“Como artista, tengo la responsabilidad de expresar lo que otros no pueden”: Daniela Zambrano

Daniela Zambrano, directora coreográfica y bailarina especializada en danza contemporánea, es la autora de ‘Displaced’, un video con el que busca recaudar fondos para ayudar a refugiados y desplazados de todo el mundo.

“No podemos sanar el mundo hoy, pero podemos empezar con una voz de compasión, un corazón de amor y un acto de amabilidad”. Con esta frase de la política Mary Davis empieza el video ‘Displaced (desplazado), con el que la bailarina Daniela Zambrano quiso evocar la situación de los migrantes y refugiados alrededor del mundo.

Como embajadora del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Daniela se ha puesto el objetivo de que su video, que podría convertirse en una performance en vivo en unos meses, permita recaudar fondos para ayudar de alguna manera a las 82,4 millones de personas que han sido desplazadas a la fuerza debido a persecución, conflictos, violencia o violaciones a los derechos humanos en el mundo.

Su video ha sido seleccionado en tres festivales de video danza: el Florence Dance On Screen de Italia, el Inspired Dance Film Festival de Australia y el Festival Internacional Video Danza Colombia. Diario Criterio dialogó con ella para conocer a fondo su proyecto y sus motivaciones para darle vida.

Diario Criterio: ¿Cómo ha sido su carrera en la danza, en qué momento supo que a eso se quería dedicar?

Daniela Zambrano: Yo empecé muy tarde, para ser honesta. Inicié a los 18 años. En el colegio hacía parte de diferentes grupos de danza, pero no sabía que lo haría profesionalmente. Luego, cuando salí, empecé en el Ballet Nacional de Sonia Osorio y estuve allí durante dos años. Ahí sí supe, aunque quizá ya lo sentía, que ese era mi camino. Decidí entonces hacer danza contemporánea en la Académica Superior de Artes de Bogotá de la Universidad Distrital.

Diario Criterio: Es decir, de alguna manera la danza siempre estuvo ahí…

D.Z.: Sí, siempre. En algún momento tuve muchas ganas de estudiar arquitectura, pero había algo que me detenía. Todo empezó con el ejemplo, pues mi hermana siempre hacía bailes en el colegio y yo la veía. En mi familia siempre ha estado esa inclinación a las artes, la música. Un día me dejé llevar, lo intenté y noté que tenía facilidad para bailar. Después de eso no hubo duda alguna. Eso era lo que quería y quiero seguir haciendo.

Daniela Zambrano
Daniela Zambrano.
Puede leer: Memoria: la danza de todo lo que existe

Diario Criterio: ¿Por qué el baile?

D.Z.: Cuando danzo siento una felicidad infinita. Se me olvida el mundo. Puedo expresar mis emociones y explorar con todas las partes de mi cuerpo. Y es que la danza contemporánea es maravillosa porque es libertad.

Diario Criterio: Usted ha querido abordar diferentes temáticas sociales desde la danza. De hecho, ya ha hablado del párkinson y de las fronteras. ¿Por qué hacer de su arte un camino para dialogar sobre estas realidades?

D.Z.: Porque con el arte podemos tocar corazones, ablandar esos que son fríos y que muchas veces son indiferentes, pues están en una burbuja e ignoran lo que está pasando a su alrededor o a un nivel más global. Como artista siento que tengo la responsabilidad de bailar para dialogar de todo eso, de ser quizá una voz de los que no la tienen.

Diario Criterio: Imagino que bajo esta idea nació ‘Displaced’. ¿En qué consiste esta iniciativa?

D.Z.: El proyecto surgió hace unos seis meses. Soy una persona más que migró del país, pues actualmente vivo en Australia. Mi experiencia ha sido un poco difícil, porque siempre es duro estar lejos de la familia y de la tierra. Eso hizo que centrara gran parte de mi atención en los refugiados. Yo pensaba: si yo siento vacíos muy mínimos, no me imagino cómo se sentirán quienes son forzados a dejar sus hogares por la violencia y cuyas posibilidades son morir o luchar para sobrevivir.

Entonces, en la pandemia, decidí hacer un video de danza que hablara de esta situación, para el que me junté con Acnur.

Displaced- Daniela Zambrano
Displaced. Foto: cortesía Daniela Zambrano.
Recomendado: “Con la escuela de robótica para mujeres estamos derribando estereotipos”: Helena Valencia

Diario Criterio: ¿Cuál es el concepto que quiso manejar en el video?

D.Z.: La performance refleja el no querer desarraigarse de sus tierras y el tener ciertas limitaciones. En realidad, se muestran dos escenarios: en uno prima la tristeza y en el otro la esperanza. Hay luz y hay oscuridad. 

Diario Criterio: Cuando uno ve el video, se puede dar cuenta de que el agua es un elemento protagónico…

D.Z.: Sí, así es. Queríamos mostrar lo que simboliza el agua para todos los refugiados, pues hay muchos que pierden la vida allí, en su odisea. Antes de materializar la idea, hice una investigación sobre esta problemática mundial. En el video yo realmente no me desplazo, me quedo en un solo punto y los movimientos surgen de la cintura hacia arriba. Quería expresar el sentimiento de querer quedarse pero no poder. 

Diario Criterio: La música que acompaña la danza es también un elemento importante. ¿Esta pieza también aborda la situación de los refugiados?

D.Z.: Podría decirse que sí. La canción es del activista inglés Nitin Sawhney y está en bengalí. India tiene más de 20 dialectos y uno de ellos es el bengalí. Él también ha trabajado con la problemática de los desplazados, por lo que pensé que iba a hacer un gran apoyo para el video. Hay una parte de la canción que siento se conecta perfectamente con el concepto del video.  Lo que dice, textualmente es: “si de repente hiciera una pausa para ponerme más allá del horizonte, cuando llega el crepúsculo, por fin en el lecho de la noche sin límites, me dormiría con el sol”. 

Displaced-  Daniela Zambrano
Displaced. Foto: cortesía Daniela Zambrano.

Diario Criterio: Usted es embajadora de la Acnur. ¿Por qué tomar ese rol, por qué buscar esa ‘alianza’?

D.Z.: Mi hermana y yo tenemos una agencia de relaciones públicas. Le mostramos el video a Acnur y les explicamos que la idea era poder recolectar fondos con eso. La agencia se abrió de una manera increíble con nosotras. Nos comunicamos con Acnur en Colombia y ellos apoyaron la causa. También nos comunicamos con México y Australia. Ellos nos explicaron que no se habían hecho muchas recolectas a través del arte, entonces para ellos era como una novedad. Manejamos dos links, uno para las personas que están en Latinoamérica y otro para Australia. 

Diario Criterio: Luego de abordar la situación de los refugiados, ¿ha pensado en mostrar problemáticas de Colombia como el desplazamiento forzado o el conflicto armado?

D.Z.:  A pesar de que yo estoy al otro lado del mundo, pienso mucho en mi país. Ellos me preguntaron que para dónde quería los fondos y yo les dije que quería que fueran para Colombia. Representar a mi país y contribuir de alguna manera es importante. Siento que Colombia ha tenido y tiene graves y grandes problemas, pero que al mismo tiempo tiene muchas cosas buenas que mostrar. He decidido enfocarme en lo segundo. Claro que hay que hacer memoria, pero a mí me interesa mostrar lo maravilloso del país, para que se vea que es más que todo lo oscuro. Algún día, por ejemplo, me gustaría trabajar algo sobre los campesinos, mostrar su nobleza, su trabajo arduo, su generosidad, pues somos gracias a ellos.

Puede hacer click aquí para conocer más sobre la iniciativa y donar.

Displaced- Daniela Zambrano
Displaced. Foto: cortesía Daniela Zambrano
Le puede interesar: Canto y llanto: un homenaje de Aterciopelados a las mujeres víctimas de violencia sexual

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio