Lo bueno y lo malo: balance de la Copa América

Tras un mes de competencia, este sábado Argentina obtuvo la Copa América en un reñido partido contra Brasil. Con esta final, que todo el mundo predecía, llegó su fin una de las de las ediciones del campeonato más polémicas en las ultimas décadas. Diario Criterio hace un balance de la Copa y le cuenta lo malo y bueno de los 28 partidos jugados.

Un inicio atropellado

Caos, esa sería la palabra que definiría a la perfección el inicio de la Copa América 2021, que estaba planeada para jugarse el año pasado y que se llevaría a cabo en Colombia y Argentina. A menos de un mes de comenzar, las oleada de protestas llevaron a la Conmebol a cancelar la Copa en Colombia. De nada sirvió la sugerencia de Iván Duque de aplazarla para noviembre. El presidente argentino Alberto Fernández dijo que estaba en capacidad de asumir la organización, sin embargo, a los pocos días se retiró.

A tan solo dos semanas de comenzar, el certamen no contaba con sede. Estados Unidos y Chile ofrecieron su territorio para hacerla, pero la Conmebol escogió a Brasil. La decisión causó una tormenta política en ese país. Los opositores criticaron a Jair Bolsonaro por realizar un evento masivo mientras Brasil atravesaba una crisis por cuenta de la covid-19. La disputa termino en el Tribunal Supremo que, a tres días del partido inaugural, dio luz verde para que se realizara la Copa en territorio brasilero.

Puede leer: Con un golazo de Luis Díaz Colombia vence a Perú y consigue el tercer lugar de la Copa América 

La Copa América avanzó sin mayores sobresaltos. Un punto a favor para los organizadores que hicieron énfasis en los protocolos para mantener a raya a la covd-19. Sin embargó, la decisión de ultima hora del alcalde de Río de Janeiro de permitir un aforo de 5.400 personas en la final causó cierto desorden en las afueras del estadio. Además de las aglomeraciones, las autoridades detectaron un 10 % de pruebas falsas que tenía que presentar los hinchas para poder comparar las boletas del partido.

Un inicio aburrido

Fueron bastantes los periodistas deportivos y expertos en futbol que criticaron la fase de grupos. Para ellos, el hecho de que a la ronda de cuartos de final pasaran 8 de los 10 equipos le restó nivel de competencia al torneo y permitió el desempeño mediocre de los equipos, que no tuvieron que hacer mayor esfuerzo para entrar a la segunda ronda.

El periodista Iván Mejía fue uno de los mayores críticos del certamen. En un Twitter escribió que eliminar a solo dos equipos en la fase grupos era una risa y calificó a la Conmebol de mercachifle. Días después, durante la final Argentina-Brasil volvió a hacer referencia a la baja calidad futbolística de la Copa: “A esto lo llaman ‘fútbol moderno’. Nada que ver con el nivel de la Euro. Fútbol de no dejar pensar, recibir y controlar. En algún momento intentarán jugar a la pelota“.

Messi: la figura

Tras 95 minutos de juego, Leonel Messi por fin pudo alzar por primera vez en su carrera la Copa América y se consagró como el jugador más destacado del certamen. Según la página especializada en estadísticas de fútbol SofaScore, el delantero ocupó el primer lugar en goles con 4 (posición que comparte con el colombiano Luis Díaz), en asistencias con 5 y en tiros al arco con 11. El portal le dio una calificación de 8,3 sobre 10.

El argentino también se metió en las estadísticas históricas de la Copa América. Igualó al arquero chileno Sergio Livingstone como el jugador con más partidos disputados del torneo, con 34.

Le puede interesar: Los seis atletas del equipo deportivo “más valiente del mundo”

Y en la final, junto con Neymar, protagonizó una escena de juego limpio y camaradería que seguramente será recordada por mucho tiempo. En medio de la celebración, las cámaras captaron a Messi abrazando y consolando al jugador del Paris Saint-Germain.   

Luis Díaz, sacó la cara por Colombia

Las decisiones están divididas frente a la actuación de Colombia en la Copa América. Con un triunfo, un empate y dos derrotas, el equipo tricolor tuvo un mediocre desempeño en la fase de grupos. Los cuatro puntos obtenidos le alcanzaron para clasificar a la fase final y obtener el tercer puesto, luego de derrotar a Perú.  

La decorosa posición sirvió para atenuar las criticas de algunos comentaristas e hinchas. En términos generales, el papel del directo técnico Reinaldo Rueda es calificado de aceptable y buena parte de sus jugadores tuvieron una destacada participación.

Al respecto, Gabriel Meluk, en su columna habitual en El Tiempo dijo: “A esta Selección que se rompe el lomo y defiende a brazo partido le falta un arquitecto de juego, un diseñador de espacios, un creativo. Simple. El equipo de Rueda es casi calcado del de Queiroz en la pasada Copa América”.

Aparte del arquero David Ospina, estrella en varios partidos, Luis Díaz fue la revelación de la sección y se llevó todas las flores de la crítica. Sus cuatro goles lo ubicaron en el primer puesto de la tabla de goleadores de la Copa, junto con Messi. La misma FIFA en un Twitter reconoció la excelente actuación del jugador del Porto: “Este mago hizo algunas cosas alucinantes en la Copa América. Que talento tiene Colombia”.

La vergüenza de un colombiano

La principal polémica de la Copa América ocurrió en el partido Colombia-Brasil. La anotación que le dio el empate parcial al equipo huésped (que ganó 2 a 1), en la que accidentalmente intervino el árbitro Néstor Pitana, causó todo tipo de críticas. La Conmebol apoyo la actuación del argentino y dijo que cuando él tocó el balón este no terminó en la red y tampoco generó una jugada directa de gol.

La polémica no termino en tierras colombianas y desembocó en una vergonzosa acción judicial que terminó involucrando a la diplomacia colombiana. En un hecho absurdo y de claro abuso de la justicia, Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas, interpuso una tutela en contra de la Federación Colombiana de Fútbol y la Conmebol para anular el partido.

El juez admitió la tutela y ordenó a las embajadas de los países involucrados notificar del acto judicial a Pitana, a la Conmebol y a la FIFA. Hace unos días la tutela fue negada por improcedente.

Aun así, el abogado volvió ser protagonista por radicar una queja ante la Conmebol por violencia simbólica llevada a cabo por el arquero de argentino Emiliano Martínez en el partido Argentina-Colombia.

1 Comentarios