Dar leche materna no es de pobres ni es mejor la de tarro: lo recomienda la OMS

Este jueves en redes sociales la leche materna fue objeto de discusión. En una intervención en Blu Radio, la periodista Paola Ochoa defendió el consumo de leche en polvo, argumentando que un pediatra en Estados Unidos le recomendó dársela a su hijo desde los tres meses de edad, “porque tiene aminoácidos, minerales, vitaminas que permiten que los niños puedan desarrollarse más rápido en talla“.

Ochoa agregó que, supuestamente, después de los 90 días de nacido “la cantidad de defensas que se pasan a través de la leche es mínima”. La frase polémica vino después, cuando la columnista dijo que en otros países creen que “dar leche materna por uno o dos años es de países subdesarrollados”.

Paola Ochoa se volvió tendencia en Twitter. Después aclaró en esa emisora que sus comentarios se sacaron de contexto, pues se estaba refiriendo a la recomendación del pediatra Guillermo Balfour. Más allá de la polémica, quedó sobre la mesa la pregunta sobre la leche materna.

Lo que dicen los que saben

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la lactancia materna “es la forma óptima de alimentar a los bebés”, pues ofrece los nutrientes necesario en el equilibrio adecuado, así como protección contra enfermedades. (Puede leer la recomendación de la OPS aquí)

La organización recuerda que en 2012 la Asamblea Mundial de la Salud (WHA) aprobó el objetivo global de aumentar al 50 por ciento, para 2025, la tasa de lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses.

Actualmente, en las Américas, el 38 por ciento de los niños y niñas menores de seis meses son amamantados exclusivamente y el 32 por ciento sigue con la lactancia materna los primeros dos años.

Puede leer: Los riesgos y retos del final de la legislatura

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que los bebés sean exclusivamente amamantados durante los primeros seis meses de vida. Después se pueden introducir alimentos complementarios, pero debería continuar la lactancia materna hasta los dos años de edad o más.

La Iniciativa de Abogacía en la Lactancia Materna liderada por la Unicef y la OMS recomendó a los gobiernos aumentar los recursos para cumplir el objetivo para 2025, aprobar leyes de protección a la maternidad y mejorar el acceso a consejeros capacitados en el tema, entre otras cosas.

“Apoyar la lactancia materna para un planeta más saludable” fue el tema de la semana mundial por la lactancia materna en 2020. Foto: OPS

Algunos beneficios de la leche materna

Según información publicada por la OPS, la lactancia materna, entre muchas otras cosas, protege contra la leucemia en la niñez, ya que amamantar seis meses o más se asocia con una reducción del 19 por ciento del riesgo de desarrollar esta enfermedad.

También se comprobó que los bebés que son amamantados tienen un 60 por ciento menos de riesgo de morir de síndrome de muerte súbita infantil. Incluso, se dice que reduce el riesgo de sobrepeso y hay estudios que señalan que aumenta la inteligencia de los bebés.

También le puede interesar: Ley de comida chatarra está a punto de irse a la basura

La OPS también destacó que promueve el apego entre madre e hijo y protege a las madres, reduciendo el riesgo de tener diabetes tipo 2, cáncer de mama y cáncer de ovarios. Y sí, también es buena para el medio ambiente: no deja huella de carbono.

“Si hubiera una nueva vacuna que previniera un millón o más de muertes infantiles por año, y que además fuera barata, segura, administrada por vía oral, y que no necesitara una cadena de frío, sería una política imperativa de la salud pública. La lactancia materna puede hacer esto y más”, señala la OPS. La conclusión obvia es que las organizaciones de salud no desincentivan la lactancia materna. Todo lo contrario, la promueven.

3 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio