Entre abstención y el regreso de la oposición, chavismo gana en elecciones en Venezuela

Después de años de boicot y nuevos llamados a la abstención, el chavismo en el poder ganó el fin de semana la alcaldía de Caracas y de 20 de las 23 gobernaciones en las elecciones regionales de Venezuela. La novedad vino por cuenta de la oposición, que volvió a participar.

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Pedro Calzadilla, fijó la participación en 41,8 por ciento. Según el reporte, votaron 8,1 millones de personas de las 21 millones que estaban llamadas a acudir a las urnas.

El Partido Socialista de Venezuela (PSUV) se llevó la alcaldía de la capital y las gobernaciones de Amazonas, Anzoátegui, Apure, Aragua, Barinas, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Falcón, Guárico, Lara, La Guaira, Mérida, Miranda, Monagas, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo y Yaracuy.

Puede leer: Chile, Nicaragua, Venezuela…: ¿qué se juega América Latina en las elecciones de noviembre?

Debilitada y fragmentada en la vuelta de sus principales partidos políticos a las urnas, la oposición solo pudo ganar en tres estados. Entre ellos está Zulia, el más poblado del país. Sin embargo, sufrió, en contraste, una dura derrota en una región clave que controlaba: Táchira, fronteriza con Colombia.

En su momento, los mayores partidos opositores se marginaron de las presidenciales de 2018, en las que resultó reelecto el gobernante socialista Nicolás Maduro, y las legislativas de 2020, en las que el oficialismo recuperó el control del Parlamento. Denunciaron ambos comicios como “fraudulentos“.

Tras la victoria, Maduro celebró que “las fuerzas revolucionarias hemos ganado 21 (estados), incluyendo la capital del país. Buen triunfo, buena victoria, buena cosecha producto del trabajo, un trabajo perseverante“.

Elecciones regionales en Venezuela
Según el reporte oficial, votaron 8,1 millones de personas de las 21 millones que estaban llamadas a acudir a las urnas en Venezuela.

Además, la votación trajo el regreso de observadores internacionales: la Unión Europea, que no trabajaba en una elección en Venezuela desde hace 15 años, formó parte con una misión de 130 delegados y también hubo presencia de expertos de Naciones Unidas y el Centro Carter.

En eventos electorales anteriores, las autoridades venezolanas habían optado por “misiones de acompañamiento” de países y organizaciones cercanas al chavismo.

“Abstención y división”

Las elecciones regionales se presentaban como un nuevo punto de partida tanto para Maduro, que busca el levantamiento de sanciones internacionales, como para la oposición, que retornó a la vía electoral con la mirada puesta en una elección presidencial “transparente” en 2024, aunque el próximo año tiene la opción de un referendo para revocar el mandato del gobernante.

El analista Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis, señaló que “los resultados del CNE traen pocas sorpresas. El mapa queda fundamentalmente rojo (color del gobernante PSUV), como se esperaba“.

Este resultado es lamentable para la oposición, pues se definió fundamentalmente debido a la abstención y la división“, expresó León en referencia a las dificultades de los rivales de Maduro para acordar candidaturas unificadas.

Esa fragmentación facilitó las cosas al chavismo en zonas tradicionalmente opositoras como Táchira.

Por su parte, el excandidato presidencial Manuel Rosales tuiteó que “hoy ganó la democracia y triunfó el compromiso“. Rosales ganó en Zulia, un estado que ya gobernó entre 2000 y 2008.

Según una minuta policial, durante los comicios se reportó un muerto en Zulia por un tiroteo “en las adyacencias” de un centro de votación. El ministro del Interior, Remigio Ceballos, lo catalogó como un “hecho delictivo aislado al proceso electoral“.

Cierre tardío

Los centros de votación abrieron a las seis de la mañana en toda Venezuela. Su cierre estaba pautado para las seis de la tarde, pero hubo críticas de sectores de oposición por la extensión del proceso, algo habitual en el país. La ley venezolana indica que, mientras haya electores en fila, las mesas deben permanecer abiertas.

Mientras tanto, se espera que la Unión Europea presente un informe preliminar de su observación el próximo martes. El regreso de la UE es, según analistas, una de las concesiones del presidente en su cruzada por el levantamiento de sanciones, que incluyen un embargo petrolero de Estados Unidos.

Puede leer: Chavismo y oposición regresan a México: comienza el segundo round

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por decenas de países, no votó y ha mantenido silencio.

Guaidó abogó esta semana por retomar las negociaciones entre gobierno y oposición en México, paralizadas desde la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Alex Saab, cercano a Maduro. El mandatario chavista, no obstante, reiteró que “no hay condiciones” para retomar las conversaciones.

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio