¿Habrá un cuarto pico en la pandemia en Colombia? Dónde estamos y qué nos espera

Este 20 de septiembre de 2021 se cumplen 651 días de la pandemia en el mundo y es el día 562 de la pandemia en Colombia, contados desde el primer caso registrado el 6 de marzo de 2020…

Hemos perdido a casi 126.000 colombianos por covid-19, mientras en el mundo hablamos casi de 5 millones de muertos… 5 millones de historias de muerte, muchas veces en soledad… ¡Qué duro! Mi sentimiento de solidaridad con cada una de las familias.

Estamos cansados pero felices de volver a algo más parecido a la antigua normalidad, donde nos reunimos, conservando las medidas de bioseguridad de tapabocas, espacios abiertos y distancia social. Pero nos podemos ver las caras y las sonrisas. Y nos preguntamos todos: ahora, ¿qué nos espera?

Lea también: La aprobación de la tercera dosis cambia el panorama de la vacunación en Colombia

Desde hace varias semanas, Colombia viene registrando un descenso sostenido en el número de contagios y así mismo de fallecidos. Esta semana son alrededor de 35 muertes por día (recordemos que el récord estuvo el 21 de junio, con 754 muertos). No obstante, hemos escuchado mucho sobre la variante delta, que es mucho más contagiosa y puede ser más agresiva en su infección, con mayores complicaciones y muertes. Sin embargo, digámoslo de una vez para que quede muy claro: las vacunas, todas de ellas, protegen contra la variante delta. Es decir, la sensación de estar protegidos contra una infección grave es válida para esta mutación del virus. También se habla de la presencia, en el territorio nacional, de cepas de interés como Mu; para la cual, sea dicho de paso, también parece que la vacuna es igualmente efectiva.

¿Qué tan fuerte será el cuarto pico de contagios?

Entonces, nos preguntamos si el país está próximo a alcanzar una nueva cresta, mientras los gobiernos locales y el ministro Fernando Ruiz hablan de un cuarto pico. ¿De qué dependerá esto?

La respuesta es muy simple, demasiado sencilla: la presencia de un cuarto pico y la gravedad de éste dependen básicamente de la vacunación que hayamos logrado en el país. Es por eso que en Estados Unidos, por ejemplo, vemos que la pandemia sigue muy agresiva solo en aquellos estados donde gran parte de su población ha sido renuente a ser vacunada.

Colombia ha hecho un esfuerzo sin precedentes en vacunación, dedicando grandes cantidades de dinero a garantizar la provisión de vacunas para gran parte de su población y lograr la inmunidad de rebaño (la cual se adquiere cuando un 70 por ciento de la población se encuentra inmune a la infección).

Lea más: Puntos en Transmilenio y dosis de Moderna para acelerar el proceso de vacunación

Nuestro país, además de haber ingresado tempranamente a la alianza global Covax para la equidad en las vacunas (que busca proveer vacunas a los países que la conforman), ha sostenido acuerdos bilaterales muy exitosos con al menos seis compañías farmacéuticas que han garantizado el ingreso de vacunas de varios tipos; que funcionan además de diferentes maneras; pero valga decirlo: todas ellas efectivas.

Hoy, cerca de una tercera parte de la población colombiana ha recibido todas las dosis necesarias para considerarse inmunológicamente protegida contra la covid-19, mientras que un 18 por ciento adicional de la población se encuentra parcialmente vacunada. Es decir, estamos hablando de niveles que se acercan al 50 por ciento de la población que ya ha recibido algún tipo de vacuna. Vamos bien, pero aún nos falta mucho.

Según las proyecciones del Ministerio y del Instituto Nacional de Salud (INS), “el cuarto pico podría darse hacia la última semana de octubre. Este podría tener una duración más corta que el tercer pico que tuvimos, pero todavía es una incógnita la mortalidad que podríamos tener”.

Todo depende de que podamos seguir avanzando en la vacunación. El ministro y su equipo siguen resolviendo de manera efectiva los inconvenientes para garantizar el suministro de vacunas (este mes llegarán más de 13 millones de dosis). Por eso, nos queda a nosotros, los ciudadanos, responder haciendo nuestra parte: poniendo el brazo para ser vacunados y mediante este gesto decir: “Soy parte de la solución. Por mi lado acá termina la pandemia”. Aún estamos a tiempo de evitar un cuarto y último pico. Ya la ciencia y el gobierno han hecho su parte. Falta que cada uno de los colombianos haga lo suyo.

Quiero hacer eco de un llamado especial que a los 2 millones de personas mayores de 50 año que aún no se han vacunado. Estas serán muy posiblemente las víctimas que contaremos como estadísticas en el próximo, y ojalá el último, pico de la peste de Wuhan.

Por último, quiero enumerar cinco conclusiones sobre la vacunación contra el Covid-19:

  1. La vacuna SÍ SIRVE para proteger a las personas contra las complicaciones y muerte por coronavirus (el 99 por ciento de los fallecidos son personas no vacunadas)
  2. Todas las vacunas aprobadas en Colombia son efectivas
  3. Llevamos 7 meses vacunando en Colombia (la primera persona se vacunó el 17 de febrero) y vamos llegando al 50 por ciento de la población con algún esquema de vacunación.
  4. Nos falta el otro 50 por ciento. Depende de todos pasar la página de la pandemia en Colombia y seguir construyendo futuro.
  5. Hoy vemos que las teorías conspiracionistas (del “chip”, del control, de la disminución de la población) no son más que eso, teorías conspiracionistas

PD: ¿Quiénes se deberán poner la tercera dosis?

El Ministerio de Salud y Protección Social definió que los ciudadanos que recibirán una dosis de refuerzo, luego de haber completado su esquema de vacunación, serán aquellos que estén catalogados desde el punto de vista clínico como inmunosuprimidos; es decir, quienes tengan problemas con sus defensas: personas postrasplantadas y quienes padezcan problemas inmunológicos; al igual que personas mayores de 70 años, los cuales se revacunarán a partir del 1º de octubre y luego de 6 meses a partir de la segunda dosis. Sabemos que la combinación de marcas produce una adecuada protección y es segura.

0 Comentarios

Deja un comentario