Emiro Aristizábal reemplaza a Enrique González Villa como cabeza de la Cámara Colombiana del Libro

El nuevo presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro (CCL) es economista de la Universidad de Antioquia, hizo un posgrado en London School of Economics y fue presidente de la junta directiva, así como coordinar del comité financiero de la entidad.

Luego de 12 años al frente de la Cámara Colombiana del Libro (CCL), Enrique González Villa dio un paso al costado y presentó su carta de renuncia como presidente ejecutivo de la entidad gremial, que agrupa a las empresas relacionadas con la industria del libro en el país.

Según le dijo la CCL a Diario Criterio, González Villa “tomó la decisión de descansar”, por lo que su renuncia se debería a motivos netamente personales.

Puede interesarle: El año de la recuperación en la industria editorial

En su reemplazo, la Junta Directiva de la entidad anunció la posesión de Emiro Aristizábal Álvarez, un economista de la universidad de Antioquia con estudios de postgrado en el London School of Economics, que ya sabe cómo funciona la Cámara Colombiana del Libro. No en vano, fue integrante y presidente de su junta directiva durante varios periodos, y también fue coordinador del comité financiero.

Además de esa experiencia puntual, Emiro Aristizábal ha sido gerente de empresas públicas y privadas, algunas de ellas del sector editorial. “Espero seguir trabajando por el desarrollo de un país de lectores, ahora desde este nuevo cargo como presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro”, dijo en sus primeras declaraciones.

Feria del Libro de Bogotá 2021
El regreso de la Feria Internacional del Libro de Bogotá de forma presencial será uno de los grandes retos de Emiro Aristizábal.

Aristizábal llega al cargo en un momento clave. El sector del libro se está recuperando luego del golpe que significó la pandemia y las encierros para editoriales y librerías en 2020, y tiene en frente uno de sus mayores retos: el regreso de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo) a la presencialidad, entre abril y mayo, con la que las empresas esperan recuperar totalmente sus ventas y las buenas cifras que traían en 2019.

De hecho, en entrevista con Diario Criterio a finales del año pasado, Gónzalez Villa explicó que las ventas en la FilBo representan siempre una doceava parte de las ventas totales del año y que su ausencia en 2020 y 2021 significó un duro hueco en las finanzas de las editoriales.

Le puede interesar: Lo invitamos a navegar nuestro listado de ‘Los 50 mejores libros de 2021’

Además de eso, Emiro Aristizábal debe enfrentar el nuevo reto del sector: la escasez de papel, que se agravó por la pandemia, la crisis de los contenedores que afectó el comercio mundial a finales del año pasado, el precio del dólar y otros factores externos e internos. Actualmente los más afectados son los libros escolares, en plena temporada, pero si el problema continúa, se podría ver una baja en la producción de libros y un aumento en el precio.

Otro de sus retos como presidente ejecutivo de la CCL es seguir modernizando la industria del libro. González Villa dio grandes pasos con el catálogo Colombia Lee, que agrupa la información de todos los libros que se consiguen en Colombia, y con la implementación -en medio de la pandemia- de páginas de comercio electrónico en casi todas las librerías del país.

papel
La escasez de papel ya afecta el precio de algunos útiles escolares.

Aristizábal también deberá seguir gestionando ante el Gobierno Nacional las distintas políticas públicas de promoción del libro y la lectura para cada uno de los subsectores de la cadena. Gestiones que debe hacer protegiendo siempre los intereses de todos los agentes del libro.

1 Comentarios

  1. Buena información
    Me entero acá que la CCL coordina lo referente a la FILBO y agrupa a las Empresas relacionadas con la Industria del libro a nivel Nacional
    Muyyyyy importante

Deja un comentario

Diario Criterio