La Unión Europea de Defensa: la alternativa a la OTAN tras el fracaso europeo en Afganistán

La caótica retirada de Afganistán por parte de tropas de Estados Unidos y la OTAN revivió la reflexión sobre la autonomía militar de la Unión Europea (UE). En este marco, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dio un mensaje claro al presentar sus principales proyectos para la pospandemia. “Lo que necesitamos es una Unión Europea de Defensa“, aseveró Von der Leyen, anticipando la posible creación de una fuerza de defensa conjunta por parte de los miembros de la organización.

Durante su discurso sobre el Estado de la Unión, la jefa del poder ejecutivo europeo señaló que “ha llegado el momento de que la UE dé un paso más” para “defenderse de los ciberataques, actuar donde la OTAN y la ONU no están presentes y gestionar las crisis a tiempo“.

Tropas estadounidenses en Afganistán en 2010
Tropas estadounidenses en Afganistán en 2010. Von der Leyen quiere crear la Unión Europea de Defensa, una fuerza de reacción rápida, independiente de Estados Unidos y de unos 5.000 soldados. Foto: Patrick Baz / AFP

Von der Leyen adelantó que habrá una cumbre dedicada a la Defensa en el primer semestre de 2022. En todo caso, el proyecto para crear una fuerza europea de reacción rápida de unos 5.000 soldados, en discusión durante varios meses, aún está lejos de ser unánime.

Además de los asuntos de defensa, Von der Leyen tocó otros asuntos en su discurso ante el Parlamento Europeo. Defendió enérgicamente su gestión de la pandemia de coronavirus, pero pidió más vacunas en la UE y en todo el mundo para poder finalmente pasar la página.

“Una cuestión de soberanía”

La Comisión tiene la intención de aprovechar el colosal plan de recuperación pospandemia para construir una economía europea más verde y digital, al tiempo que busca fortalecer la autonomía industrial del continente.

Por ello, Von der Leyen pidió impulsar la producción europea de semiconductores, una tecnología crucial para la que la UE sigue dependiendo de Asia. “Es una cuestión de soberanía“, aseguró.

Puede leer: Entre Estados Unidos y China: la encrucijada de Macron, Merkel y la Unión Europea

Por encima de todo, Bruselas quiere confiar en su ambicioso Pacto Verde y los objetivos europeos de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para conciliar la recuperación económica y las preocupaciones medioambientales.

Europa no puede hacer todo por sí sola. Las principales potencias económicas, Estados Unidos o Japón, se han fijado objetivos de neutralidad climática para 2050 o poco después”, como la UE. Pero cree que “estos objetivos deben estar respaldados por planes concretos“.

Crisis económica

El gabinete de la UE también buscará reflexionar sobre cómo será la economía pospandemia. Según la presidenta, “necesitamos pensar en cómo la crisis ha cambiado el rostro de nuestra economía, desde la profundización de la deuda hasta las repercusiones desiguales en diferentes sectores, incluyendo nuevas formas de trabajar“.

Puede leer: Afganistán: la crisis migratoria de la que ni Estados Unidos ni Europa se quieren hacer cargo

Ante una recuperación aún precaria, la UE “no repetirá el error” cometido tras la última crisis financiera, cuando un precipitado regreso a la austeridad fiscal hizo que el continente recayera en la recesión.

Si bien la Comisión Europea mantiene un duro enfrentamiento con Polonia y Hungría por el respeto al estado de derecho, Von der Leyen simplemente mencionó “la evolución preocupante de ciertos estados” con quienes “el diálogo no es suficiente“, aunque evitó identificarlos.

Reacciones frías

El optimismo y la satisfacción de Von der Leyen con la reacción europea a la pandemia, sin embargo, se estrelló contra las críticas de eurodiputados.

El legislador François-Xavier Bellamy, del conservador y mayoritario Partido Popular Europeo (PPE), aseguró que “se trata de una extraña autosatisfacción, porque la crisis sanitaria expuso de manera cruel las fallas europeas“.

Puede leer: Vacunación obligatoria o confianza en los ciudadanos: el dilema de la Unión Europea

Con relación a la reacción ante la pandemia, la líder del bloque de los socialdemócratas, la española Iratze García, dijo que “aún no hemos hecho lo suficiente, porque la pandemia ha exacerbado las dificultades y las desigualdades de un modelo económico injusto“.

Inclusive la promesa de donaciones de vacunas fue recibida con frialdad por organismos no gubernamentales que favorecen la ruptura de las patentes. “El foso entre las bellas palabras y los actos crece de manera vergonzosa”, comentó Christos Christou, presidente de Médicos Sin Fronteras.

*Con información de AFP

3 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio