‘El país de las aves’: un viaje de cantos y vuelos por la biodiversidad del país

El documental ‘El país de las aves’ destaca el trabajo de biólogos y biólogas colombianas, quienes durante los últimos meses han realizado expediciones de la avifauna en cinco regiones de Colombia.

Picos blancos, negros, naranjas. Plumas tornasol, amarillas y verdes. Un vuelo que habla de libertad, un canto indeleble, un parpadeo que emprende el viaje. Más de 1.999 especies de las cuales 82 son endémicas y únicas: así son las aves de Colombia, El país de las aves.

La magia de la diversidad de la fauna y flora en todo el territorio nacional, incluyendo los bosques húmedos, secos y andinos, fueron las razones que llevaron a Frank M. Chapman, un experto ornitólogo estadounidense, a recorrer y explorar algunos de los rincones del país en 1911.

El país de las aves
La producción hace parte de las ‘Expediciones BIO Alas, cantos y colores’, con las cuales se incorporarán datos históricos y modernos sobre las aves en el territorio nacional. Foto: Captura de pantalla documental.

Durante cinco años los científicos recorrieron decenas de localidades, tomando información valiosa, incluyendo un registro de los casi 16.000 especímenes de aves que actualmente reposan en museos y colecciones científicas norteamericanas.

Puede leer: “Colombia es un regalo del río Magdalena”: Wade Davis

Estos senderos y recorridos que realizaron los extranjeros hace más de 100 años, fueron los protagonistas del proyecto Expediciones BIO: Alas, Cantos y Colores realizado el año pasado y liderado por el Instituto Humboldt y el Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia.

Algunos de los momentos de esta expedición quedaron reflejados en el documental El país de las aves, una producción dirigida por Federico Pardo de Trópico Media, que contó con el apoyo de entidades ambientales y universidades del país.

A raíz del estreno de este producto, Diario Criterio habló con Laura Gómez Unda, bióloga, productora y realizadora audiovisual de Endémica Studios, para conocer más sobre el proceso de producción y rodaje de El país de las aves.

El país de las aves es una producción dirigida por Federico Pardo de Trópico Media. Foto: Captura de pantalla documental.

Emprender el vuelo

Laura fue productora y realizadora del documental. Hizo el proceso de investigación y junto a Juan Pablo Bueno estuvieron en campo grabando durante nueve días. 

“Teníamos un reto grande de mostrar cómo estas expediciones son realmente un beneficio para la investigación y para el estado de los ecosistemas”, expresa.

Puede leer: El viche, la bebida perseguida y menospreciada que está a punto de ser patrimonio de la Nación

Todo inició con una llamada del Ministerio de la Ciencia a Federico Pardo, uno de los fotógrafos colombianos más importantes del país en temas ambientales. Le contaron que se estaban haciendo unas expediciones (parte del proyecto de Bio) y que el objetivo de la producción estaba centrado en las aves. 

Como enamorados de las aves, nos contactaron a Federico, Juan Pablo y a mí y lo primero que se hizo fue plantear de qué se trataba la expedición, lo que se quería, y empezamos un proceso de investigación con los ministerios, el Instituto Humboldt y las universidades Nacional y de los Andes”, cuenta Gómez.

La idea era encontrar cómo ha cambiado el país, queríamos mostrar cómo esas transformaciones también han generado un cambio en las aves. Se sabe que muchas se pierden, pero también otras aumentan.
El documental hace parte de la Serie Colombia BIO, producciones que presentan los resultados de Expediciones Científicas BIO relevantes para el conocimiento de la biodiversidad del país. Foto: Captura de pantalla documental.

Un viaje por Colombia

El documental destaca el trabajo de expedicionarios colombianos que durante los últimos meses han hecho ciencia, integrando datos históricos y modernos de la avifauna de cinco regiones de Colombia que hicieron parte de las expediciones realizadas hace más de un siglo por ornitólogos del Museo Americano de Historia Natural, entre ellas Fusagasugá (Cundinamarca), Honda (Tolima), San Agustín (Huila), Morelia (Caquetá), y Barbacoas (Nariño).

Puede leer: Parques, galerías y museos: el arte se toma Bogotá en Semana ARTBO 2021

Por temas presupuestales el equipo solamente estuvo en Fusagasugá y luego viajaron a Honda, Guaduas y Fresno. Iniciaron rodaje a mediados de octubre y la última salida fue en diciembre del 2020. Pruebas contra el covid-19, tapabocas y todas las medidas de seguridad se mezclaron con la admiración de un territorio natural desconocido para muchos.

“Yo tuve el rol de entablar conversaciones con las mujeres que iban a liderar esa expedición y de hacer la propuesta de las preguntas. Federico hizo la propuesta de las expediciones mixtas. Se planteó desde el principio que conformáramos un equipo de hombre y mujer como un ejemplo de paridad de género y para mostrar que las mujeres también hacemos ciencia”, explica Gómez a Diario Criterio.

El documental destaca el trabajo de expedicionarios colombianos que durante los últimos meses han hecho ciencia, integrando datos históricos y modernos de la avifauna de cinco regiones de Colombia.

Aves madrugadoras

Las jornadas para observar las aves empezaban a las 4:30 a.m. cuando toda la zona aún estaba gobernada por la penumbra de la madrugada.

“Luego de tomarnos un tinto, cogíamos rumbo hacia los bosques para abrir las redes de niebla, donde las aves quedan suspendidas sin maltratarse. Estas redes las abríamos durante el día, y las horas de mayor pico de actividades de las aves eran como entre las seis y nueve de la mañana y entre las cuatro y seis de la tarde”, explicó al Instituto Humboldt Estefanía Guzmán, una de las biólogas de la expedición.

Puede leer: Entre el deseo y el deber, ¿qué pesa más?

Y así mismo fue el rodaje. Laura cuenta que aunque fue duro levantarse de madrugada, este ejercicio le permitió ver de cerca el arduo (pero satisfactorio) trabajo de los expedicionarios.

“El biólogo es supremamente apasionado. Tener las aves de cerca, hacer la colecta y ver cómo se hace el estudio, ver las plumas los colores, fue un privilegio, fue emocionante”, recuerda Gómez.

Colombia tiene más de 1.999 especies de las cuales 82 son endémicas.

Datos para el futuro

Después de recoger las aves de las redes, volvían a los campamentos a hacer los análisis.

“Se les toma el ADN, se miden las alas, el pico, se miran si son hembras o machos, si tienen algún parásito. Se hace la toma de muestras necesarias y la gran mayoría van a las entidades para seguir haciendo los estudios pertinentes”, afirma Laura. 

Cada uno de estos pasos, desconocidos para muchos, son los que se observan en el documental El país de las aves, el cual reúne testimonios de las mujeres que hicieron parte de la expedición y otros científicos involucrados en la misión.

Puede leer: El primer pulso de los presidenciables por el tema de las drogas

Adicionalmente, la producción incorpora datos históricos y modernos sobre las aves en el territorio nacional para identificar los cambios en su diversidad genética y poblacional.

Mujeres biólogas: un aporte a la ciencia del país

Uno de los momentos que más recuerda Laura fue el viaje a Fresno, donde estaban las mujeres biólogas encargadas de la primera expedición femenina sobre aves en Colombia.

“La pasión con la que hacen las cosas es realmente inspiradora, los ojos les brillaban al hablar de las aves. Cada vez que tomaban un ave lo hacían con todo el amor y la delicadeza, son conscientes y agradecen por su existencia, eso fue fascinante”, explica Laura. 

En total fueron cinco mujeres las que participaron en esta expedición, inspiradas principalmente por Elizabeth Kerr, una bióloga que hace parte de los archivos de la expedición de Chapman en Colombia, quien según los registros encontró varios de los especímenes de aves en Tolima.

De izquierda a derecha: Natalia Ocampo (líder de la expedición), Juliana Soto (coordinadora expediciones), Estefanía Guzmán (ornitóloga tolimense invitada), Daniela Garzón (ornitóloga tolimense invitada y Jessica Díaz (ornitóloga de la expedición). Foto: Equipo BIO Alas, cantos y colores.

“Fue una idea colectiva. Además de hacerle un homenaje a Kerr, queríamos reconocer el papel de la mujer en la ciencia y mostrar cómo es el trabajo de mujeres expedicionarias actuales”, dijo Natalia Ocampo al Instituto Humboldt.

Laura Gómez

Somos el primer país que más tiene aves en el mundo, así que conservamos una quinta parte de la diversidad mundial. Eso se debe entender como un tesoro que tenemos y debemos cuidar.

De acuerdo con el director general del Instituto Humboldt, Hernando García, “con ‘Alas, Cantos y Colores’ estamos escribiendo una nueva historia de las expediciones de aves en el país; una que debe ser conocida y vivida por todos los colombianos”.
 
El documental hace parte de la Serie Colombia BIO, producciones que presentan los resultados de Expediciones Científicas BIO relevantes para el conocimiento de la biodiversidad del país. Puede consultar la serie completa en este enlace: https://www.rtvcplay.co/series-documentales/colombia-bio.

7 Comentarios

  1. Que interesante
    Nuestro país uno de los más ricos en fauna y Flora
    Que bueno por estas mujeres biólogas que hicieron esta serie documental sobre nuestras aves

  2. Maria del Pilar Unda

    Me encanta el modo como en este video se expresan el conocimiento, la pasíón y la ternura de las mujeres biólogas en un tema tan importante como el de la riqueza y diversidad que contiene nuestro país. Felicitaciones

  3. Ana María Torres

    Que trabajo tan maravilloso, gracias a ustedes seguimos aprendiendo y admirando los grandes tesoros de nuestro país. Gracias mujeres y hombres que hacen ciencia para cuidar la vida. Son una verdadera inspiración.

  4. María Bernal Velez

    Gracias Mujeres Valiosas. Todo ese infinito amor, con el que impregnan su labor, es un aliciente para pensar que no todo está perdido y que como sociedad es mucho lo que tenemos por hacer para preservar nuestra inmensa riqueza nacional. Que la vida las bendiga hoy y siempre

Deja un comentario