‘Entre hilos’, una exposición para tejer las hebras de la memoria

La exposición ‘Entre hilos’ reúne cerca de 70 obras de artistas de departamentos como Antioquia, Cundinamarca, Huila, Nariño y Santander, en torno a técnicas de tejido literal y metafórico.

Los hilos nos corren por el cuerpo. Están en esa blusa favorita, en la manta tejida por la abuela, en la silla raída donde leía el ausente o en las hojas de papel adornadas con letras de amor.

El hilo, como conductor es el elemento primordial de Entre hilos, exposición curada por Natalia Cardona y Alejandro Triana que reúne artistas de diferentes generaciones, quienes a través de sus obras evidencian el diálogo que tienen con la experimentación y la tradición, en busca de sus propios lenguajes, creados a partir de múltiples narrativas que tejen, hilan y cosen; convirtiéndolas en ese hilo comunicativo cargado de ideas, pensamientos y preocupaciones, propias de sus investigaciones.

Inspirados por la tradición del tejido de los municipios cundiboyacenses Alejandro y Natalia decidieron darle prioridad al hilo, desde sus múltiples expresiones. “Hay una obra como la de Mariana Gómez que combina el hilo con el dibujo, en otra pieza como la de Leo Carreño la naturaleza misma hila y teje sus cuerpos”, aseguró a Diario Criterio Alejandro Triana.

Puede leer: Ancestralidad y minimalismo: seis exposiciones para visitar en junio

Es así, como Entre hilos rompe con la idea de que esto es solo una hebra larga y delgada elaborada con fibras textiles y se convierte entonces en un reflejo de los cambios de vida como lo hace la artista Ana Calle con sus muñecas; o en una forma de hablar del rol de la mujer en la sociedad como en el corsé de Gloria Erazo.

“El hilo tiene algo muy importante para nosotros y es que es muy cercano a las personas. Además, se utiliza en la comunicación, en la construcción de tejido social, de relaciones. Incluso en la exposición dialogan y se entrelazan muchas de las obras expuestas”, explica Alejandro Triana.

Entre hilos. Gloria Herazo -Dichoso el marido de una buena mujer.
Gloria Herazo –Dichoso el marido de una buena mujer.

Hilos que conectan con la naturaleza del ser

En Entre hilos se hacen presentes las historias y hebras de las y los 27 artistas provenientes de Antioquia, Cundinamarca, Huila, Nariño y Santander. Se habla de la intimidad y la memoria en obras como Recuerdo tejido de Paola Andrea Rodríguez quien tejió una colcha de seis metros de largo, pues “el hacer textil es para mí la conexión más profunda que puedo tener con la familia, además me hace pensar en la importancia de ser mujer y en la importancia de ser artista en una sociedad profundamente patriarcal”.

Puede leer: “La vida es la gran oportunidad que tengo para poder cumplir con la misión de mi alma”, Luz Lizarazo

Otras artistas también reflexionan sobre el ser mujer y la feminidad en esta exposición: Luz Helena Caballero busca hacer visible la coincidencia formal y simbólica entre dos divinidades femeninas asociadas a la protección: La Montaña y la Virgen María. Gloria Herazo presenta un corsé blanco bordado con frases como “Dichoso el marido de una buena mujer” y en su libro tejido Mamá Ana Milena Gómez quien durante sus procesos encuentra “una memoria femenina, silenciosa, silenciada, casi siempre invisible”.

Recuerdo tejido de Paola Andrea Rodríguez.

La perfección de la naturaleza se hila en esta exposición con dos obras que demuestran que la vida natural es mucho más fuerte de lo que se cree. Xikaria Stigmatta (Leo Carreño) combina una nostálgica máquina de coser con especies vegetales. Los hilos verdes de las plantas resignifican el objeto como una metáfora en una sola pieza hecha por elementos que tienen en común el amor de muchas mujeres que entre las plantas y las labores de confecciones tejieron y tejen vida.

Por su lado, Germán Arrubla presenta las telas con las que vendó los árboles talados del municipio de la Estrella, al sur de Medellín, en un campo donde confluyen una zona Forestal-Protector de uso rural y otra industria, comercial y de servicios. “El artista a manera de sanación venda los arboles talados con que después de un tiempo retira y evidencian como la naturaleza se “auto-sana” renaciendo y construyendo su tejido sobre la venda”, explican los curadores.

Puede leer: El caos citadino y sacro presente en los premios Luis Caballero

También hay dos piezas especiales de las Madres de Falsos Positivos de Soacha – MAFAPO. En una gran tela se dibuja un corazón con diferentes bordados en su interior, este es el resultado del trabajo colectivo de memoria por las muertes a sus hijos en el marco de los llamados Falsos Positivos. En otra, Cecilia Arenas usa retazos de tela para la construcción personal de las situaciones sucedidas a Mario Alexander Arenas Garzón (su hijo): un paso a paso por su camino hacia la muerte.

Entre Hilos
Arborescencia, Germán Arrubla.

“Cada obra es una historia, cada una está bordada de una forma distinta, todas están hechas con el corazón, hay unas con cargas más fuertes como las de las Madres de Soacha, las que hablan de la violencia machista o la violencia contra la naturaleza”, afirma Alejandro Triana.

Entre hilos es una mirada expandida del hilo como concepto y materialidad. Cada una de las obras tiene reflexiones profundas que constantemente invitan a que el espectador se pregunte ¿Qué se cuenta entre hilos?

La exposición estará abierta al público hasta el 2 de julio en el Centro Cultural y de Convenciones de Cajicá (Cl. 1 #3 E – 60, El Tejar, Cajicá, Cundinamarca) de lunes a sábado de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. Entrada libre.

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio