¿Elecciones bajo fuego? Crecen las alertas de violencia electoral en el país

Los recientes atentados y ataques contra la fuerza pública, así como el asesinato de líderes sociales y defensores de derechos humanos, serían algunas de las estrategias de los grupos armados para incidir en las próximas elecciones. Para las organizaciones sociales, los 167 municipios que votarán por las curules de paz son los más afectados por esta escalada de violencia.

Los dos primeros meses de 2022 han estado marcados por la crisis de seguridad en varias regiones del país. Casos como el de Arauca han evidenciado una ola de violencia que afecta, en mayor medida, a las comunidades rurales. Tan solo en ese departamento la guerra entre el ELN, las disidencias de las Farc y otros grupos armados ha dejado 86 homicidios y 1.200 desplazados en lo que va corrido del año.

Lo mismo pasa en otros departamentos como el Cauca, donde las más perjudicadas son las comunidades indígenas. Según las autoridades de la región, en 2022 han sido asesinados 14 comuneros o líderes pertenecientes a estos pueblos. Así mismo, se han registrado cuatro masacres, tres secuestros y dos desplazamientos masivos.

Lea también: Elecciones 2022: ¿está sobrevalorado el voto de opinión?

El panorama que viven Cauca y Arauca se extiende por varias regiones de Colombia. Según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), este año se han registrado 22 asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos. Igualmente, se han reportado 19 masacres y tres asesinatos de firmantes de paz, en los departamentos de Arauca, Magdalena y Caquetá.

El tema resulta más preocupante, pues según varios analistas, este pico de violencia podría mantenerse por varios meses debido a la coyuntura de las elecciones. “Es probable que las amenazas y atentados contra líderes y candidatos aumenten, con el fin de persuadir su participación política e implantar miedo en las poblaciones para que no salgan a votar, prolongando los ciclos de violencia y la inseguridad en estos territorios”, dice un estudio de Colombia Risk.

Un informe de la Misión de Observación Electoral (MOE) señala que hay 319 municipios con riesgo electoral por violencia. Se trata de una cifra preocupante, pues en comparación con 2018 hay nueve municipios más en la lista. Esto, además, rompe la tendencia de disminución que se venía presentando desde las elecciones parlamentarias de 2010.

Recomendado: El rastro de los políticos tradicionales en las curules de paz por Córdoba

En cuanto a las 16 circunscripciones de paz, la MOE advierte que, de los 167 municipios que hacen parte del proceso, 145 presentan riesgo por violencia. Además, en 52 de estos municipios el nivel de riesgo es extremo.

El recrudecimiento de la violencia es una amenaza latente para la democracia colombiana. Estos hechos tienen un efecto sobre el proceso electoral, pues se impide la realización de actos de proselitismo político y se infunde miedo a la ciudadanía a la hora de ejercer su derecho al voto”, aseguró Alejandra Barrios, directora de la MOE.

Presencia de grupos armados en las circunscripciones de paz
Presencia de grupos armados PosFarc en las circunscripciones de paz – Elecciones 2022 – Pares

Así lo confirman algunos candidatos que deben hacer campaña en las zonas más azotadas por la violencia. “Hacer campaña por una de esas curules es una odisea y, a veces, casi que un suicidio. A mí me declararon riesgo extraordinario, pero el Estado solo me ofrece un celular y un chaleco antibalas”, le dijo a Diario Criterio Edward Álvarez, candidato a una curul de paz.

Para Víctor Barrera, investigador del Cinep, además de los riesgos ya mencionados, también preocupa que la violencia electoral deje de ser selectiva, como ya lo han demostrado los ataques con carros bomba. “Se convierte en una violencia indiscriminada que pone a la población civil en el centro de la confrontación en algunos territorios del país”, dice Barrera.

No se pierda: Los vergonzosos candidatos que aspiran a las curules de paz

El riesgo de los candidatos en las elecciones de 2022

La Fundación Paz y Reconciliación (Pares) asegura que desde el pasado 13 de marzo de 2021, fecha de inicio del calendario electoral, se han registrado 163 víctimas de violencia relacionada con las elecciones, 144 casos corresponden a amenazas y 19 a homicidios.

Se trata de una dinámica sostenida de incrementos de la violencia desde septiembre de 2021, siendo los últimos cinco meses los más violentos en lo que va del monitoreo realizado”, dice un informe de Pares.

Según esta organización, entre los hechos más graves de 2022 se destacan el atentado contra el gobernador de Caquetá, la amenaza de explosivos en una sede del partido Comunes, dos atentados contra diputados del Chocó y un ataque a la vivienda del alcalde de El Charco, municipio de Nariño.

Hechos y víctimas de violencia electoral - Elecciones 2022
Hechos y víctimas de violencia electoral – Elecciones 2022 – Pares

Las cifras que maneja la MOE son más alarmantes, pues señala que en los primeros diez meses del calendario electoral se documentaron 455 hechos de violencia contra líderes políticos, sociales y comunales en todo el país. El dato implica un incremento del 112,6 por ciento con respecto al mismo periodo en 2021. Del total de casos, 307 fueron amenazas y 81 asesinatos.

En los diez primeros meses del calendario electoral se han registrado diez hechos de violencia contra candidatos al Congreso (siete a la Cámara de Representantes y tres al Senado), uno de los cuales desistió de su aspiración con posterioridad al hecho. De estos ocho fueron amenazas, un atentado y un hecho de violencia contra la mujer en política”, agrega la MOE.

Puede leer: Gustavo Petro sigue ganando en la costa, pero los indecisos podrían voltear la balanza

El Ministerio del Interior, a través de la Comisión Nacional para la coordinación y seguimiento de Procesos Electorales, señaló que para estas elecciones se dispondrá de más de 1.300 esquemas de seguridad de la Unidad Nacional de Protección y la Policía Nacional, con el fin de proteger a los candidatos a la Presidencia, Congreso y curules de paz.

Varios candidatos y comunidades afectadas por la escalada de violencia reclaman acciones que vayan más allá de aumentar el pie de fuerza o los esquemas de seguridad. En Arauca, por ejemplo, los habitantes, luego de recibir la noticia de la llegada de dos batallones, le reclamaron al Gobierno atención humanitaria, apoyo a las manifestaciones, retomar relaciones diplomáticas con Venezuela y sentarse a negociar con el ELN.

Para los analistas, esta problemática va más allá de la percepción, como lo explica Jorge Mantilla, director de Dinámicas del Conflicto de la Fundación Ideas para la Paz (FIP). Según este experto, los índices de percepción coinciden con la tasa de homicidios, que ha alcanzado picos preocupantes. Esto plantea, como lo piden las comunidades, la necesidad de dar un giro a la estrategia de seguridad, con el fin de lograr unas elecciones en paz y un cambio de gobierno armónico.

Recomendado: Elecciones 2022: la pelea de los candidatos de centro en la búsqueda de aliados clave

3 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio