Los productos que subirían de precio con la disparada del dólar, según el director del Dane

En entrevista con Diario Criterio, el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, explicó que alimentos como la carne y la papa, servicios como la electricidad y los productos de aseo podrían aumentar más de precio ante lo que está pasando con el dólar.

El dólar está disparado. Durante este martes, su cotización promedio fue de 4.627,36 pesos y la tasa representativa del mercado (TRM) vigente para el miércoles 13 de julio quedó en 4.627,46, con un incremento de más de 110 pesos.

TRM miércoles 13 de julio
TRM miércoles 13 de julio. Imagen: Superintendencia Financiera de Colombia

Esta subida del dólar preocupa a muchos colombianos pues varios productos de uso diario podrían subir de precio, lo que ya se había evidenciado con las cifras de la inflación reveladas hace una semana.

En contexto: Precios altos y disparada del dólar: el panorama económico pinta duro

Con corte a junio de 2022, Colombia registró un incremento anual del 9,67 por ciento en el índice de precios al consumidor (IPC), según reveló el Dane. Se trata de la inflación más alta en 22 años. Los alimentos son los que más han subido de precio, con 23,65 por ciento anual.

Inflación anual por componente.
Inflación anual por componente.

Así mismo, el bolsillo de los colombianos también ha sido golpeado por alzas en servicios como la electricidad, que ha tenido una inflación de 19,63 por ciento durante los últimos 12 meses.

Ante esta situación, Diario Criterio consultó al director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), quien hace un análisis detallado de los factores que han influido en la inflación y del panorama que se viene.

Vea la entrevista completa a continuación:

El dólar y la inflación

Diario Criterio: Mucha gente está preocupada por el precio del dólar. ¿Qué tanta incidencia tiene el dólar en los productos que consumimos a diario?

Juan Daniel Oviedo: Este espacio de Diario Criterio cae como anillo al dedo porque todos estamos viendo que la coyuntura de los últimos siete días ha estado alrededor de un incremento significativo de la tasa representativa del mercado.

¿Por qué canales nosotros vamos a ver un impacto de esa tasa representativa del mercado en el comportamiento de la inflación? En primer lugar, vamos a ver un encarecimiento de los costos de producción agropecuarios, particularmente en lo que tiene que ver con abonos, fertilizantes, concentrados de comida y productos farmacéuticos que van a afectar el costo de la producción de la carne de res, del pollo, de la leche y de muchas legumbres y hortalizas que demandan una gran cantidad de fertilizantes. El cultivo de la papa demanda, de forma masiva, el uso de fertilizantes, y este uso de fertilizantes va a exponer a los productores agropecuarios a unos mayores costos de producción.

El segundo canal lo vamos a ver en los productos de limpieza del hogar, en los productos de aseo personal, en donde vamos a encontrar que hay una oferta significativa de esos productos que se importa directamente como producto final y hay una buena parte de insumos en la producción nacional que también son importados. Por consiguiente, en los productos de limpieza y de aseo del hogar hemos visto unos efectos importantes en los últimos meses, en donde son el tercer aportante. En la división de gastos y servicios diversos vamos a ver algunas dificultades.

Tercer canal, que es muy importante: el precio de los servicios públicos domiciliarios, particularmente de energéticos, como el gas domiciliario y la electricidad, que se encuentran, en algunos componentes de su tarifa, indexados con la tasa representativa del mercado.

Adicionalmente, la fórmula del cálculo del precio de la gasolina corriente y el diésel está también reconociendo un comportamiento de la tasa representativa del mercado.

Esos son los tres principales canales. Sin embargo, vamos a ver productos del consumo básico, como el pan, en donde buena parte de la harina de trigo que se utiliza en Colombia para la producción de pan es importada y, por consiguiente, vamos a ver unos mayores costos de pan y también vamos a ver una escasez relativa de café en Colombia porque los altos precios de la carga de café y la tasa representativa del mercado van a llevar a que haya un incentivo muy importante a exportar café y no a venderlo en el mercado nacional.

Por último, el tema del vehículo particular y las motos: una buena parte de vehículos y motos que se ofrecen en el mercado nacional es importada y, por consiguiente, tenemos un camino de sensibilidad significativo de lo que está pasando en los últimos días.

Diario Criterio: ¿Cómo frenar esta subida? Se habla mucho de que el Banco de la República podría intervenir poniendo dólares en el mercado…

J.D.O.: Es importante recordar que, en ese tema, el Banco de la República tiene una regla de inflación objetivo, es decir, tenemos una autoridad que es afortunadamente de una ortodoxia de la política monetaria que nos está haciendo que la variable objetivo es la inflación, meta que nosotros tengamos, que sabemos que vamos a estar fuera de ella, pero no podemos renunciar a acercarnos a ella.

En este punto, el canal de control más importante que encuentra el Banco de la República, en este caso, está asociado con el comportamiento de la tasa de interés.

Lo que debemos conocer es que el comportamiento de la tasa de cambio es la confluencia de muchos factores, en donde Colombia está expuesta a la incertidumbre internacional que está generando el advenimiento, prácticamente inminente, de una recesión a nivel global, en donde el ajuste de las tasas del FED (Sistema de Reserva Federal) en Estados Unidos rápidamente permitieron que muchas ganancias relativas que se estaban observando en países emergentes se convirtieran en contra de ellos.

Inflación anual en América del Sur
Inflación anual en América del Sur. Fuente: Banco de la República

En este escenario de incertidumbre, el activo global más importante, que son los títulos del tesoro de Estados Unidos, en términos de seguridad y de estabilidad, pues todo el mundo está confluyendo hacia ese activo y, por consiguiente, está liquidando sus inversiones en pesos para poder comprar esos activos o esas inversiones en dólares.

Entonces, creo yo que más allá de la labor del Banco de la República, como posiblemente algunos pueden estar esperando, de vender reservas internacionales para generar una mayor oferta de dólares en la economía son tareas que pueden tener un impacto de muy corto plazo, pero que pueden desviar el cumplimiento del comportamiento de la inflación objetivo.

Yo creo que en ese tema vamos a ver más a un banco central con una posición posiblemente acomodaticia en relación con el comportamiento de la tasa representativa del mercado.

Diario Criterio: ¿Se podría decir que los precios seguirán subiendo?

J.D.O.: Vamos al grano: tristemente, sí. No hemos podido ver el efecto de la exención de aranceles en las importaciones de insumos agropecuarios porque el dólar se ha comido la ganancia del arancel. Y ahora, donde tenemos una evolución mucho más acelerada y mucho más alcista de la tasa representativa del mercado, seguramente los insumos agropecuarios, fertilizantes para la papa, que es el principal demandante de fertilizantes, junto con el arroz y la caña, van a tener mayores costos.

Tenemos los concentrados para comida para ganado, tanto vacuno como porcino, como para pollo. Esos concentrados van a incrementar su precio y, por consiguiente, en alimentos va a ser difícil que (…) vayamos a ver un ajuste importante.

El alza en la energía y en los alimentos son los principales protagonistas de la inflación en 2022. Foto: AFP
El alza en la energía y en los alimentos son los principales protagonistas de la inflación en 2022. Foto: AFP

Por otro lado, en servicios públicos domiciliarios: es ahí donde yo creo que hay un desafío muy importante de aproximarse a la política gubernamental, porque estamos en un círculo tipo bola de nieve: las tarifas de los servicios públicos se están empujando a la inflación, pero ellas mismas tienen derecho a ajustarse en función del comportamiento de la inflación. Por ejemplo, en la tarifa de acueducto, cada vez que la inflación anual, si fuera una escalera, sube un peldaño de 3 puntos, todas las empresas de acueductos tienen la posibilidad de cobrar un 3 por ciento más caro la tarifa del servicio de acueducto para recuperar los costos de producción.

Creo yo que en el tema de servicios públicos va ser muy difícil que nosotros veamos una disminución de ese proceso circular o tipo bola de nieve de la indexación del comportamiento de la inflación y, finalmente, el alza escalonada de la tarifa doméstica de los combustibles, tanto de gasolina corriente como de diésel y de la gasolina extra, va a seguir generando un aporte consecutivo de puntos al comportamiento de la inflación.

Así que va a ser muy difícil que de aquí a septiembre u octubre vayamos a ver una corrección importante en el comportamiento de la inflación.

Diario Criterio: ¿La guerra en Ucrania sigue siendo un factor importante?

J.D.O.: No tanto como un canal directo, sino como un contexto internacional de incertidumbre que afecta los precios, sobre todo, de los fertilizantes y de algunos cereales como el trigo que están localizados allá.

Recuerden que, para hacer fertilizantes y, por ejemplo, para hacer urea se necesita mucho gas, para producir amonio. ¿Quiénes son los duros de los fertilizantes? Canadá, que tiene una cantidad de pozos de gas; tenemos a Rusia, Ucrania, algunos países nórdicos. Es ahí donde está el clúster de producción de fertilizantes por los excesos de gas, en la medida en que el gas se usa para consumo doméstico, para generación de energía y también para fertilizantes.

Inflación en Colombia y Latinoamérica por guerra Ucrania
Inflación en Colombia y Améica Latina por guerra en Ucrania

Ese escenario tan incierto que se está generando está llevando a que todos los países del mundo estemos viendo una ola de inflación de alimentos y ahora, algo que es importante compararnos, todos los países del hemisferio norte que se aproximan al otoño y al invierno van a tener una dificultad muy importante para el aprovisionamiento de gas en términos de calefacción para esa próxima temporada invernal. Por consiguiente, la presión que va a tener el mercado de gas, que en invierno va a favorecer las necesidades de calefacción del hemisferio norte, seguramente puede generar escasez para la producción de fertilizantes y vamos a seguir viendo un incremento de (los precios) fertilizantes en el contexto internacional.

Diario Criterio: ¿Por qué estamos tan rezagados en la industria nacional de fertilizantes?

J.D.O.: A nosotros nos quedan seis o siete años de autonomía de gas y nosotros tenemos un uso intensivo del gas tanto domiciliario como vehicular. Entonces, tener la capacidad de aprovisionamiento de gas para poder tener una planta de generación de fertilizantes tiene unas dificultades e implica unas decisiones energéticas dentro de la matriz energética. Adicionalmente, requeriría una inversión inicial de cientos de millones de dólares que solo entraríamos a remunerar en el muy mediano plazo.

En ese punto, yo creo que esta crisis nos cogió, precisamente, con esa vulnerabilidad y es que somos autónomos en la producción de alimentos, pero (con) los insumos para producir esos alimentos estamos muy expuestos al contexto internacional.

Decisiones que no se pueden resolver, infortunadamente, en el corto plazo porque, les cuento, tenemos poca autosuficiencia de gas y el gas que estamos usando lo estamos consumiendo para generación de electricidad o para producir energía para cocción de alimentos en el interior de los hogares o en el gas vehicular.

Diario Criterio: Ahora que se acabaron los recursos del fondo de estabilización de combustibles, ¿qué va a pasar con la inflación y el aumento de los precios en el segundo semestre?

J.D.O.: Es un tema crítico. Miren no más, para que lo tengan en cuenta, la preparación en junio a la decisión del Gobierno de subir escalonadamente los precios de los combustibles para resolver ese déficit del fondo de estabilización de los precios: tenemos que las estaciones de servicio se pegaron al techo y se fueron al techo máximo de lo que permitía, sin el ajuste de julio, y eso explicó un punto de los 51 puntos que tuvo la inflación en el mes de junio.

Aquí tenemos una sensibilidad muy importante y, seguramente, vamos a empezar a ver 3, 4 puntos básicos del comportamiento de la inflación mensual aportados por los combustibles y eso se confirma cuando nosotros vemos los resultados de la inflación de energéticos, en donde efectivamente la inflación de energéticos ya se encuentra cerca del doble o incluso más de la inflación anual del 9,67 por ciento.

Diario Criterio: ¿Uno como ciudadano podría hacer algo para frenar esta inflación?

J.D.O.: Son cosas que pueden ser controversiales, pero la posibilidad de que el precio de la carne se ajuste es bastante remota en cuestión de meses. Entonces, buscar herramientas a través de las cuales podamos sustituir las fuentes de proteínas animales con proteínas vegetales puede ser una opción.

También hay que estar muy pendientes de esas legumbres y esas hortalizas que están teniendo ajustes de precios.

Adicionalmente, creo yo que, a sabiendas de que tenemos una inflación de electricidad bien importante y, sobre todo, las ciudades del Caribe colombiano, racionalizar el uso de electricidad y ser mucho más disciplinados con el consumo, en donde recuerden que nosotros todavía tenemos una cultura de consumo de electricidad que no es tan sostenible.

Esas pequeñas economías pueden entrar a marcar la diferencia en ese momento y ojalá que este efecto bola de nieve que genera la indexación de los servicios públicos domiciliarios al comportamiento de la inflación pueda ser tenida en cuenta por la nueva administración y el nuevo gobierno para establecer qué elementos podrían implementarse para diferir esos procesos de indexación en el tiempo y que no sigamos con esa presión alcista tan fuerte que tiene la inflación.

Diario Criterio: Se podría decir que el consumo de los hogares sigue siendo un factor importante en esta inflación ¿El día sin IVA también ha influido en esta forma en que se ha disparado el consumo?

J.D.O.: Recordemos que, en la inflación, el día sin IVA lo que hace es restar puntos de inflación. Es decir, cuando nosotros le presentamos al país, el pasado 5 de julio, que la inflación mensual había sido del 0,51 por ciento, esa inflación del 0,51 por ciento en realidad debió haber sido del 0,61 por ciento por los efectos exógenos que generó el día sin IVA en la división de prendas de vestir y calzado y en la división de información y comunicaciones, sobre todo en los equipos de telefonía móvil.

El día sin IVA, en el comportamiento de la inflación, genera unos ajustes puntuales que se compensan en el mes siguiente, pero sí estimulan una presión de gasto de bienes semidurables o de prendas de vestir o de línea blanca, como electrónicos, que puede estar llevando a que haya un sobredimensionamiento del gasto de los hogares con esa oportunidad que se piensa del día sin IVA y esto pueda estar también siendo un componente de inflación de demanda o el componente de demanda en la inflación que nosotros estamos viendo, que, desde mi perspectiva, todavía sigue siendo una inflación muy basada en los costos de producción de los bienes y servicios que se encuentran dentro de la canasta.

Día sin IVA
Día sin IVA

Diario Criterio: Se habla mucho de recesión. ¿Cuál es el panorama de Colombia, sobre todo porque estamos en un momento de crecimiento económico y de recuperación de empleos?

J.D.O.: Los fundamentales de la economía, como lo vamos a confirmar el próximo viernes con la publicación de las encuestas económicas que nos van a (mostrar) la dinámica manufacturera, de comercio y de servicios, nos muestran que todavía las señales de crecimiento a partir del estímulo que genera la demanda sobre el aparato productivo son bastante sanas.

No más recordemos que, cuando evaluamos el crecimiento que tuvo la economía colombiana en el primer semestre de 2021, cuando nosotros estamos viendo ese crecimiento del 8,5 por ciento, nosotros vemos que los gastos en consumo final crecieron a una tasa del 11,8 por ciento y la formación bruta de capital, a 19,7 por ciento.

Lo que nosotros todavía vemos es una economía que está muy estimulada por el crecimiento del consumo de los hogares y que apenas está entrando a recuperar las tasas de crecimiento de la inversión o de la formación bruta de capital fijo. Ahí es donde está el riesgo más importante, porque si tenemos una autoridad monetaria muy responsable, como es el Banco de la República, que con su posición ortodoxa está ajustando los tipos de interés, los canales de crédito para financiar esa formación bruta de capital fijo hacia finales del año se van a desacelerar o se van a volver más estrechos y, por consiguiente, vamos a tener una menor probabilidad de que el crecimiento de formación bruta de capital fijo sea robusta a lo largo de este año.

Eso sí va a poner a la economía colombiana, hacia finales de este año, a una exposición en donde el motor de crecimiento que ya tenía a lo largo de los últimos dos años y medio, que ha sido la demanda interna, sobre todo el consumo privado y el consumo público, se va a erosionar porque ya salimos de una pandemia, se tomaron todas las medidas correctivas, vemos a un presupuesto del Estado o a un gobierno que está ajustando su presupuesto general de la nación para cumplir la regla fiscal, pero vamos a ver unos tipos de interés que, ya ajustados, van a desincentivar posiblemente la formación bruta de capital fijo y, ahí sí, es donde necesitamos lograr que confluyan diferentes factores para que la exposición al contagio de una posible recesión global no sea tan acelerada como podría suceder de otra manera.

Le puede interesar: Foro de Davos: analistas advierten sobre el riesgo de la inflación para la estabilidad de América Latina

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio