‘La esquina redonda’: memorias de la antigua calle del Bronx

Una exposición del Bronx Distrito Creativo y el Museo Nacional de Colombia cuenta la historia de la antigua ‘olla’ y su transformación a través de maquetas, fotografías, videos y objetos rescatados de la zona.

Una estampita de la Virgen del Carmen, un peluche de Igor –el tierno burro de Winnie the Pooh– sucio y empolvado, un camión de juguete lleno de tierra, maquetas que muestran cómo eran las tiendas y las casas de la zona. Recorrer La esquina redonda es ver los vestigios de lo que fue la ‘olla’ más grande de Bogotá, un lugar en el que se movía uno de los mercados de microtráfico y de drogas más grande del país y en el que se cometieron cientos de crímenes.

Abierta al público en el edificio la Facultad del Bronx Distrito Creativo (calle 10 con carrera 15), muy cerca del lugar donde quedaba el antiguo Bronx, la muestra del Museo Nacional y del Bronx Distrito Creativo está conformada por 150 objetos rescatados en el lugar, así como por piezas producidas por los vecinos del centro de Bogotá, gestores culturales, investigadores y estudiantes en el Colaboratorio de Creación y Memoria, un espacio para la recuperación de la historia local que funciona en el único edificio que queda en pie en la antigua calle del Bronx y que será conservado.

Puede leer: Las telenovelas inolvidables de Martha Bossio

“Estamos trabajando en esto desde 2017 o 2018, mas o menos, un año después de que la Alcaldía desalojara y demoliera las casas de la zona, desde un acompañamiento que le hicimos a un grupo de chicos que vivían en el Bronx”, le dijo a Diario Criterio Andrés Góngora, curador de etnografía del Museo Nacional. “Ellos fueron a parar a una casa de apoyo del Idiprom (Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud) y con Susana Ferguson, una amiga que hace un trabajo de reducción del consumo, comenzamos a trabajar en un proceso de etnografía, para resolver una pregunta que ellos tenían: que había pasado con la gente y por que habían destruido el lugar”.

El primer resultado de ese trabajo fue una maqueta del Bronx, que actualmente se exhibe en el Museo Nacional. Luego, junto con la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (Fuga), que tenía el plan de hacer un museo en el Bronx Distrito Creativo, comenzaron a desarrollar el guion museológico y la curaduría. Esta exposición es, en parte, el resultado parcial de ese trabajo, que en algunos años se podrá ver en todo su esplendor en un museo que recuerde la historia de uno de los sitios más famosos de Bogotá.

_la antigua calle del Bronx

Pero, ¿por qué es importante hacer memoria sobre el Bronx y las ‘ollas’ de venta de drogas en Bogotá? Para Góngora la memoria es selectiva, y la memoria social lo es aún más. “Lo que se recuerda depende de cuáles son las políticas culturales e institucionales que deciden que se debe mostrar. Y nosotros creemos que nuestra cultura tiene lados luminosos, pero también tiene unos lados oscuros que toca hacer visibles. Si queremos conocer el efecto de las drogas, de la renovación urbana y de cómo tratamos a los habitantes de calle, es importante visibilizarlo”.

La vida cotidiana en el Bronx

La muestra que se puede visitar por estos días en Bogotá permite hacer un repaso por la historia de las ‘ollas’ en Bogotá: desde la famosa calle del Cartucho. Pero no enfocando el relato en una historia periodística, sino en la vida de las personas que estuvieron allí: qué pasó con ellas cuando la destruyeron, cómo terminó armándose la olla en el Bronx y, lo más importante, cómo era la vida cotidiana en ese lugar, más allá de los prejuicios, con fotos, videos, dibujos, cartas, juguetes, afiches y volantes.

Queremos mostrar que a pesar de que era un sitio complejo, con dinámicas violentas, con un grupo de seguridad privada que tenía su propio gobierno y con muchas víctimas, esa no era una zona aislada del mundo o una burbuja, sino que tenía una conexión con la ciudad. De hecho, estaba al lado de un batallón del Ejercito y al lado de la Comandancia de la Policía Metropolitana de Bogotá“, contó Góngora. 

Le puede interesar: La ‘Fiesta de la música’ llega a Bogotá con conciertos gratuitos del 21 al 25 de junio

Algunos objetos narran cómo era la vida en el Cartucho y la desaparición de ese lugar. También hay maquetas o la reconstrucción de lugares que fueron importantes en la zona y que mucha gente recuerda. Otros son objetos que se encontraron en las ruinas de lo que fue el Bronx y que luego descifraron, clasificaron y organizaron con la ayuda de los chicos de la zona, que hoy son parte del equipo detrás de la exposición. “Ellos son claves para nosotros, son quienes cuentan la historia porque tienen el poder y la legitimidad para hacerlo”, dijo Gógora.

La muestra está dividida por bloques temáticos como ‘Infancia’, ‘Espiritualidad’, ‘Salud y Sexualidad’, ‘Familias’, ‘Normas y drogas’. También hay espacio para la memoria de los artistas callejeros, los artesanos, los cachivacheros y ferreteros, cuyos oficios tradicionales conforman el patrimonio vivo de la localidad de los Mártires, así como para los ropavejeros y los cesteros.

Incluso hay espacio para la música, como el hiphop, que tuvo un papel esencial en el Bronx, debido a la afinidad de las letras con la vida cotidiana de los habitantes.

La muestra estará abierta de nueve de la mañana a cinco de la tarde y la entrada es gratuita.

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio