El regreso de la FilBo: la feria del reencuentro

Tres años y dos ediciones virtuales después, regresa a la presencialidad el evento cultural más importante del país: la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo). Un reencuentro que, seguramente, terminará de impulsar la recuperación de la industria editorial. 

Es difícil de calcular el impacto total que la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo) tiene en la industria editorial y en la vida cultural del país. Pero para dimensionar su importancia en un asunto puntual, como las cifras totales de ventas de libros en Colombia, se puede usar un dato que Enrique González Villa, hasta hace unos meses presidente de la Cámara Colombiana del Libro (CCL), le dio a Diario Criterio en diciembre: las ventas durante los días de FilBo representan una doceava parte de las ventas totales del año para las editoriales (es decir, tienen el peso de un mes completo). 

No en vano la ausencia de la versión presencial de la feria durante 2020 y 2021, cuando debido a la pandemia se realizó de manera totalmente virtual, se sintió en el mercado. Según las cifras de la CCL, por ejemplo, las ventas totales de libros pasaron de 799.000 millones de pesos en 2019 a 670.000 millones en 2020, una caída del 16,1 por ciento en la que el rubro de ventas en ferias del libro fue el que más influyó, con una reducción del 97 por ciento.

Puede interesarle: Cuatro obras para explorar la literatura de Corea del Sur

Y aunque las cifras de 2021 no han sido publicadas aún de manera oficial, se sospecha que la recuperación el año pasado no fue total, porque aunque las librerías ya estaban totalmente abiertas y hubo ferias, como la de Medellín o la de Cali, que volvieron a la presencialidad, la FilBo (la más grande del país) siguió siendo digital.

Pero su importancia va más allá de los miles de millones de pesos que deja de recibir la industria del libro. La feria es, sobre todo, un evento como pocos en Colombia, que es capaz de reunir durante dos semanas a miles de personas de todas las edades y las clases sociales alrededor de la lectura.

Desde los niños que asisten a las actividades del pabellón infantil, pasando por los adolescentes que entran a la zona de anime e ilustración o que hacen fila para ver youtubers e influencers, hasta los jóvenes y adultos que asisten a las charlas y las firmas de autógrafos de sus autores favoritos. Es un espacio para hablar de libros, música, animación, ciencia, gastronomía, tecnología y cultura. Uno que solo en 2019 congregó a 605.000 personas. Un récord histórico.  

Feria del libro de Bogotá
Feria Internacional del libro de Bogotá

Andrés López Valderrama, presidente ejecutivo de Corferias, uno de los socios principales del evento desde hace 34 años, incluso va más allá y dice que la feria no solo fortalece a la industria editorial y al sector de la cultura, sino que “aporta a sectores paralelos que se benefician de la actividad ferial como lo son el turismo, la hotelería y la gastronomía”. Sobre todo, por la gran cantidad de invitados internacionales que asisten. No solo escritores, sino expositores o personas de la industria editorial hispanoamericana. 

Por todos esos motivos, los organizadores han llamado a la edición de este 2022, que vuelve a realizarse de forma presencial, la FilBo del reencuentro. Un nombre bastante adecuado para la emoción de volver a caminar por pasillos llenos de libros, de visitar el pabellón del país invitado de honor o de reencontrarse con escritores y escritoras de todo el mundo.

Puede interesarle también: Algunos de los invitados internacionales a la Feria del Libro

Como lo explica Andrés Sarmiento Villamizar, nuevo director de la FilBo, “la feria vuelve para que todos volvamos. Para celebrar, después de tiempos adversos, el hecho de estar vivos; para conversar sobre el país y el mundo que nos rodea y que cambia día tras día; para reflexionar sobre lo que fuimos, lo que somos y lo que queremos ser y, sobre todo, para leer”.  

Los organizadores, de hecho, están preparando una edición con la que buscan volver a convocar a más de medio millón de personas en dos semanas. Con Corea del Sur (una potencia audiovisual, tecnológica y económica) como país invitado de honor, con asistentes de lujo como Ban Ki-moon, exsecretario general de las Naciones Unidas, y con escritores como Mircea Cataerscu, Camila Sosa Villada, Tiago Ferro, J.J. Benítez, Anne Boyer, John Katzenbach o Gabriela Wiener, entre muchos otros.

Feria Internacional del Libro de Bogotá
Feria Internacional del Libro de Bogotá

Serán, en total, más de 500 invitados de 30 países, y más de 1.600 eventos en las instalaciones de Corferias, junto con otros 105 repartidos en distintos lugares de la ciudad, como librerías, bibliotecas y casas culturales. Eso sin contar algunas charlas virtuales con autores que no pueden venir al país como la escritora chilena Isabel Allende. 

Una agenda pensada para atraer a miles de personas con todas las medidas de bioseguridad (se solicitará carné de vacunación y las charlas estarán repartidas de forma equitativa durante los 14 días) y para demostrar, una vez más, que la FilBo, como dice Emiro Aristizábal, actual presidente ejecutivo de la CCL, “es el evento cultural más importante del país, es el escenario en el que se materializan todas las acciones que se planean a lo largo del año y el momento para generar vínculos de largo aliento con nuestros lectores”

5 Comentarios

  1. Después de dos años que bueno que vuelve la feria del libro con un programa tan completo e invitados especiales
    Tienen razón en llamarlo La Feria del reencentro

Deja un comentario

Diario Criterio