Proyecto que aumentaba predial a grandes clubes sociales de Bogotá se hundió

El concejal Diego Laserna, promotor de la iniciativa, denuncia que estos establecimientos pagan una tarifa menor a la de una peluquería, panadería o carnicería. La propuesta para cambiar esta situación se enfrentó a varias trabas en el Concejo y no progresó por falta de tiempo. ¿Qué hay detrás?

El Concejo de la ciudad ha tenido por estos días varias discusiones agitadas y trascendentales. El debate por la aprobación del plan de rescate social es la polémica más fuerte. Esta propuesta del Distrito busca 1,8 billones de pesos para la reactivación de la ciudad, de los cuales 1,2 billones serían para lanzar un salvavidas a TransMilenio.

Como era de esperarse, el proyecto generó una lucha entre los concejales cercanos a la administración de Claudia López y su oposición, a la que hace algunos días se sumó oficialmente el petrismo. Sin embargo, en medio de todo esto también quedó el proyecto de progresividad en la tarifa del predial a los clubes sociales.

Para Diego Laserna, un grupo de concejales se dedicó a dilatar la discusión del proyecto de rescate social para no abordar el tema de los impuestos a los clubes. “Detrás de todo esto hay un interés de defender algunos privilegios injustificados que tienen los miembros de los clubes hace muchos años”, dijo Laserna a Diario Criterio.

Lea también: Sin plata, sin pasajeros y sin subsidios. ¿Tienen salvación los sistema masivos de transporte?

En Bogotá, los clubes sociales pagan una tarifa predial de 6,5 por mil, mientras que los locales comerciales de diferentes barrios de la ciudad pagan entre 8 y 9,5 por mil. Quienes defienden la propuesta dicen que lo normal es cobrar un impuesto que vaya acorde al avalúo de los predios. Es decir, que quien tenga un predio costoso pague mayor predial.

El impuesto predial que pagan los clubes sociales equivale al de una vivienda de 350 millones de pesos”, asegura el concejal Juan Baena. Por su parte, el concejal Diego Cancino, otro de los que apoya el proyecto, afirma: “los impuestos permiten construir bienes públicos y deben intensificar la equidad. Ellos deben ser equitativos Los que más tienen, más ponen”.

Según el proyecto, la Constitución y la Corte Constitucional han consagrado la progresividad de los impuestos; es decir, se debe gravar en mayor proporción a quienes disponen de una mayor capacidad contributiva. En este punto, advierte que el predial es progresivo para predios residenciales y comerciales, pero no para clubes sociales.

Estos espacios son considerados predios dotacionales, junto a colegios, clínicas y universidades privadas. Si bien muchos de estos cumplen una labor positiva para la ciudad, por lo que se justifica el beneficio, para los defensores del proyecto los clubes no deberían formar parte de ese grupo.

Dentro de esta categoría se encuentran los predios de clubes sociales privados como el Carmel, el Country o el Nogal. Al comparar las tarifas (6,5 por mil), estos pagan la misma tarifa que un predio residencial valuado entre 331 y 365 millones de pesos. Es decir, una tarifa igual a la que paga una vivienda de estrato medio y una tarifa menor a la de cualquier predio comercial de la ciudad”, dice el proyecto.

Recomendado: Bogotá abre las puertas al entretenimiento en medio de la incertidumbre

Cómo aumentar predial a los clubes sociales

Para Laserna y otros concejales de ocho bancadas distintas que apoyan la medida, se trata de algo necesario en el marco de la crisis económica y la explosión social. Explican que se debe cambiar la tarifa del impuesto gradualmente, pues los clubes no han operado con normalidad en los meses de la pandemia.

El aumento en el tributo se daría en dos momentos: el primero en 2022 y el segundo a partir de 2023. La idea del proyecto es definir unos rangos de avalúo de los predios, para así saber a qué club se le cobra menos o más.

La escala de tarifas propuestas para los clubes en este proyecto de acuerdo busca replicar la estructura de las tarifas aplicadas a los predios residenciales con un tope en la tarifa de 10 por mil”, reza el documento. La propuesta queda especificada en el siguiente recuadro.

¿Cómo planean aumentar impuesto predial a grandes clubes sociales de Bogotá?
¿Cómo planean aumentar impuesto predial a grandes clubes sociales de Bogotá?

Cabe señalar que la propuesta incluye un beneficio para estos establecimiento. Se trata de un porcentaje de descuento para aquellos que aumenten su contribución a la sociedad. Por ejemplo, los clubes que pongan a disposición sus instalaciones deportivas a niños y niñas, de manera gratuita, se verían beneficiados.

Además de esto, uno de los puntos más llamativos del proyecto es que plantea dar un destino específico al dinero recaudado. Laserna asegura que además de buscar mayor equidad tributaria, la idea es aportar al gasto social, específicamente financiando programas y proyectos de la Universidad Distrital.

El mejor mecanismo para que la gente pueda ascender socialmente es la educación. En el caso del distrito, la Universidad Distrital es nuestra mejor herramienta, pero en este momento tiene una deserción altísima, en buena parte por falta de plata”, dijo el concejal a Diario Criterio.

Los recursos percibidos financiarían servicios de desarrollo integral, bienestar universitario e investigación de la Universidad Distrital. Se trata de actividades como investigaciones aplicadas, apoyo a pasantías y hasta creación de salas y para mujeres lactantes.

No se pierda: Reforma tributaria 2.0: mucho anuncio y Power Point, pero aún falta claridad

Las ‘jugaditas’ del Concejo

A pesar de que la iniciativa contaba con un buen respaldo en las calles, varios concejales habrían actuado para impedir su discusión. Rolando González, de la bancada de Cambio Radical, es uno de los opositores más fuertes del proyecto, al que ha calificado como populista.

Según Laserna, los críticos de la iniciativa trataron de frenar la discusión con impedimentos. Se trata de cinco concejales que son socios de sus clubes o tienen familiares que están afiliados. Uno de ellos es el mismo Laserna, quien para González no debería formar parte del debate por un conflicto de intereses.

El concejal faro de la moral verde, Diego Laserna, debía declararse impedido tal y como lo hicieron por la misma causal Diana Diago y Sara Castellanos”, aseguró González. Laserna se defendió y dijo que el impedimento era absurdo.

La lógica es decir si usted o un familiar suyo tienen intereses para beneficiarse sobre la decisión. En mi caso, ocurre todo lo contrario, pues mis familiares que hacen parte de clubes se verían afectados”, aseguró.

Otro de los que rechazó la propuesta fue el concejal del Polo Democrático Carlos Carrillo, quien desde un principio ha estado en contravía de la Alcaldía de Claudia López. Para él, la iniciativa es inane y nimia, pues busca “complacer un calanchín de la señora alcaldesa”.

Finalmente, los impedimentos no prosperaron, pero la discusión no tuvo lugar. Según Laserna, se debió a las demoras premeditadas de Carlos Carrillo y las bancadas de Cambio Radical y el Centro Democrático.

Los promotores del proyecto aseguran que volverán a radicarlo en el Concejo. Sin embargo, podría tener, nuevamente, un camino difícil, pues a la fuerza de sus contradictores se suma la coyuntura de discusiones como la aprobación del POT y el presupuesto del siguiente año.

Le puede interesar: La carta en la que grandes medios le agradecieron a Duque por los subsidios que ahora rechazan

4 Comentarios

Deja un comentario