Lo que está en juego en las elecciones de este domingo. Análisis de Diario Criterio

Las elecciones de este domingo, en las que Gustavo Petro y Rodolfo Hernández se disputan codo a codo la Presidencia, según las encuestas y sondeos, van a marcar un cambio en la política nacional e impondrán fuertes retos al orden institucional del país.

La primer incógnita es si los colombianos van a escoger, por primera vez, a un presidente de izquierda, cada vez con más tintes y propuestas populistas, que busca transformar parte del orden político y económico, supuestamente para resolver reclamos y deudas populares.

Para esto, Petro plantea cambios sobre la propiedad y el uso de la tierra, del pago de los impuestos -en especial de los más ricos- del sistema de pensiones o del orden del modelo de exploración y explotación de petróleo, carbón, gas y energía eléctrica. Su propuesta busca extender más subsidios y beneficios para los más pobres.

Hernández, de derecha, también tiene propuestas y discursos que buscan llenar la insatisfacción que hay en buena parte de los colombianos contra de la corrupción, los partidos políticos y las falencias de un Estado que niega el bienestar y el progreso a sus ciudadanos. Para Hernández, la pobreza es consecuencia de un modelo corrupto que debe ser cambiado.

El segundo aspecto fundamental en juego es el modelo y el orden institucional. Tanto Petro como Hernández aparecen como representantes de un cambio que, desde el otro extremo, señalan como un peligro para el orden.  

Lea también: Escándalo: filtran simulacro de la Registraduría que da como ganador a Rodolfo Hernández

El líder del Pacto Histórico quiere empezar, desde el día uno, imponiendo transformaciones a través de medidas extraordinarias. Anunció que va a decretar la Emergencia Económica por el hambre endémica a la que está sometida la población. Y, a partir de allí, sin pasar por el Congreso de la República, establecer una política de subsidios y protección a los campesinos y pequeños productores. La lista de cambios no está clara ni definida.

Por su parte, el candidato de la Liga Gobernantes Anticorrupción dice que lo primero que hará será declarar la Conmoción Interior, reconocida por el articulo 213 de la Constitución, para recibir facultades especiales para expedir decretos con fuerza de ley, entre otros.

Segunda vuelta, quién ganará las elecciones en Colombia
Segunda vuelta en Colombia

Como se recuerda, Álvaro Uribe fue el último mandatario que usó esta medida como parte de su estrategia para impulsar la Seguridad Democrática. La implementó cinco días después de haber asumido la Presidencia. A pesar de no haber una amenaza de seguridad nacional ni de orden público, Hernández dice que la corrupción es una endemia que atenta gravemente contra la estabilidad institucional. Un remedio que puede terminar siendo peor que la enfermedad.

En últimas, tanto Hernández como Petro plantean interrumpir por un tiempo el orden constitucional e institucional, el primero parcialmente y el otro totalmente, como si el resultado en las urnas fuera un mandato para llevar acabo medidas extremas. Ahí, los poderes legislativo y judicial tendrán un papel importante para evitar rupturas y abusos.

Recomendado: Las regiones clave para definir presidente en la segunda vuelta

Una de las grandes preguntas que buena parte de los colombianos se hacen es si el país tiene una institucionalidad lo suficientemente fuerte como para ejercer los pesos y contrapesos diseñados en la Constitución y que fueron trastocados por la posibilidad de una reelección y cuyas consecuencias todavía vemos, por ejemplo, en la escogencia de las cabezas de los organismos de control.

¿Entenderá el nuevo presidente que este frágil y debilitado sistema de pesos y contrapesos debe ser preservado o fortalecido para no herir más nuestra democracia? ¿Lo intentarán romper a través de asambleas constituyentes, reformas a la carta magna o referendos para gobernar sin límites? Son solo algunos de los asuntos en juego.

El tercer gran factor en juego, precisamente, es la relación que habrá entre el gobierno, los partidos y la clase política tradicional. Es claro que, mientras Petro se ha acercado a una parte de ella, en los últimos meses, para ganar; Rodolfo públicamente la desprecia, pero en silencio la escucha y acepta sus apoyos bajo la premisa de no dar nada a cambio.

Un elemento que quedó claro y al descubierto en la primera vuelta es la pérdida de poder de los grandes partidos tradicionales y de sus líderes históricos. Uribe hace campaña en un silencio sepulcral sabiendo que, contrario a lo que ocurrió durante los últimos lustros, a quien apoye lo termina quemando.

César Gaviria se quedó en la política de finales del siglo XX y no pudo entender los acelerados cambios de los últimos años. Se quedó, como otros, tratando de negociar mermeladas y lentejas, cuotas de poder, pensando que eran una fuerza decisoria y definitiva. Y ni hablar del Partido Conservador, que podría ver en estas elecciones la difuminación de la cuña que se había convertido para ayudar a poner presidentes.

Puede leer: Íngrid Betancourt: Gustavo Petro es el capo de una organización delictiva

Al considerarlos los causantes de la corrupción y del despilfarro, Hernández propone una relación distinta con los congresistas, cuya base sería la confrontación. Por su parte, Petro, desde las elecciones legislativas, plateó la estrategia de construir una fuerte bancada propia con alianzas. Aunque logró tener el mayor número de curules no obtuvo el control del legislativo.

Es evidente que el próximo gobierno tendrá que negociar con los partidos y fuerzas a la hora de buscar una aprobación de sus grandes programas, empezando por el nuevo Plan de Desarrollo, que marca la ruta de la nación por cuatro años.

Rodolfo Hernández y Gustavo Petro. Elecciones
Rodolfo Hernández y Gustavo Petro. Elecciones

El cuarto elemento en juego es la credibilidad de la Registraduría Nacional y del sistema electoral, que está en duda y observación permanente. El manejo de los contratistas y de los software, lo sucedido con los resultados de la primera vuelta y las dudas que a última hora han dejado crecer al fantasma del fraude que algunos grupos quieren sembrar

Un quinto factor son las relaciones internacionales y la política exterior colombiana, que podrían sufrir un giro importante. Prácticamente desde que Marco Fidel Suarez decidió seguir a Estados Unidos como su respice polum (Mirar hacia el Polo Norte), Colombia mantiene un cordón umbilical con esa nación, pese a las dificultades que se presentaron durante parte del gobierno Duque y que el embajador de Colombia en Estados Unidos ha tratado de resolver en los últimos meses.

No se pierda: El once ideal de Gustavo Petro y Rodolfo Hernández

En caso de que Petro gane, se podría marcar un giro -tal y como lo ha advertido el candidato- hacia una relación de mayor independencia. ¿Será esto posible? Con el triunfo del candidato del Pacto Histórico se prevé un acercamiento con países de la región cercanos a su proyecto político como México, Chile y Argentina, y el restablecimiento de relaciones con Venezuela y Nicaragua. ¿Están los colombianos dispuestos a aceptar eso?

Por su parte, Hernández plantea una reducción del servicio diplomático y consular, algo que ya se intentó en el pasado y que demostró su total fracaso. Si algo se necesita en este momento es expandir la relaciones políticas y comerciales para ampliar el mercado de los productos colombianos. Incluso, hoy, el servicio es pequeño. Solo la Embajada de Colombia en Berlín, con muy pocos funcionarios, debe atender a varios países de Europa, que podrían ser grandes consumidores. Esta propuesta es populista, efectista y absurda.

Estos y otros asuntos fundamentales son los que se definirán en las urnas. Es claro que en la primera vuelta los colombianos votaron por un cambio, pero de darse un resultado apretado, quedará claro que no puede ser de cualquier manera ni a cualquier precio.

Lo cierto es que Colombia entrará este domingo al siglo XXI de la política, probablemente más cerca de lo que son las tendencias en América Latina que históricamente ha nadado en contracorriente.

Siga con: Las claves para votar bien informado en la segunda vuelta presidencial

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio