Copa América: Brasil, un más que cantado favorito

A pesar de que sus jugadores y cuerpo técnico no están de acuerdo con jugarla, no parece haber un rival que pueda derrotarlos. Son locales y hacen una eliminatoria perfecta.

La edición 47 de la Copa América será recordada como la más inalcanzable de jugar en los 105 años que tiene.

Recordemos que Colombia y Argentina serían sus organizadores en 2020, según decidió la Conmebol en marzo de 2019, pero la irrupción del covid obligó a aplazarla un año.

En este 2021 todos hacían cuentas alegres para jugarla, en Colombia, por ejemplo, muchas marcas amarraron varias de sus campañas con el torneo.

Los dos anfitriones no parecían dispuestos a soltar la organización, incluso con los picos de la pandemia en lo más alto.

Brasil sabe como organizador, pues en 7 años lleva: el Mundial de 2014; los Olímpicos de Rio, 2016, y la pasada Copa América, 2019.

Cuando parecía que no había vuelta de hoja, en Colombia vinieron las protestas, la crisis social, y los alarmantes disturbios durante un partido de la Copa Libertadores entre Junior y River, en Barranquilla.

Este último hecho empeoró la situación y el rechazo a jugar un campeonato, en medio de semejante refriega, fue creciendo.

La marea no bajaba en Colombia y, finalmente, pese a los intentos diplomáticos, quedó como único organizador Argentina, que también perdió la sede después por asuntos de salud pública.

Puede leer: empate agónico de Colombia

A última hora, el elegido fue Brasil, que también acarrea problemas preocupantes de la pandemia pero, según argumentó Conmebol, por debajo de la media suramericana basándose en datos de la Universidad John Hopkins.

Además, se pensaría, Brasil sabe como organizador, pues en 7 años lleva: el Mundial de 2014; los olímpicos de Rio, 2016, y la pasada Copa América, 2019.

Sin embargo, la propia selección de Brasil, liderada por el entrenador, Tite, y varios jugadores, entre ellos Neymar, se habrían opuesto a su realización y anunciaron que no la jugarían.

Se habló de que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, había pedido la cabeza del director técnico, que Renato Gaucho sería su reemplazo.

Pero este miércoles, los futbolistas manifestaron que “están en contra” de la realización del torneo pero que nunca le dirían que “no” a su camiseta.

Mientras todo esto ocurría, la verde-amarela, disputó dos partidos de la eliminatoria para el Mundial de Catar 2022. El 4 de junio le ganó a Ecuador 2-0, y cuatro días después, en Asunción, derrotó a Paraguay por el mismo marcador.

Brasil completó un campaña perfecta, mejor imposible: 6 partidos jugados y 6 ganados, 16 goles a favor y apenas dos en contra. Al segundo de la tabla, Argentina, ya le tomó 6 puntos.

Las escaramuzas, los desacuerdos con la organización, no le quitan poder a una selección que, además de local, está jugando muy bien y puede ser la mejor que armó este país en el último lustro.

Y así, con semejante nivel, el próximo domingo 13 (si no ocurre nada extraordinario a última hora), chocará contra Venezuela en el partido de apertura de la Copa América, a disputarse en el Mané Garrincha de Brasilia.

Las escaramuzas, los desacuerdos con la organización, no le quitan poder a una selección que, además de local, está jugando muy bien y puede ser la mejor que armó este país en el último lustro.

Puede leer: ¿Volvió Colombia con su alegría?

La lista de convocados será la misma que disputó los partidos de la eliminatoria, en donde aparecen figuras como Allison, Firmino, Neymar y Vinicius Junior.

Con una Argentina que apenas encuentra un nuevo camino, con Colombia que busca su forma con Reinaldo Rueda, con Chile y Uruguay que no parecen ser las mismas de años atrás, Brasil es el cantado favorito.

3 Comentarios