Cuarta dosis de la vacuna no sería necesaria por los próximos meses (o años)

Así lo establecen varios estudios recientes que indican, además, que el tiempo de espera para una cuarta dosis podría variar para personas con ciertas afecciones.

Ahora que varios países han avanzado en la aplicación del refuerzo han surgido dos preguntas: ¿por qué hay que ponerse el refuerzo?, y ¿en cuánto tiempo será necesaria una cuarta dosis? 

Sobre la primera, las vacunas siguen siendo efectivas para hacerle frente a enfermedades graves, las hospitalizaciones en unidades de cuidado intensivo (UCI) y la muerte. No obstante, los expertos han comenzado a notar que, con el paso del tiempo, la protección que proporcionan frente a la prevención o cuadros graves disminuye, especialmente en personas mayores de 65 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

A principios de febrero, un estudio de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido, que hace seguimiento semanal a la efectividad a las vacunas de Astrazeneca, Pfizer y Moderna, reveló que luego de las 25 semanas (un poco más de seis meses), la efectividad contra la enfermedad se redujo, pero aumentó nuevamente con la tercera dosis, por encima del 60 por ciento. 

“También se observan altos niveles de protección (más del 90 por ciento) contra la mortalidad con las tres vacunas y contra las variantes Alfa y Delta”, indica la agencia.

Puede leer: Los retos y aciertos tras un año de vacunación contra el covid-19

Investigaciones adelantadas en Estados Unidos arrojaron resultados similares para la vacuna de Janssen. “En el caso de las vacunas de Pfizer-BioNTech y J&J/Janssen, los ensayos clínicos también demostraron que una dosis de refuerzo ayudó a prevenir cuadros graves de la enfermedad”, aseguran los CDC. 

Por esa disminución de anticuerpos las autoridades sanitarias en Estados Unidos recomendaron el refuerzo para todas las personas mayores de 12 años. Esas dosis sirvieron para contener la propagación de la variante ómicron, según datos recientes de los CDC.

La vacunación sigue siendo fundamental durante la ola de casos por ómicron. Cuarta dosis Foto: AFP
La vacunación es fundamental para hacerle frente al virus. Foto: AFP

¿Cuánto habrá que esperar para la cuarta dosis?

Nuevos estudios demuestran que partes del sistema inmune generan una respuesta sostenida ante el coronavirus y cualquiera de sus variantes, lo que sugeriría que las personas podrían necesitar la cuarta dosis, o un segundo refuerzo varios meses después o incluso años. 

Una de estas investigaciones, publicada en la revista Nature Medicine, concluyó que el cuerpo puede producir anticuerpos suficientes para proteger de casos complejos —e incluso la muerte— después de una triple exposición al virus. 

Le puede interesar: Si alguien se contagió de covid-19, ¿cuánto hay que esperar para ponerse la vacuna de refuerzo?

Otra investigación reveló que la variante ómicron es capaz de evadir los anticuerpos producidos después de dos dosis, pero que una tercera dosis de las vacunas de ARN mensajero (Pfizer-BioNTech o Moderna) hace que el cuerpo produzca una amplia inmunidad que podría ser difícil de evadir para cualquier variante. 

“Las personas que reciben 3 dosis de una vacuna de ARNm […] tienen un repertorio diverso de células B de memoria que pueden responder rápidamente y producir anticuerpos capaces de eliminar incluso variantes diversas como ómicron”, y eso explica “por qué una tercera dosis de una vacuna de ARNm, que no se diseñó específicamente para proteger contra variantes, es eficaz contra enfermedades graves inducidas por variantes”, dice el estudio.

Otros análisis concluyen que efectivamente partes del sistema inmune pueden recordar y atacar el virus durante varios meses e incluso años. Por esto, las autoridades sanitarias de Estados Unidos han asegurado que no tienen en planes recomendar una cuarta dosis en el corto plazo. 

A su vez, la agencia Europea de Medicamentos (EMA) señaló que aplicar dosis de refuerzo cada cuatro meses podría, eventualmente, afectar y debilitar la respuesta inmunológica, por lo que sugirió a los países ampliar el tiempo entre los programas de refuerzo.  

Estos plazos podrían variar dependiendo de personas con ciertas afecciones, como deficiencias primarias en el sistema inmune, que podrían necesitar una cuarta dosis en un periodo de tiempo más corto. De hecho, algunos países ya han empezado a anunciar su aplicación en pacientes inmunodeprimidos. Este es el caso de España, donde esa población recibirá la vacuna a los cinco meses de la última dosis.

Recomendado: Esto es lo que se sabe de BA.2, la nueva subvariante de ómicron

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio