MinAmbiente nada que cumple con la delimitación de Santurbán: ya van seis incidentes de desacato

Las comunidades de la región se quejan de que el Gobierno nacional no le ha dado el manejo adecuado para definir la delimitación de Santurbán. Esto los tiene en un limbo, porque se frenaron obras de infraestructura y actividades económicas.

El Tribunal Administrativo de Santander abrió el sexto incidente de desacato en contra del Ministerio de Ambiente por la dilatación que se ha dado en el proceso de delimitación del Páramo de Santurbán.

La decisión recoge el malestar manifestado por algunas de las comunidades que residen en los municipios que hacen parte del páramo y que han esperado por más de dos años la delimitación que les permite conocer en qué zonas pueden desarrollar proyectos y definir qué actividades se pueden tener en el territorio.

Le puede interesar: ¡S.O.S! La ratificación del acuerdo de Escazú en Colombia está en peligro

La espera de unos 36.000 habitantes de la zona, que agrupa municipios de Santander y Norte de Santander, se ha venido postergando, y la pandemia se volvió una excusa para argumentar los retrasos de los encuentros.

El desacato se abrió porque desde hace más de un año la fase de concertación con las comunidades de los municipios de la provincia Soto Norte quedaron pausadas, por lo que estas localidades —California, Charta, Matanza, Suratá, Tona y Vetas— han tenido que aplazar trabajos y proyectos.

Por ello, Hernán Bautista, alcalde de Vetas, manifestó que la delimitación debe tomar otros ritmos para que se pueda “definir el futuro de nuestro territorio para avanzar con todo lo que ordenó la Corte Constitucional. Esta es la oportunidad de reiterarle al ministro que cumpla y atienda las necesidades de las comunidades”.

¿Se borraría un pueblo?

Ivonne González, vocera de la Veeduría Dignidad Minera, dice que esta situación con la delimitación se les volvió un verdadero dolor de cabeza, sobre todo porque un municipio como Vetas, con una población cercana a los 3.000 habitantes, podría estar en riesgo de desaparecer, pues la propuesta de delimitación que se plantea desde el Ministerio de Ambiente —en otras palabras, la línea que delimita la zona del páramo— cruza por el centro de la cabecera urbana. En palabras sencillas, el pueblo sería borrado del mapa.

González es oriunda de Veta y defiende los 466 años de historia, recalcando que cuando el municipio nació se concibió a partir de la minería, con prácticas que en la actualidad han buscado conservar y con las que cuidan, también, el medio ambiente y el páramo. “La minería que desarrollamos es con altos estándares técnicos, sociales y ambientales, por lo que puede ser de bajo impacto y contribuir al ordenamiento del territorio y a su conservación”, cuenta.

La delimitación del Páramo de Santurbán se ordenó desde el 2017, en un fallo de la Corte Constitucional que dio plazo de un año. Han pasado tres y el proceso aún no avanza. Foto: Dignidad Minera

Y un asunto que lamenta es que desde el Gobierno nacional se les dio más celeridad a las decisiones sobre el glifosato que a las que tenían que ver con la delimitación.

Desde que llegó Iván Duque a la Presidencia han pasado tres ministros de Ambiente y con cada uno el proceso empezó de cero. “Ahora vienen elecciones presidenciales el año que viene y eso podría retrasar aún más el proceso”, comenta la vocera.

Tras el incidente establecido por el Tribunal, el ministro Carlos Correa debe entregar un informe que detalle el avance en este asunto, en el que se han adelantado algunas reuniones virtuales y no se ha logrado recoger el sentir real de las comunidades. Un asunto clave según la sentencia T-361 de 2017, de la Corte Constitucional, por la que se ordenó la nueva delimitación.

Carlos Correa, ministro de Ambiente
Carlos Correa, ministro de Ambiente. Foto: Ministerio de Ambiente

Tres años dilatando

Tras la sentencia de la Corte, el Ministerio de Ambiente tuvo un año para realizar la delimitación —con la participación de las comunidades—, y tres años después esa tarea no se cumple. Por esto, entre 2018 y 2021 son seis autos de advertencia de desacato que ha recibido y, sin embargo, el asunto se sigue dilatando. De prosperar el desacato, el ministro podría tener una sanción de detención y una multa.

Al inicio de la semana se tuvieron reuniones entre delegados del ministerio y las comunidades y acordaron arrancar con el proceso de delimitación en firme. El próximo 19 de octubre se iniciarán reuniones de concertación, un proceso que deben acelerar antes de que la campaña electoral madure y se deje el tema en un rincón.

Según el Ministerio de Ambiente, en esta fase de concertación los puntos que se abordarán, y que destacan como claves, son “diseñar o crear un programa de reconvención o sustitución de labores prohibidas, crear un sistema de fiscalización de gestión de la resolución, parámetros de protección de las fuentes hídricas, instancia de coordinación permanente entre autoridades, configurar un modelo de financiación que facilite la articulación de aportes y obtención de recursos”.

También puede leer: Greta Thunberg critica el “bla bla bla” de los líderes mundiales frente al cambio climático

Julián Jiménez González, presidente del Concejo de Vetas, valora la decisión del Tribunal porque “apunta a hacer justicia, pues el Ministerio ha venido dilatando el proceso, lo que causa angustia en la comunidad”. Jiménez González agrega que es una situación compleja: “Nosotros no podemos hacer las obras de infraestructura, pues estamos en un limbo que no nos permite hacer nada”.

Ahora esperan que efectivamente la agenda planteada se cumpla y que las comunidades puedan manifestar su sentir. Además, que se pueda evitar que se sigan sumando desacatos por no avanzar en la delimitación.

1 Comentarios

  1. Aun asi el inepto y mentiroso Duque fue premiado en europa por su labor con el medio ambiente. Que hacen los medios de comunicacion y periodistas que callan ante este embeleco?

Deja un comentario