la mayoría de los casos, tendrán que resolver el conflicto o el problema que plantea la obra. Y si hay adultos estos suelen estar marcados por las vivencias de su infancia.

Bosi reitera:  “King es muy bueno creando personajes que sentimos reales y,  por eso,  sufrimos, nos alegramos, nos asustamos o nos enojamos con ellos”.

Para leer: Mugre Rosa, de Fernanda Trías

Puede que King tenga otros intereses ahora, pero lo innegable es que cada libro suyo viene con un halo de misterio, el lector lo espera, puede que lo imagine, pero no siempre acierta con lo que encontrará.

Billy Summers se llama su más reciente libro  y no es terrorífico ni sobrenatural. Por ahora, solo de eso estamos seguros.

4 Comentarios

  1. King un escritor famoso por sus libros de Suspenso terror y ahora parece que policíacos
    Adaptados muchos a la pantalla
    Hay que leer esta última novela

Deja un comentario

Diario Criterio