Con una nueva librería en el norte de Bogotá, el FCE inició su plan de expansión en Colombia

La nueva librería se llamará María Mercedes Carranza y estará ubicada en la carrera 15 con calle 108. En los planes también está abrir otras sedes en Cali y en alguna ciudad de la costa. Hablamos con su directora.

Por estos días el Fondo de Cultura Económica (FCE), una de las editoriales más importantes en el mercado editorial en español, está preparando los últimos detalles para abrir al público su tercera librería en Colombia. Se llamará María Mercedes Carranza y estará ubicada en el norte de Bogotá (en el barrio Santa Paula), más específicamente en la carrera 15 # 108-05. 

La apertura de este espacio es una gran noticia para el país, ya que se trata de la primera acción de lo que el FCE ha denominado un plan de crecimiento y expansión de la subsidiaria Colombia, que no solo muestra el buen momento que pasa el sello mexicano en el país, sino también el interés del público colombiano por más librerías y centros culturales. De hecho, si los planes se cumplen según lo pensado, el FCE terminará 2023 con otras dos librerías en territorio nacional: una en Cali y otra en alguna ciudad de la costa Atlántica. 

Puede leer: Las joyas independientes: una mirada a las novedades literarias de estas editoriales

“La subsidiaria está en una muy buena situación en este momento –le dijo a Diario Criterio Gabriela Roca Barrenechea, directora del FCE Colombia–. Contamos con unos recursos propios y estamos reinvirtiendo en el negocio, que es nuestra razón de ser: más librerías, más importaciones, la edición de más libros. Simplemente vimos la necesidad y encontramos una oportunidad de crecimiento”

Una situación que (sumada a otras como la masiva afluencia de gente a la Feria Internacional del Libro de Bogotá) marca un contraste con lo que ocurría durante el primer año de la pandemia, con las librerías cerradas, las editoriales sin muchas novedades y, en el caso particular, el FCE subsidiaria Colombia envuelto en acusaciones de malos manejos y corrupción en contra de su entonces director Nahum Montt.

“Al norte de Bogotá le hacía falta una librería”

La decisión de ubicar la librería María Mercedes Carranza en el norte de Bogotá se tomó tras hacer un estudio de mercados para encontrar la mejor ubicación. “Evaluamos cuántas librerías hay en el norte de Bogotá. Estaban la Lerner, Tornamesa y Prólogo más hacia la zona de la 93 y Chapinero alto, pero más hacia el norte eran librerías que hacen parte de centros comerciales”. Esas librerías, explicó Roca, son buenas y tienen una interesante oferta de libros, pero no están concebidas como librerías de corte clásico, con libreros expertos y actividades culturales pensadas para reunir y convocar al público.

Fondo de Cultura Económica
La librería México, ubicada en el Centro Cultural Gabriel García Márquez en el centro de Bogotá.

“Pensamos que a este sector del norte de Bogotá, un sector comercial en crecimiento al que la gente le gusta visitar por sus restaurantes y sus diferentes lugares de esparcimiento le hacía falta una librería. También porque es una zona con una población flotante de personas que residen allíˆ: familias con niños pequeños, trabajadores, etcétera.”, añadió. 

La María Mercedes Carranza, de hecho, tendrá 130 metros cuadrados y una oferta de aproximadamente 13.000 ejemplares. Al igual que sucede en la Librería México, del Centro Cultural Gabriel García Márquez, en el centro de Bogotá, o en la librería Fernando del Paso, en el barrio Carlos E. Restrepo, de Medellín, no solo tendrá libros editados e importados por el FCE, sino también títulos de otras editoriales, incluyendo independientes, grandes, medianas y universitarias. 

Puede leer: Guía de librerías independientes en Bogotá: un mundo de letras por descubrir

Además de la apertura de esta librería, el plan de expansión del sello editorial del Estado mexicano en Colombia contempla varias aristas: ampliar el catálogo con nuevas publicaciones escritas por colombianos y colombianas, aumentar las importaciones de los libros producidos por la casa matriz en México y en otras subsidiarias como Argentina o Ecuador, y seguir abriendo nuevos espacios. 

Sobre este último punto, Roca comentó que ya están en la búsqueda de un local para sacar adelante un proyecto que aún tienen en borrador: otra nueva sede de la librería en Cali, que si todo sale bien, estaría lista durante el segundo semestre de este año. “Cali tiene una vida cultural impresionante: con grandes lectores, una vida intelectual muy ávida y despierta”, dijo.  

El siguiente paso, más a mediano plazo, sería otra sede en la costa Atlántica. Actualmente están evaluando diferentes ciudades, como Santa Marta o Barranquilla, y han encontrado que hacen falta librerías, a pesar de que ambas ciudades tienen muchos lectores y una vida literaria muy antigua. Si el plan se concreta, esta quinta sede podría estar lista en 2023.

Una muy buena noticia para el mundo de los libros en Colombia que demuestra que el interés por la lectura sigue más vivo que nunca y que no hay crisis que dure 100 años. 

3 Comentarios

  1. Que buena noticia esta libreria del FCE en el norte de Bogota , tan amplia , con actividades culturales y muchos libros para escoger
    CHEVERE

Deja un comentario

Diario Criterio