El Sheriff fue más rápido que el Real Madrid y lo derrotó 2-1

Es una de las grandes sorpresas en la historia de la Champions League, el vencedor además nació de la mano de exmiembros de la KGB y pertenece a un estado no reconocido.


El Real Madrid perdió 2-1 contra el modesto Sheriff de Moldavia, en el Santiago Bernabéu. Una de las peores derrotas del equipo blanco en su historia.

El equipo de visita abrió el marcador con un gol del uzbeko Jasurbek Yakhshiboev (25), pero Karim Benzema empató de penal (65), antes de que Sebastien Thill hiciera el 2-1 definitivo (89).

Puede leer: El lío del padrastro de James evidencia el poder intocable del fútbol colombiano


El Real Madrid  ahora es segundo de su grupo, con tres puntos, a tres de los moldavos. Inter de Milán y el Shakhtar siguen en la tabla con un punto.

El FC Sheriff, el equipo sorpresa, tiene origen la KGB, la agencia secreta de la antigua Ex Unión Soviética, pues fue estructurado por dos antiguos miembros del servicio secreto soviético.

Los locales tuvieron el control del partido, pero se toparon con una muralla, Georgios Athanasiadis, el portero rival y hoy convertido en el héroe de su equipo.

El Sheriff buscaba las salidas al contraataque, por la izquierda, con pases largos al brasileño Cristiano, que sirvió un centro al área rematado de cabeza por Yakhshiboev para hacer el 1-0 (25).

El tanto dejó frío al Bernabéu, pero sirvió para despertar al Real Madrid, que dio más velocidad a su juego y puso asedio al área rival, frente a un Sheriff cerró todavía más sus filas.

Tras la pausa, Eden Hazard obligó a estirarse a Athanasiadis (56).



Hazard fue uno de los hombres más desequilibrantes de los merengues en sus conexiones con Benzema y Vinicius, quien provocaría el penal del empate tras entrar en el área con peligro, pero detenido con falta por Addo.

La pena máxima la transformó Benzema (65) para equilibrar el encuentro, animando a los merengues, que aumentaron su acoso con la entrada en el campo de Modric, Kroos, Rodrygo y Jovic (66).

Los cambios sirvieron para que el Real Madrid ampliara el campo, llegando y probando desde los costados de la cancha, tras pasar buena parte del encuentro tratando de llegar por dentro.

Pero, cuando mejor estaba el equipo merengue, el luxemburgués Sebastien Thill soltó un disparo desde la frontal poniendo el 2-1 definitivo.

Puede leer: La historia del inmigrante marroquí que apabulló a un neonazi en una pelea de boxeo

El FC Sheriff, el equipo sorpresa, tiene origen en la KGB, la agencia secreta de la antigua Ex Unión Soviética, pues fue estructurado por dos antiguos miembros del servicio secreto soviético.

Otro hecho particular de este equipo, fundado en 1997 y campeón constante de las ligas moldavas, es que tiene como sede a Transnistria, un estado no reconocido internacionalmente y que forma parte de la República de Moldavia.

1 Comentarios

Deja un comentario