“Deforestar una hectárea en Colombia es delito, no importa si es un campesino o un cabecilla”: ministro de Ambiente

En entrevista con Diario Criterio, el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, hizo un balance de su paso por la cartera y de la gestión del gobierno de Iván Duque en temas como la lucha contra la deforestación. Correa también se refirió al problema de los asesinatos de líderes sociales y a la polémica por los pilotos de fracking.

El funcionario aseguró que el próximo gobierno tendrá grandes retos en materia ambiental, pero también nuevas herramientas para trabajar. Antes de dejar el cargo, Correa espera entregar nuevas áreas protegidas, avanzar en el control de los hipopótamos del Magdalena Medio y fortalecer las alianzas de cooperación internacional.

Diario Criterio: A pocos días de terminar su gestión, ¿qué avances le deja el Ministerio de Ambiente del gobierno Duque a la próxima administración?

Carlos Eduardo Correa: Estamos trabajando para dejar una carta de navegación, un camino para los próximos años. Queremos sembrar 180 millones de árboles, un millón de corales, proteger el 30 por ciento del territorio marino y terrestre; pero, más allá de eso, la política pública es la que hará que esto continúe.

Dejamos la Ley de Delitos Ambientales, que castiga la deforestación y el tráfico ilegal de fauna. Tenemos la Ley de Acción Climática, que será la carta ambiental de Colombia en los próximos 30 años. Dejamos capacidades para sembrar mínimo 180 millones de árboles cada cuatro años, tenemos bancos de semillas, viveros, tierra y personal capacitado, y dejamos un ministerio fortalecido, con visión de mediano y largo plazo.

Diario Criterio: ¿Y cuáles son los retos o las tareas pendientes?

C.E.C.: Vienen grandes retos como la reforma del Sistema Nacional Ambiental, ya tenemos el borrador y lo vamos a presentar. Hay que trabajar para mejorar el presupuesto del Ministerio de Ambiente, porque solo tenemos un 0,4 por ciento del presupuesto nacional y debe ser al menos tres veces más para cumplir las metas. Tenemos que restaurar un millón de hectáreas para 2030 y 2,5 millones de hectáreas en agricultura sostenible.

Lea también: MinAmbiente empezó control de hipopótamos. Dos ejemplares irán al Bioparque Ukumarí

Diario Criterio: Uno de los temas centrales es el de la deforestación. ¿Por qué hay tantas versiones y opiniones encontradas al respecto?

C.E.C.: Nosotros tenemos los datos a la mano. Nos basamos en los informes del Ideam, que con sus servicios satelitales entrega cada tres meses las cifras de monitoreo. Sin embargo, hay otras organizaciones con indicadores diferentes. El año con mayor deforestación en Colombia fue 2017, con 219.000 hectáreas. A partir de 2018, que inicia este gobierno, el tema se puso en el centro de la agenda.

Creamos el Consejo Nacional de Lucha Contra la Deforestación (Conaldef), donde trabajamos con las Fuerzas Militares, la Fiscalía, Procuraduría, Contraloría y otras entidades. Creamos la campaña Artemisa para lograr control territorial, porque aquí tenemos cultivos ilícitos, minería ilegal y acaparamiento de tierras.

Tenemos programas con incentivos en las comunidades para generar conciencia ambiental. Diez mil familias están recibiendo pago por servicios ambientales y ya tenemos 260.000 hectáreas conservadas. Más de 700 familias, sobre todo mujeres, han recibido certificados de manejo sostenible de bosques y de no maderables. Al tiempo, impulsamos los negocios verdes y el turismo de naturaleza.

Diario Criterio: ¿Cuáles han sido los resultados puntuales de todas esas estrategias?

C.E.C.: A partir de 2018 tuvimos una disminución en la deforestación del 10 por ciento. En 2020, el covid-19 complicó todo y aumentó 8 por ciento. En las próximas semanas tendremos la cifra de 2021, pero la meta del Gobierno es reducir la deforestación 30 por ciento y lo vamos a cumplir de acuerdo con la cifra de deforestación acumulada. Por otra parte, la meta de restauración es de 300.000 hectáreas.

Diario Criterio: Usted habla de control territorial y por eso surge la operación Artemisa. Desde las regiones señalan que esa operación ha golpeado a los eslabones débiles de la cadena, pero no a los grandes deforestadores. ¿Qué opina?

C.E.C.: Desde la promulgación de la Ley de Delitos Ambientales, en julio 2021, hemos logrado 270 imputaciones, de las cuales 27 son por deforestación. Hace seis meses sacamos el cartel de los 17 cabecillas más buscados por deforestación, 11 se entregaron y otros han sido capturados. Deforestar una hectárea en Colombia es delito, no importa si es un cabecilla, un campesino o un ganadero.

Hay que tener en cuenta que el dinero para deforestar viene del narcotráfico: a los campesinos les pagan hasta 3 millones de pesos por arrasar una hectárea. Hoy las operaciones están siendo más específicas y aunque en las regiones dicen que cierta persona no estaba deforestando, tenemos las pruebas.

Recomendado: “Iván Duque hace demagogia con Escazú en el exterior, pero no lo ratifica”: Iván Cepeda

Diario Criterio: Una de las causas claras de la deforestación es el acaparamiento de tierras. ¿Quiénes están detrás? ¿Ya están identificados?

C.E.C.: Podemos hablar de una familia campesina, un gran terrateniente o un narcotraficante y no necesariamente de la región. Todo esto proviene de actividades ilegales; deforestan, cultivan cocaína, hacen minería ilegal, acaparan tierra para meter ganadería, ampliar la frontera agrícola o simplemente para vender madera.

El 6 por ciento de los parches de deforestación tienen cultivos ilícitos y el 25 por ciento de los cultivos están a menos de un kilómetro de esos parches. Todo esto no es nuevo, aquí hay deforestación hace 30 años y por primera vez un Gobierno pone el problema en el centro de la agenda. No se trata de decir que no hay deforestación, claro que hay, por eso creamos Conaldef, Artemisa y estamos trabajando con las comunidades.

Diario Criterio: El Ministerio de Ambiente tiene metas claras sobre la defensa de las áreas protegidas, pero aun así persisten las alertas. ¿Qué está faltando?

C.E.C.: Tenemos que trabajar en conjunto. Por ejemplo, el Banco Agrario frenó todos los créditos en áreas protegidas. También prohibimos, a través de una resolución, la entrada de ganadería a esas zonas y, por supuesto, en los próximos días la ganadería que esté ahí será confiscada.

Diario Criterio: ¿Qué lecciones les ha dejado el trabajo con las comunidades y con la cooperación internacional en el tema de conservación?

C.E.C.: La cooperación internacional ha sido de vital importancia, dado el bajo presupuesto del ministerio. Por ejemplo, programas como Visión Amazonia, con los gobiernos de Noruega, Alemania y Reino Unido, apoyan el uso sostenible del bosque de la mano con las comunidades. Ellos están entendiendo que el bosque puede producir ingresos, cultivan asaí, camu-camu, copoazú, raíces, hojas, caucho y otros no maderables del bosque.

Diario Criterio: ¿Habrá anuncios de nuevas zonas protegidas antes del cierre de gobierno?

C.E.C.: Tendremos el parque número 60, el Parque Nacional Manacacías, en el Meta. Sin embargo, lo más importante es que Colombia tiene un compromiso de proteger el 30 por ciento de su territorio marino y terrestre para 2030. En el norte de La Guajira tendremos un área protegida en Beata, un santuario de biodiversidad que descubrimos hace poco.

Puede leer: La deforestación detrás de la carne que se consume en Bogotá

Líderes ambientales y Escazú

Diario Criterio: Usted dijo que Colombia no era un país peligroso para defender la naturaleza, pero los informes nacionales e internacionales sobre asesinatos de líderes medioambientales lo contradicen…     

C.E.C.: Global Witness planteó más de 60 casos, a los que les hemos hecho seguimiento para ver qué estaban haciendo esas personas en material ambiental y cuáles fueron las causas de lo sucedido, a partir de ahí hemos fortalecido el sistema de diálogo con los líderes. Si bien suceden cosas, no creo que podamos generalizar que en Colombia es peligroso conservar y proteger el medioambiente. Hay muchísimas personas que están tranquilas conservando, construyendo viveros, haciendo educación ambiental.

Diario Criterio: Eso nos lleva a hablar del Acuerdo de Escazú. ¿Por qué está tan estancado en el Congreso? ¿Qué han hablado con la coalición de gobierno?

C.E.C.: En 2019 se llevó al Congreso, luego entramos en pandemia, ahí tuvimos prácticamente un periodo muy complejo de socialización y al final los tiempos no dieron, porque hubo muchas dudas del sector privado, los organismos internacionales y organizaciones civiles. Cuando se archivó el proyecto, en 2021, a los diez minutos dije que lo volvíamos a presentar. Hicimos cuatro grandes socializaciones en Antioquia, la Región Caribe, la zona andina y la Amazonia. El 27 de octubre del año 2021 lo presentamos nuevamente, hemos estado ahí, pero no depende de nosotros.

Diario Criterio: ¿Por qué sigue generando tanto rechazo en los gremios? ¿Han hablado con ellos?

C.E.C.: Ellos tienen dudas, dicen que podría frenar proyectos sin ninguna justificación y tienen temores normales, pero nosotros hemos estado defendiendo el proyecto. Poner a todo el mundo de acuerdo alrededor de una cosa siempre será difícil.

Ministro de Ambiente Carlos Eduardo Correa entrevista
Ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa en entrevista con Diario Criterio

Los temas más polémicos

Diario Criterio: En marzo declararon a los hipopótamos como especie invasora. ¿Cómo va ese proceso y cuándo habrá una solución definitiva?

C.E.C.: A lo largo de los años no se hizo nada con el problema y hoy tenemos 133 hipopótamos. La decisión del ministerio fue declararlo como especie invasora y ahora se está construyendo un plan de manejo. Estamos trabajando en la esterilización de hembras, castración de machos y extracción hacia algunos zoológicos. Esas son las opciones, pero el plan de manejo estará listo en agosto.

El problema es el peligro que genera el hipopótamo en las comunidades y la afectación que causa en las áreas protegidas. Estados Unidos donó medicamentos para esterilizar y estamos trabajando con Kenia, Gabón y Reino Unido que nos están ayudando para encontrar una solución definitiva.

Diario Criterio: ¿En algún momento se ha planteado la caza o sacrificio?

C.E.C.: No quisiera adelantarme porque eso nos lo va a dar el plan de manejo. Por ahora, las opciones son esterilización, castración y extracción. En los próximos días, por ejemplo, llevaremos dos hipopótamos hacia el Parque Ukumarí, en Pereira. Claramente dos de 133 es muy poco, pero estamos trabajando.

Diario Criterio: Otro tema polémico es el fracking. ¿Qué va a pasar con los pilotos?

C.E.C.: Tenemos cuatro pilotos, ese fue el fallo de la Corte. El primero es el de Puerto Wilches que, de acuerdo con los tiempos y las diferentes acciones populares que se han hecho, continuaría su curso. Los otros proyectos van avanzando, no podría decir una fecha, todo depende de la socialización.

No al fracking- puerto Wilches (1)
Protestas contra el fracking en Puerto Wilches

Diario Criterio: Y la fumigación de cultivos ilícitos con glifosato…

C.E.C.: Aquí tenemos tres actores: justicia, salud y ambiente. Todo va al Consejo Nacional de Estupefacientes, que decide si va o no va. Se han solicitado varios planes de manejo en Nariño y el Catatumbo, pero las acciones populares han frenado los procesos. Nos acogemos a los fallos.

Diario Criterio: ¿Qué opina de la decisión de la Corte Constitucional de prohibir la pesca deportiva?

C.E.C.: Hace unos días sacamos el Manual de Pesca Deportiva con el Instituto Humboldt. Esta es una actividad muy importante para el desarrollo del turismo de naturaleza en nuestro país. Respeto las decisiones de la Corte, pero yo creo que el turismo de naturaleza es un sector que les va a generar ingresos a estas comunidades y por lo tanto tenemos nuestras dudas y objeciones.

Diario Criterio: ¿Fusionar el Ministerio de Ambiente con otra cartera le quita poder a la gestión que vienen haciendo?

C.E.C.: El Ministerio de Ambiente ha tomado una relevancia muy importante en Colombia, es una cartera que necesita ser fuerte por sí sola, sin fusionarse. Si bien muchos países tienen fusiones como Ambiente y Energía, como ministro creo que hoy más que nunca el Ministerio de Ambiente cumple un papel fundamental en la región y debemos fortalecer el Sistema Nacional Ambiental.

Siga con: Lo que la Corte Constitucional ignoró en su sentencia sobre la pesca deportiva

0 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio