Certificado sanitario, vacunas y nueva ola de casos: ¿podrá Europa ganarle a la pandemia?

Con la esperanza de revivir los viajes y relanzar el turismo, entró en vigor esta semana el certificado sanitario adoptado por los países de la Unión Europa. La esperanza de reactivación y regreso a la normalidad se da a pesar de las amenazas por la propagación de la variante Delta del coronavirus en Europa.

El certificado consiste en un código QR que se puede llevar en un teléfono o impreso. El documento asegura que el portador está completamente inmunizado con una de las vacunas aprobadas en la UE. También se puede aprobar el certificado si la persona dio negativo en un examen reciente del virus o ya goza de inmunidad por haber superado la infección.

Puede leer: Más de 300 ONG le piden a la ONU condenar la ‘brutal represión’ de manifestantes en Colombia

La intención es que el certificado permita viajar por los 27 países de la UE y cuatro países que se asociaron a la iniciativa. Los agregados son Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein, además de los principados de Andorra y Mónaco.

Todos los países de la UE ya están interconectados al sistema, con la excepción de Irlanda, que sufrió un ataque cibernético a su red sanitaria pero espera sumarse al proyecto el 19 de julio.

Las condiciones del certificado

Los países del bloque estarán obligados a aceptar en su territorio a viajeros que ya estén completamente inmunizados con las vacunas autorizadas en la UE. Estas son las de Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson.

Aunque no están obligados, los Estados miembros también pueden admitir personas inmunizadas con vacunas autorizadas en ciertos países de la UE. Es el caso de la vacuna rusa Sputnik V, utilizada en Hungría, o de las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud, como la china Sinopharm.

En países como Francia ya se reanudaron los eventos en espacios cerrados. Foto: Stephane de Sakutin / AFP

Sin embargo, no se reconoce la versión de AstraZeneca fabricada en India (CoviShield). Esta versión es ampliamente utilizada en África, pero genera preocupaciones por diferencias en el proceso de manufactura.

Aunque los portadores de un certificado no deberían someterse a cuarentena o examen adicional, aún es posible que un Estado miembro introduzca restricciones. Los gobiernos podrían tomar medidas particulares si la situación del país o región de origen del viajero se deteriora.

Puede leer: "La sociedad secreta más grande del mundo": entre críticas y una historia oscura, el Partido Comunista Chino celebra su centenario

Sin embargo, amenaza la generalización de la variante Delta, originada en India, predominante en el Reino Unido y que expande el coronavirus en Europa. Delta podría provocar un nuevo “freno de emergencia” en la tentativa de relanzar el turismo.

Posibilidad de un freno

La variante Delta del coronavirus, especialmente contagiosa, representará un 90 por ciento de los casos en la UE a fines de agosto. La estimación la hace el Centro Europeo de Prevención y Control de las Enfermedades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también informó que los casos de covid-19 aumentaron un 10 por ciento en la última semana en Europa. Según Hans Kluge, director de la OMS para la región, las causas del repunte están en el “aumento de los contactos, los viajes y el fin de las restricciones sociales”. Según el experto, “habrá una nueva ola en la región europea excepto si seguimos siendo disciplinados“.

El Mobile World Congress, el evento más grande de tecnología en el mundo, se lleva a cabo con poco aforo en Barcelona. Foto: Josep Lago / AFP

Variante Delta vs. planes de vacunación

La variante Delta ya llevó a Alemania a incluir a Portugal, donde esta variante se volvió predominante, a su lista de países en riesgo. Alemania prohíbe prácticamente todas las llegadas desde este país.

El drástico aumento de las infecciones con la variante Delta en el Reino Unido, que le da al país una tasa de infección más de cuatro veces mayor que la de la UE, genera una profunda preocupación en el continente.

Los países de la UE habían adoptado una recomendación de permitir la entrada solo a viajeros completamente vacunados provenientes de fuera del bloque o personas con razones urgentes para viajar.

Puede leer: El turismo se recuperará hasta 2023: las millonarias pérdidas del sector durante la pandemia

Sin embargo, Portugal, España y Grecia inicialmente optaron por una actitud más flexible con la esperanza de reactivar sus sectores turísticos. Ante la presión de la variante Delta, los dos países anunciaron exigencias adicionales a viajeros provenientes del Reino Unido.

El 33,6 por ciento de la población de la UE ya fue completamente inmunizada contra el covid-19. El 50,5 por ciento de los habitantes de la UE, en tanto, ya recibió al menos una dosis de vacuna.

En agosto, Europa no estará totalmente inmunizada contra el coronavirus. 63 por ciento de las personas de la zona esperan aún una primera dosis, y ese será un periodo de vacaciones en el que habrá pocas restricciones y por tanto, más riesgos.

*Con información de AFP

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio