Camargo, un defensor que divide al pueblo

Las opiniones enfrentadas que hay en el país frente al paro nacional también se evidencian en la gestión del defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis; mientras algunos funcionarios de la entidad piden su renuncia, otros lo apoyan tajantemente.

La Redsipaz, conformada por los sindicatos de la Unidad para las Víctimas, la Agencia de Reincorporación, la Unidad Nacional de Protección, el Departamento de Prosperidad Social, la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas y la Defensoría del Pueblo, convocó a un plantón frente a las instalaciones de la Defensoría, en el tradicional barrio Chapinero de Bogotá, para exigir que Camargo renuncie su cargo.

“Este es un acto simbólico para rechazar las posturas del defensor del Pueblo, su ausencia y su silencio frente a las violaciones a los derechos humanos, los homicidios de más de 50 jóvenes y los excesos por parte de la fuerza pública”, dijo a Diario Criterio William Salazar, presidente del Sindicato de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo (Sindhep).

Sin embargo, la Asociación Nacional de Trabajadores de la Defensoría del Pueblo (Asemdep) manifestó, también en la mañana de este miércoles, su apoyo al defensor, asegurando que ha adelantado su labor “de forma abnegada sin recibir el reconocimiento de los medios de comunicación”. La junta directiva nacional y las subdirectivas de Antioquia, Eje Cafetero, región Oriente, costa Pacífica y costa Caribe dijeron que respetan pero no comparten la solicitud de renuncia, pues consideran que esto no contribuye a solucionar la protesta.

Los argumentos contra el defensor

La Redsipaz afirma que Camargo agudizó la crisis institucional de la Defensoría y sumió a la entidad “en un desprestigio por sus prácticas clientelares, corruptas y sus posturas en favor del Gobierno nacional, contrario al mandato constitucional en favor de los derechos humanos”. Además, cuestionan que el funcionario no se haya pronunciado frente a los asesinatos, las violencias contra las mujeres y la población con orientación sexual e identidad de género diversa.

En nombre del sindicato, Salazar explica que no conciben que Camargo tenga “una postura a favor del Gobierno y no a favor del pueblo”. El acto simbólico, que se inició a las once de la mañana de este miércoles 19 de mayo, con el acompañamiento de colectivos artísticos y musicales, exigió que el defensor se aparte del cargo “porque no está cumpliendo su papel y permite que haya impunidad“.

Los trabajadores de la Defensoría se han pronunciado en varias ocasiones. El 13 de mayo, por ejemplo, un grupo de funcionarios vinculados al Sistema de Alertas Tempranas (SAT) expresaron, por medio de una carta dirigida a Camargo, su preocupación e inconformidad frente a la emisión de la resolución 076 del 6 de mayo.

En el documento se destaca que la Defensoría del Pueblo es el resultado de un proceso de construcción histórica para mejorar los mecanismos de prevención y protección frente a las violaciones masivas de derechos humanos, labor que -según la carta- está en riesgo por la emisión de la resolución defensorial, específicamente el artículo segundo en el que se solicita a los alcaldes y gobernadores del país “garantizar en desarrollo de la asistencia militar y en el marco de la convivencia, la aplicación irrestricta de normas y protocolos, en el marco de la función, la actividad los procedimientos de Policía”.

“Este punto en especial desconoce el ejercicio histórico de la violencia contra la población civil por parte del Estado (…) y tiene la Defensoría del Pueblo la obligación de evitar que se aplique tratamiento militar a los procesos sociales de protesta”, afirmaron los funcionarios en la carta.

Puede leer: Las chispas que encienden los ánimos del paro

Finalmente, le solicitaron expresar categóricamente los riesgos de la militarización en la protesta social: “Contradecir estos principios expone la misión constitucional que desarrolla esta institución en el contexto del conflicto armado. Nos hace interdictos ante la población civil, nos convierte en cooperantes (y hasta en subordinados) de una de las partes y desnaturaliza lo que somos”.

En otro comunicado, Sindhep, solicitó apoyo de la comunidad internacional y advirtió que se precisa el acompañamiento de la Defensoría. Sin embargo, aseguran que esto ha sido oportuno por la presencia de Camargo que representa “los intereses del Gobierno actual”.

“Dicha condición le impide ejercer labor de garante”, agregan. Aún así, en el pronunciamiento reconocen a todas y todos los trabajadores de la Defensoría del Pueblo, “quienes ejercen su labor con compromiso (…) y han tenido que padecer la desnaturalización del mandato misional recrudecido en esta administración, pero que ha venido sufriendo con las administraciones anteriores”.

En defensa de Camargo

En contraposición, la Asociación Nacional de Trabajadores de la Defensoría del Pueblo asegura que nunca antes ningún defensor del Pueblo había escuchado las justas solicitudes de los trabajadores como lo ha hecho la administración de Camargo.

Aunque reconocen que ha habido equivocaciones en los pronunciamientos del defensor, rechazan “la persecución implacable que W Radio viene adelantando”.

Aseguran que esto busca un lucro, pues durante la administración de Carlos Alfonso Negret, que consideran de ingrata recordación, nunca fueron escuchados “para denunciar las múltiples irregularidades”.

Asimismo, advierten que durante el tiempo de Negret o de Jorge Armando Otálora, se adelantaron contratos con Caracol Radio, pero no en la actual: “Consideramos que esta persecución de W Radio en contra del defensor del Pueblo obedece a que, a fecha de hoy, la administración del doctor Camargo no ha suscrito ningún contrato con esta emisora radial”.

Otras críticas y el supuesto viaje a Anapoima

A principios de mayo, W Radio reveló que camionetas oficiales asignadas al funcionario fueron detectadas en el peaje de San Pedro, en la vía Bogotá-Anapoima, en la tarde del jueves 29 de abril. Frente a eso, Camargo aseguró en entrevista con ese medio que él no estaba en los vehículos: “No iba en esos carros. Desconozco la agenda de los vehículos. No tengo el pormenor de cómo es el desarrollo y las movilizaciones de los vehículos míos”.

Leer: Defensor del Pueblo: ¿de paseo durante el paro nacional?

El funcionario negó haber estado en Anapoima o en Miami, como también se había rumorado: “En ninguna de las anteriores (…) Estoy concentrado en el monitoreo de todas las situaciones a lo largo y ancho del territorio”.

Al principio no fue preciso al responder en qué sitio se encontraba desde el 29 de abril, día en que sus camionetas iban hacia Anapoima: “Nosotros estamos en la región, en territorio”, explicó varias veces. Incluso llegó a afirmar que ha visto las denuncias sobre presunto abuso por información que llega de internet: “A mí me llegan de manera permanente todos los videos, todas las imágenes”. Al final aseguró que el jueves y viernes estuvo en Bogotá, aun así, políticos y activistas lo criticaron y pidieron su renuncia.

Las críticas no son nuevas. Desde agosto de 2020, cuando fue elegido defensor del Pueblo, varios sectores políticos advirtieron una posible falta de independencia con el Gobierno nacional.

“Hoy es uno de esos días vergonzosos del Congreso: una elección que más parece una burla a la Constitución y a los ciudadanos. Elegir un defensor del Pueblo sin mérito, sin garantías, solo por la voluntad aplastante de los partidos tradicionales”, indicó en su momento el representante a la Cámara Mauricio Toro.

En las últimas semanas el senador Iván Cepeda envió una queja disciplinaria a la Procuraduría General. Según el congresista, el defensor nombró en el cargo a defensores regionales y delegados que no contarían con la experiencia ni los conocimientos para el ejercicio de sus funciones, “pero que, por el contrario, sí tienen claras afiliaciones políticas con los partidos que lo ayudaron en su elección”.

De hecho, en la entrevista con W Radio, el defensor se refirió a las críticas sobre su supuesta cercanía con el Gobierno: “Nosotros tenemos muy claro, y en eso quiero ser contundente, que no nos vamos a dejar desconcentrar de los que piensan que nosotros estamos alineados con cualquier sector de opinión política. Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo en terreno, en campo”.

2 Comentarios

  1. Divide y reinaras. Dentro de la institucion se gano una parte de los empleados con tacticas zalameras como hacerlos creer que los escucha y que les va a solucionar los descontentos que se dan en toda entidad entre los trabajadores. Es el grupo de miedosos que se venden por un tamal. Una estrategia que le funciona a todo habil corrupto marrullero. Dividir y poner a pelear al personal entre si. Divide y reinaras reza el adagio. Que renuncie este corrupto inepto

Deja un comentario

Diario Criterio