Sentencia de la Colombia Humana llegó primero que la del Nuevo Liberalismo

Aunque la decisión sobre el Nuevo Liberalismo se anunció hace más de dos meses, su fallo aún no se ha emitido. La Colombia Humana, por su parte, solo tuvo que esperar un mes.

La Corte Constitucional emitió, este lunes, la sentencia que ordena reconocer a la Colombia Humana como partido político. Así las cosas, el Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene diez días de plazo para otorgarle la personería jurídica al movimiento liderado por Gustavo Petro, de acuerdo con el fallo.

Esta noticia, sin embargo, tiene un poco insatisfechos a varios miembros del Nuevo Liberalismo, no porque rechacen a la Colombia Humana, sino porque la sentencia que los revive como partido se anunció el pasado 5 de agosto y nada que se emite.

Por su parte, el comunicado sobre la Colombia Humana se publicó el pasado 16 de septiembre. Es decir, la espera fue de menos de un mes.

Los integrantes del Nuevo Liberalismo ahora temen que el tiempo no les alcance para hacer campaña sin afanes. Según el calendario electoral, la inscripción de candidatos al Congreso se inicia el próximo 13 de noviembre y su plazo se vence el 13 de diciembre. Varios partidos ya están entregando avales y definiendo sus puestos en las listas para Senado y Cámara. Si el fallo que revive al Nuevo Liberalismo no llega pronto, se quedará muy rezagado en la carrera electoral.

Le puede interesar: Los políticos que podrían “comer” del fallo que revive al Nuevo Liberalismo

La importancia del fallo sobre el Nuevo Liberalismo

La sentencia que ordena revivir al Nuevo Liberalismo no solo beneficia a ese partido. También abre la puerta para que otras colectividades que hayan desaparecido por causa de la violencia puedan recuperar su personería jurídica. Ese es el caso de Verde Oxígeno, el partido de Íngrid Betancourt, o del Movimiento de Salvación Nacional, de Álvaro Gómez Hurtado.

Verde Oxígeno nació en 1998, pero después del secuestro de Betancourt, en febrero de 2002, empezó a perder fuerza, hasta que finalmente se extinguió en 2005. Salvación Nacional fue fundado en 1990 y en 1995 sufrió su mayor golpe, el asesinato de Gómez Hurtado. En 2006 perdió su personería jurídica.

En ese sentido, tanto Verde Oxígeno como Salvación Nacional “podrían ser jugadores” en las elecciones de 2022 “siempre y cuando esos u otros movimientos existentes en la antigua época demuestren que están en similares condiciones a las que fueron analizadas en esta sentencia de la Corte”, explicó en su momento el magistrado Jorge Enrique Ibáñez, ponente del fallo, en Blu Radio.

El fallo también hace una excepción provisional para casos de doble militancia. Actualmente, la norma dice que si un congresista quiere lanzarse a las siguientes elecciones por un partido diferente al que pertenece debe renunciar a su curul un año antes del primer día de inscripciones. Sin embargo, ese requisito no aplicará para quienes demuestren haber tenido un vínculo con el Nuevo Liberalismo y quieran ser candidatos de ese partido en 2022, dice la Corte Constitucional.

Rodrigo Lara Restrepo, quien renunció a Cambio Radical pero conservó su curul como senador, espera beneficiarse de esa excepción y ya se presenta como precandidato presidencial. Lara Restrepo es hijo de Rodrigo Lara Bonilla, cofundador del Nuevo Liberalismo y asesinado en 1984, pero todavía no se sabe si esto es suficiente para determinar que tuvo un vínculo con ese partido. Por esa razón, está a la espera de que se emita el fallo.

“La demora es perjudicial para el proyecto político y veo a mucha gente especulando sobre mi inhabilidad, especulando a ver cómo me ponen palos en la rueda”, dijo Lara Restrepo a Diario Criterio.

Lea más: “La derecha populista y la izquierda marxista son amantes en secreto”: Lara

Al que definitivamente sí le aplica la excepción es al senador Iván Marulanda, de la Alianza Verde. Marulanda fue senador del Nuevo Liberalismo y muy cercano a Luis Carlos Galán Sarmiento. Es decir, Iván Marulanda no tendrá ningún impedimento para lanzarse en 2022 con el aval del Nuevo Liberalismo. El propio magistrado Ibáñez, de hecho, tomó su caso como ejemplo para explicar el fallo.

Sin embargo, hasta que no se emita la sentencia, los planes de revivir partidos como el de Íngrid Betancourt u otros cálculos que se hagan con el Nuevo Liberalismo seguirán estando en el aire.

La Colombia Humana, al ruedo político

Para las elecciones de 2018, Gustavo Petro se lanzó por firmas con el grupo significativo de ciudadanos Colombia Humana. Luego, formó coalición con el Movimiento Alternativo Indígena y Social (Mais).

Gracias al estatuto de oposición, al obtener la segunda votación más alta en las presidenciales, obtuvo una curul en el Senado. Y en ese momento empezó su lucha para que se le reconociera la personería jurídica a la Colombia Humana.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) le negó sus pretensiones dos veces, primero en agosto de 2018 y después en diciembre del mismo año. El argumento del CNE era que ese grupo significativo de ciudadanos no tuvo candidatos al Congreso y que, por ende, no cumplía el requisito para que se le reconociera personería jurídica. Después de una tutela, el caso llegó al Consejo de Estado, que en marzo de 2019 volvió a pronunciarse en el mismo sentido.

Finalmente, la Corte Constitucional le dio la razón a Petro al considerar que así él tenga “o no una bancada a la que integrarse”, es claro que “representa ideas políticas que recibieron apoyo significativo”.

1 Comentarios

Deja un comentario