Escrutinio por curul afro podría enfrentar a Miguel Polo Polo con la hija de un parapolítico

Miguel Polo Polo y Lina Martínez García, hija del condenado por parapolítica y fraude electoral Juan Carlos Martínez Sinisterra, pelean por la segunda curul afro.

Debido al margen estrecho que existe entre los votos que obtuvieron los candidatos por la segunda curul afro en disputa a la Cámara de Representantes, el escrutinio será de infarto.

Lo llamativo de ese voto finish que se avecina es que los rivales son el uribista Miguel Polo Polo, avalado por el consejo comunitario Fernando Ríos Hidalgo, y la hija de un parapolítico, Lina Martínez García, avalada por el consejo comunitario Limones.

Lina Martínez
Lina Martínez García.
Le sugerimos: Los vergonzosos candidatos que aspiran a las curules de paz

Con el preconteo del 99 por ciento, Polo Polo es hasta hoy el virtual vencedor de la segunda curul por la circunscripción especial afrocolombiana en juego. La primera curul ya quedó en manos de Ana Rogelia Monsalve Álvarez, quien fue avalada por el consejo comunitario de Malambo (Atlántico).

El otro antecedente de ese escrutinio, que será apretado, es que detrás de ambos candidatos hay dos pesos pesados de la política valluna.

Por el lado de Miguel Polo Polo, es público que cuenta con la simpatía y el respaldo de la senadora y exprecandidata presidencial uribista María Fernanda Cabal, quien en estas elecciones al Congreso logró ser la segunda mejor votación del Centro Democrático.

Mientras que por el lado de la aspirante Lina Marcela García aparece su padre, Juan Carlos Martínez Sinisterra, el exsenador condenado por parapolítica y fraude electoral en el Valle del Cauca.

Hay que recordar que Martínez Sinisterra fue uno de los barones electorales en el suroeste del país, que concentró a cientos de concejales, decenas de alcaldes, gobernadores y algunos congresistas.

Juan Carlos Martínez Sinisterra
Juan Carlos Martínez Sinisterra

Todos ellos bajo el amparo de su fábrica de avales que arrancó con el Movimiento Popular Unido (MPU) creado en 2002, pasando por el Movimiento de Inclusión y Oportunidades (MIO), Afrovides y el Partido de Integración Nacional (PIN).

El voto finish por curul afro

Preconteo Curules Afro.
Preconteo Curules Afro.

La ansiedad en torno al escrutinio que definirá si la segunda curul afro quedará en manos del influenciador uribista Miguel Polo Polo o pasará a manos de la hija del parapolítico se debe al estrecho margen existente entre los dos.

Al cierre de la jornada de preconteo, con el 99 por ciento de las mesas informadas, Polo Polo sumó 35.253 votos. Mientras que su más cercana rival, Lina Martínez García, había acumulado 34.308 votos. Es decir, la diferencia entre ambos es de apenas 950 votos.

Ese estrecho margen ya generó suspicacias y hay quienes creen que esa votación será fácilmente remontada en Buenaventura (Valle), fortín político del exsenador Juan Carlos Martínez Sinisterra.

En efecto, en esa ciudad portuaria, donde la candidata Lina Martínez sacó la mayor votación (4.640 votos), aún faltaba la información del 7 por ciento de las mesas instaladas, en su mayoría ubicadas en la zona rural.

Esa situación es la que tiene a varios dirigentes del Valle mirando con lupa el desarrollo de los escrutinios para evitar cualquier irregularidad o fraude que reviviría, en cuerpo ajeno, el poder que tuvo uno de los senadores más cuestionados en esa región del país.

En contexto: Lina Martínez, la hija del parapolítico que aspira llegar al Congreso por las negritudes

7 Comentarios

  1. Guido Bonilla Pardo

    los mecanismos de corrupción electoral están todos funcionando; la Registraduría debe aclarar dónde están los votos por @arielpalaciosa , un auténtico representante de las comunidades afrocolombianas.

  2. Giorgio Jaramillo

    Es triste que tantas personas representativas y serias de las comunidades afrocolombianas no sean las que se estén peleando estos espacios de representación política.
    Están comiendo de su propio cocinado… No hay unión y cada Consejo Comunitario quiere su pedazo.

Deja un comentario

Diario Criterio