Si hay menos coca sembrada, ¿por qué aumentó la producción de cocaína?

Aunque el país registró una reducción del 7 por ciento en las hectáreas sembradas de hoja de coca, la obtención de cocaína aumentó en un 8 por ciento y llegó a las 1.228 toneladas en 2020. Narcotraficantes estarían optimizando procesos técnicos.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia (UNODC) dio a conocer este miércoles el último reporte del monitoreo a territorios afectados por cultivos ilícitos. El informe revela que por tercer año consecutivo se presentó una reducción del área sembrada con coca.

Los datos del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) aseguran que el país pasó de 154.000 hectáreas sembradas en 2019 a 143.000 en 2020, lo que representa una reducción del 7 por ciento. Sin embargo, el informe permite evidenciar que dicha reducción no incidió en la producción de clorhidrato de cocaína.

Puede leer: Con luces y sombras: el plan de Estados Unidos para controlar la crisis migratoria

A corte de 2020, Colombia sigue siendo el mayor productor mundial de esta droga con un récord de 1.228 toneladas. Para algunos expertos en el tema, la cifra representa un incremento en la potencialidad de producción que no se ha visto en muchos años.

Histórico de producción de cocaína pura - Juan Carlos Garzón
Histórico de producción de cocaína pura – Juan Carlos Garzón

Según el investigador Juan Carlos Garzón, de la Fundación Ideas para la Paz, el fenómeno tiene similitudes con lo que se presentó en 2018 y 2019, cuando se sembró menos y se produjo más. Históricamente, solo en 2006 se registró un comportamiento similar. Ese año, se sembraron cerca de 8.000 hectáreas y se obtuvieron 800 toneladas aproximadamente. 

Cultivos de coca y producción de cocaína en Colombia - Juan Carlos Garzón
Cultivos de coca y producción de cocaína en Colombia – Juan Carlos Garzón

Otras revelaciones del informe

Las cifras de la UNODC Colombia señalan que cuatro departamentos presentaron cifras significativas en el aumento de hectáreas de coca sembrada: Córdoba (30 por ciento), Antioquia (27,5 por ciento), Bolívar (18 por ciento) y Chocó (18 por ciento). Putumayo, Nariño y Caquetá fueron los más favorecidos, pues representaron reducciones de hasta 54 por ciento.

“Desde hace cinco años se consolida una tendencia a la concentración de los cultivos de coca particularmente en zonas de frontera y en zonas geoestratégicas para el tráfico de cocaína. Cuando esta concentración se estabiliza por cuatro años o más se establece un enclave productivo”, reza el reporte.

Hasta 2019, en Colombia se habían detectado siete enclaves de cultivo; sin embargo, con las cifras de 2020 se encontraron dos nuevos: uno en San Pablo-Taracué, departamento de Bolívar, y otro en Orito-Vides, Putumayo. Los enclaves detectados en el país contienen el 40,5 por ciento de la coca sembrada.

Recomendado: Bogotá y sus municipios aledaños, en medio de la disputa de las organizaciones armadas ilegales

Otro de los puntos más importantes del reporte revela que el 29 por ciento de la coca sembrada se encuentra en áreas de manejo especial, como Parques Nacionales Naturales, tierras de las comunidades negras y resguardos indígenas. El parque Catatumbo-Barí es la zona con mayor afectación.

Esta situación abre el debate sobre la fumigación aérea con glifosato, ya que esta práctica tendría varias restricciones para llevarse a cabo en dichos espacios de manejo especial.

El presidente Iván Duque celebró la reducción de los cultivos e hizo un llamado a otros países para que se unan al desafío contra el narcotráfico. “Colombia hace un gran esfuerzo en incautaciones y en reducción del área sembrada, pero también es muy importante que, en esa corresponsabilidad, los países que tienen mayor consumo hagan un esfuerzo proporcional”, dijo.

El mandatario aseguró que las incautaciones de droga crecieron en un 18 por ciento, con respecto al 2019. Sin embargo, esta afirmación también fue cuestionada. Para Juan Carlos Garzón, si se toman las cifras de incautación y se comparan con las de producción, no se puede hablar de un pico histórico.

Cifras de cocaína incautada con respecto a base de producción - Juan Carlos Garzón
Cifras de cocaína incautada con respecto a base de producción – Juan Carlos Garzón

Finalmente, el presidente aseguró que el incremento en la producción se debe a los cambios en los procesos de cultivo y producción. “Los criminales del narcotráfico, que siempre han buscado su profesionalización, han ido adaptando muchas de sus prácticas para tratar de aumentar la productividad”, señaló Duque.

Por otra parte, Pierre Lapaque, representante de la UNODC, aseguró que las estrategias de intervención contra el problema de las drogas “se deben aplicar considerando las condiciones específicas del territorio que permitan potenciar sus capacidades, reducir los riesgos y aumentar la sostenibilidad”.

UNODC Colombia aseguró que en el mes de julio entregará el informe completo del Monitoreo de territorios afectados por cultivos ilícitos en el país, con un análisis completo de las cifras y la integración de datos a la dinámica de los territorios.

Le puede interesar: Ley de comida chatarra está a punto de irse a la basura

3 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio