Las maquinarias liberales que apoyan a Gustavo Petro

Aunque una buena parte de los congresistas del Partido Liberal se unió a Federico Gutiérrez a través de César Gaviria, desde el Pacto Histórico de Gustavo Petro aseguran que las bases de esa colectividad están con ellos. Petro ya suma 14 parlamentarios liberales que le buscan votos en diferentes regiones del país. ¿Quiénes son?

Desde que el expresidente César Gaviria decidió no designar un candidato presidencial propio del Partido Liberal, este movimiento se ha venido cotizando como el aliado clave para definir quién llegará a la Casa de Nariño el próximo 7 de agosto. Candidatos de centro, izquierda y derecha han intentado acercarse para negociar un acuerdo.

Las cifras son contundentes. En las pasadas elecciones legislativas el Partido Liberal obtuvo 14 curules en Senado y 32 en la Cámara de Representantes, lo que lo convierte en la mayor bancada del Congreso 2022-2026. Este resultado dejó en una posición cómoda a César Gaviria, que como jefe del partido puede exigir en diferentes temas antes de pactar una alianza.

Lea también: Gustavo Petro, ¿con las reservas activas de la fuerza pública?

Gustavo Petro fue el primero en entablar conversaciones con Gaviria y el Partido Liberal, a pesar de las críticas que esto le acarreó entre sus simpatizantes. Petro aseguró que más allá de votos y acuerdos burocráticos, la idea era sumar a su campaña las ideas naturales del liberalismo.

Sin embargo, la alianza nunca se consolidó. A finales de marzo, la entonces fórmula vicepresidencial de Petro, Francia Márquez, dijo que el expresidente representa el neoliberalismo y “más de lo mismo”. Gaviria se molestó y rompió relaciones con el petrismo. “Siento mucho que el Pacto Histórico piense que su lenguaje incendiario es algo que podamos celebrar los colombianos”, dijo.

Desde ese momento empezó a fraguarse la unión entre el liberalismo de César Gaviria y Federico Gutiérrez. Este candidato aceptó las ‘líneas rojas’ del partido junto con una serie de compromisos, como la defensa e implementación del Acuerdo de Paz, la renta básica, la reforma a la Policía, entre otros.

En contexto: Gustavo Petro divide a los liberales ante posible alianza con César Gaviria

Federico Gutiérrez contaba entonces con el apoyo de congresistas importantes como Mauricio Gómez Amín, Lidio García Turbay, Mario Castaño, Karina Espinosa, Laura Fortich, Miguel Ángel Pinto, Alejandro Chacón, entre otros. No obstante, Petro insiste en que es él quien conserva las mayorías liberales.

Puntualmente, son 14 congresistas los que han anunciado oficialmente su adhesión al Pacto Histórico, cinco senadores y nueve representantes. Cabe resaltar que, de estos, solo cinco estarán en el nuevo Congreso, pues los demás no se lanzaron o se ‘quemaron’ el 13 de marzo.

Gustavo Petro reunido con varios congresistas del Partido Liberal
Gustavo Petro reunido con varios congresistas del Partido Liberal

Los liberales de Gustavo Petro en el Caribe

Las dos fichas del candidato en esta región son los representantes Andrés David Calle Aguas y Dolcey Óscar Torres. Calle es parte de un poderoso clan político tradicional de Córdoba que domina especialmente el municipio de Montelíbano. En 2018, llegó al Congreso con 57.000 votos y en estas elecciones se reeligió con 72.000.

Su padre es Gabriel Calle Demoya, exalcalde de Montelíbano, diputado por Córdoba, candidato al Congreso por Cambio Radical y cercano al gobernador actual del departamento, Orlando Benítez. Calle Demoya es investigado por supuestos casos de corrupción mientras fue alcalde, entre 2012 y 2016.

De acuerdo con los elementos recopilados, 51 convenios que contemplan obras de relevancia para la población, como redes de acueducto, malla vial y plaza de mercado, fueron adjudicados de forma directa, es decir, ‘a dedo’”, dijo la Fiscalía en una imputación contra Calle y su sucesor, Francisco Alean.

Recomendado: Invamer y Rodolfo Hernández bajan a Fajardo de la nube

Una investigación de la Fundación Paz y Reconciliación señala que Gabriel Calle Demoya intentó regresar a la Alcaldía en 2019, presuntamente, financiando su campaña y la de varios candidatos de su clan con recursos que vendrían de los casos de corrupción.

Además de estos cuestionamientos, los Calle están señalados de influir en la elección de las Curules de Paz. Como lo contó Diario Criterio, este clan habría puesto su maquinaria al servicio de Leonor María Palencia, que resultó elegida y, además, sería prima del mencionado gobernador Orlando Benítez.

Sobre el representante Dolcey Torres cabe destacar que tiene su capital político en Barranquilla. Para estas elecciones, se presentó en fórmula con Carlos Rojano Llinás, padre de la actual representante Karina Rojano y exesposo de la excongresista Aida Merlano. Aunque Torres alcanzó una curul con 58.000 votos, Rojano se quedó por fuera, con 54.000.

Antioquia y el Eje Cafetero

En esta zona, la lista de los liberales con Petro la encabezan los senadores Julián Bedoya e Iván Darío Agudelo. Bedoya ha sido uno de los fichajes más cuestionados de Petro, debido a que tiene investigaciones por el supuesto fraude para obtener su título de abogado y presunta manipulación a contratistas para conseguir votos.

Aunque no se presentó para estas elecciones, dejó un heredero, el representante Juan Diego Echavarría, que dio el salto al Senado con más de 93.000 votos. Echavarría organizó un evento público de Petro en La Estrella (Antioquia), uno de los municipios controlados por el grupo político de Bedoya.

El senador Agudelo, por su parte, es muy cercano al alcalde de Medellín, Daniel Quintero. Incluso, son compadres, pues Agudelo es el padrino de la primogénita de Quintero. Según algunos medios locales, el senador tiene varias cuotas en la Alcaldía, además, es uno de los más críticos con la revocatoria de Quintero. Aunque Agudelo tampoco se lanzó en estas elecciones, logró ubicar en la Cámara al exdiputado Luis Carlos Ochoa.

Gustavo Petro recibe el apoyo de dirigentes liberales en Risaralda
Gustavo Petro recibe el apoyo de dirigentes liberales en Risaralda

Petro también cuenta con la exdiputada y ahora representante electa María Eugenia Lopera, quien para muchos también es ficha de Julián Bedoya. Por los lados del Eje Cafetero el candidato suma los apoyos de los representantes José Luis Correa y Luciano Grisales. Correa, que representa a Caldas, es cuestionado por ser cercano al senador Mario Castaño, hoy investigado por corrupción.

En 2018 Correa obtuvo 39.000 votos y este año intentó dar el salto al Senado, pero se quemó con 32.000. Lo mismo le pasó a Grisales, que intentó repetir en la Cámara por Quindío, pero apenas consiguió 6.400 votos. Curiosamente Grisales también hace parte del grupo político del senador Bedoya.

Le puede interesar: “Digan la verdad, yo sé que Uribe y Santos tienen la culpa”: madre de falso positivo de Soacha

El sur del país

Gustavo Petro ha logrado conquistar apoyos liberales en Cauca, Tolima y Nariño. En este grupo se destacan Luis Fernando Velasco y Guillermo García Realpe, el primero de Cauca y el segundo de Nariño. Ambos hacen parte del primer grupo de liberales que se la jugó con el Pacto Histórico.

Velasco lleva cerca de 24 años en el Congreso y tiene un amplio recorrido como funcionario público en su departamento. Fue presidente del Senado entre 2015 y 2016 y en sus últimas elecciones, las legislativas de 2018, sacó un poco más de 74.000 votos. Intentó ser candidato del Partido Liberal y luego convencer a César Gaviria de unirse a Petro.

El expresidente Gaviria acompañará a Fico, pero los liberales estaremos acompañando a Petro”, dijo Velasco esta semana, a propósito de la adhesión de algunos congresistas del partido a la campaña de Federico Gutiérrez.

Representante Olga Beatriz González y Gustavo Petro en Tolima
Representante Olga Beatriz González y Gustavo Petro en Tolima

García Realpe tiene experiencia como concejal de Pasto, diputado de Nariño, secretario de Hacienda del departamento. Ha sido cercano a políticos como Horacio Serpa y Antonio Navarro, a quien ayudó a llegar a la Gobernación de Nariño. En 2018 sacó 64.000 votos. En estas elecciones intentó llevar al Senado a su hijo, Gustavo García Figueroa, que se quemó en la lista de la Coalición Centro Esperanza. En Nariño, el petrismo tiene otro respaldo con el representante Hernán Estupiñán.

Por último, están los liberales del Tolima, encabezados por Ángel María Gaitán y Olga Beatriz González. Gaitán sacó 23.000 votos en 2018 y decidió no aspirar a la reelección, asegurando que se “mamó del Congreso”. González, conocida por ser empresaria del chance, sí estará en el próximo Congreso y ha sido la encargada de llevar a Petro por varios municipios de Tolima.

Siga con: César Gaviria se va con Fico Gutiérrez, pero con “condiciones”

3 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio