Caso Uribe: Fiscalía pide preclusión por “distorsiones” en el proceso

Gabriel Jaimes, fiscal encargado del caso, asegura que las pruebas no vinculan al expresidente como determinador de la compra de testigos contra el senador Iván Cepeda.

Desde marzo, el caso en contra del exsenador Álvaro Uribe Vélez, por presunta compra de testigos, ha estado lleno de apelaciones y dilaciones que retrasaron la intervención de la Fiscalía para solicitar a la jueza encargada no continuar con la investigación.

El caso más reciente fue la aparición del abogado Luis Alfredo Castro, que dijo representar al sacerdote Abel de Jesús Barahona Castro, quien desapareció en 1996. Castro exigió que se reconociera a Barahona Castro como víctima dentro del proceso.

Puede leer: Expulsado de la JEP: La jugadita que no le salió a Musa Besaile

Esa petición llegó por escrito al despacho de la jueza 28, que la negó por no tener ninguna conexión con el caso que se sigue en contra del expresidente. Sin embargo, el procurador encargado pidió anular la decisión de la jueza, asegurando que el trámite debió hacerse en la audiencia y no por escrito.

Concedida esa petición del Ministerio Público, se escuchó al abogado Castro, quien finalmente desistió de la solicitud de acreditación como víctima. La jueza se molestó y ordenó una compulsa de copias para que lo investiguen por haber dilatado de forma injustificada durante dos días el caso Uribe.

Lo que dice la Fiscalía en el caso Uribe

Para el fiscal Jaimes, coordinador de fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia, el proceso contra Uribe ha sufrido filtraciones que terminaron distorsionando los hechos con supuestos propósitos particulares. Según la Fiscalía, hay seis hechos que soportan su investigación y que le permiten solicitar la preclusión en favor del procesado.

Primer hecho: Juan Guillermo Monsalve, testigo clave en el caso, acusó a Álvaro y Santiago Uribe Vélez de tener nexos con paramilitares. El abogado Diego Cadena lo buscó para que se retractara a cambio de beneficios por intermediación de Vicky Jaramillo, una militante del Centro Democrático, quien alegó que solo llevó un mensaje. La Corte Suprema desestimó la actuación de Jaramillo y ordenó investigarla.

Cadena, en efecto, reconoció haber contactado a Monsalve tres veces, entre febrero y marzo de 2018, para obtener ese testimonio. Sin embargo, dijo que fue con intervención de Deyanira Gómez, exesposa de Monsalve y recientemente acreditada como víctima. Las presiones del abogado del expresidente quedaron grabadas.  

Recomendado: El poder ‘intocable’ del fútbol colombiano

Segundo hecho. El entonces representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada, según aparece en los expedientes de la Corte Suprema de Justicia, también habría buscado en 2018 al testigo Monsalve, para que se retractara de los señalamientos en contra de su exjefe político. El contacto se hizo a través del exparamilitar Carlos Eduardo López, alias Caliche, quien sería el encargado de grabar en video la retractación.

Tercer hecho. Explica el fiscal Gabriel Jaimes que el abogado Cadena fue hasta una cárcel en Estados Unidos para buscar la declaración del exparamilitar Juan Carlos ‘el Tuso’ Sierra, por el episodio de la conformación de los 12 apóstoles, del cual supuestamente era miembro Santiago Uribe. La Corte Suprema se negó a escuchar la versión de El Tuso, pero este finalmente declaró ante la Fiscalía.  

Cuarto hecho: La exfiscal Hilda Niño, condenada a cinco años de prisión por recibir sobornos del narco Miguel Mejía Múnera, alias el Mellizo, fue contactada por el abogado Diego Cadena en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá, para que declarara sobre un presunto complot montado por la Fiscalía en contra de Uribe.

Quinto hecho.  Se trata de los testimonios de Máximo Cuesta, alias Sinaí; Guiovanni Alberto Cadavid, alias Cadavid y Elmo José Mármol, alias Poli. Estos nombres corresponden a los de tres exparamilitares recluidos en la cárcel de Cómbita, quienes fueron buscados por Cadena para que firmaran sus declaraciones a favor del expresidente. El abogado Cadena habría redactado una de esas cartas a puño y letra.

No se pierda: Una niña de 13 años víctima de falsos positivos y otros horrores del Batallón La Popa

Por último, está la declaración que entregaron los exparamilitares Carlos Enrique Vélez, alias Fosforito, y Fauner Barahona, alias Racumín. Asimismo, se encuentra el video de Eurídice Cortés Velasco por intermedio de Juan José Salazar, abogado subalterno de Cadena.  

Del exparamilitar Carlos Enrique Vélez, hoy testigo principal contra Diego Cadena, se dice que habría recibido $40 millones de los $200 millones que supuestamente le prometieron. Vélez habría recibido el dinero a través de giros a nombre de sus familiares, a cambio de que declarara en favor del expresidente Uribe. Para el fiscal Gabriel Jaimes, en todo este entramado hay versiones contradictorias, las cuales no vinculan directamente al expresidente.

El capítulo Deyanira Gómez

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia determinó que el Tribunal Superior de Bogotá se equivocó al no reconocer como víctima a Deyanira Gómez, exesposa  de Juan Guillermo Monsalve.

Al resolver una tutela interpuesta por el abogado Miguel Ángel del Río, la Corte llamó la atención al Tribunal de Bogotá porque, al revocar la calidad de víctima de Gómez, desconoció pruebas que reposan en el expediente, dejando en evidencia algunas contradicciones.

Según los cargos, los procesados ofrecieron dádivas a un testigo para que se retractara. Sobre la forma de comisión de ese supuesto delito, se advierte que el declarante debía entregar un documento contentivo de la retractación. La accionante alega que la entrega del documento iba a hacerse a través de ella, dada su calidad de esposa del testigo supuestamente sobornado. Y, según lo acepta el Tribunal, fue en el contexto de esa función que la señora Gómez Sarmiento pudo sufrir los daños invocados. En esas condiciones, no puede afirmarse que se trate de hechos “desconectados” del delito por el que se adelanta la actuación”, indica el fallo de la Corte.

Lea también: ¿A quiénes delataría Salvador Arana ante la JEP?

La Corte recordó que en el expediente Uribe hay registros de interceptaciones, en las que se señala a los procesados de estar interesados en saber quién era Deyanira Gómez y conocer datos de su vida personal y laboral.

La situación ameritó incluso orden judicial encaminada a que se le brinda protección a través de la UNP hasta que logró refugio con sus hijos en un país extranjero. Todo ello, según se desprende de los elementos aportados, porque en las conversaciones telefónicas los agentes del ilícito advertían que la esposa de Monsalve representaba un obstáculo para lograr la retractación y era una mujer peligrosa”.

El 9 de abril de 2021, cuando se esperaba escuchar los argumentos de la Fiscalía para solicitar la preclusión a favor del expresidente Uribe, la defensa de Deyanira Gómez pidió ser reconocida como víctima alegando que su vida estuvo en peligro tras ser objetivo de una campaña en redes sociales en la que se le señaló como exguerrillera de las extintas Farc, campaña que también promovió el expresidente.

La defensa asegura que Gómez es víctima de persecución. Además. que fue despedida de su trabajo, después de evitar que su exesposo firmara una retractación ofrecida por el abogado Diego Cadena.

Gómez es víctima de manera indirecta, pero provisionalmente, hasta que se resuelva si se acepta o no la preclusión solicitada por la Fiscalía. 

Le puede interesar: Sin plata, sin pasajeros y sin subsidios. ¿Tienen salvación los sistema masivos de transporte?

4 Comentarios

  1. Señores,
    Acabo de leer el artículo y quedé un poco decepcionado, pues no encontré las ” distorsiones” por ningún lado.
    Enumerar hechos sin análisis riguroso, confunde, no prueba nada.
    Gracias.

  2. Ahora resulto este fiscalito mediocre en derecho penal un mandadero mas ilustrado y mas preparado que los 6 o 7 magistrados de la Corte suprema que investigaron a Uribe. Los pájaros disparándole a las escopetas.
    Ojala la Corte, a donde regresara seguramente este caso finalmente le de una lección en derecho procesal y penal a este mediocre abogado

Deja un comentario

Diario Criterio